Letras

La Psicología del color (Parte 3/3)

Letras La Psicología del color (Parte 3/3)

Para finalizar la correspondencia entre tonos y simbolismos, aquí están los 5 colores restantes analizados por Eva Heller con el fin de establecer una conexión entre el contexto socio-cultural y la percepción que tenemos de ellos.

 

Los colores son parte fundamental en la experiencia visual de nuestro mundo. Valoremos y disfrutemos del sentido de la vista, que es nuestra ventana al mundo de las formas y los tonos, así como de las sombras y los matices.

 

Dulce y delicado rosa

 

Su nombre proviene de una flor a la cual están asociadas cualidades típicamente femeninas; el encanto y la amabilidad que se convierten en la fortaleza de los débiles.

 

En nuestra cabeza, las imágenes rosas suelen ser suaves, pequeñas, tiernas o infantiles. También las expresiones eróticas delicadas y los desnudos artísticos suelen ser asociados al rosa, por su cuidado y ternura, aunque un exceso de este color puede resultar fastidioso y vincularse a valores conservadores que pueden ser tildados de aburridos o cursis.

 

 

Dato curioso: El diario The Financial Times (dirigido a hombres de negocios y empresarios), así como la revista deportiva italiana Gazetta dello Sport (leído casi exclusivamente por hombres) son impresos en papel rosa a pesar de ser identificado como un color “típicamente femenino”.

 

 

Oro: el materialismo y la arrogancia deseadas

 

Poca gente lo nombra como su color favorito, pero en contraste, muchos objetos deseados tienen el común denominador de ser dorados.

 

 

Oro y dinero son conceptos inseparables; una supuesta felicidad comprada es a lo que nos remite este color y las posesiones que portan su brillo. La fama, el lujo y sobre todo la idea del privilegio (el oro es un material muy escaso y codiciado) es lo que alquimistas, buscadores de tesoros y personajes codiciosos persiguieron y aún persiguen por el mundo.

 

 

Dato curioso: El mundo de la publicidad ha privilegiado al color oro poniéndolo en envases, papeles de cigarrillos y cajas de regalo, para envolver productos pretenciosos y con connotaciones sociales de status.

 

 

Luna plateada, hermosa y lejana

 

A pesar de ser asociado al dinamismo y la modernidad (desde la revolución industrial), existe la recurrente idea de que este color representa al “segundo lugar” por excelencia (después del oro).

 

 

Es el color del dinero “vil”, en contraste con la calidez que el dinero dorado simboliza. También es el elemento (astrológico) correspondiente a la luna, se asocia con lo bello y elegante, pero que nunca deja de ser frío y difícil de alcanzar, características propias del satélite de la tierra.

 

Dato curioso: No existen artículos de plata pura, porque en estado natural, la plata es demasiado blanda y debe mezclarse con otros metales que le den dureza para crear los artefactos, cubiertos y accesorios de lujo que usamos ocasionalmente.

 

Café: Un color poco apreciado, pero que está en todas partes

 

La predilección por el color café como favorito es escasa, a pesar de ser estar presente en muchos objetos de nuestra vida y existir en más de 95 tonos diferentes.

 

 

Se asocia con lo viejo, los sabores fuertes e incluso con los materiales robustos o espacios acogedoras (por la madera). En contraste, es ampliamente aceptado en el mundo de la moda, pues las posibilidades de equilibrio visual que ofrece al estar combinado con otros colores, lo hacen básico en prendas y accesorios.

 

 

Dato curioso: El tono bronceado en la piel (café) llegó a ser un ideal de belleza después de la Segunda Guerra Mundial, pues la mayoría de la gente en Europa trabajaba en fábricas y tener la piel bronceada significaba que podías “permitirte” unas vacaciones ocasionales.

 

Gris artístico, olvidado y hasta cruel

 

Los tests psicológicos suelen asociar al color gris con el olvido, la vejez o lo viejo. En nuestro actual mundo audiovisual, lleno de brillantes colores y fluorescentes llamadas de atención a la retina, el gris parece ser un color sin lugar.

 

 

Pero alejado del consumismo y la publicidad, en el mundo artístico, el gris tiene un lugar muy especial gracias a diversas técnicas pictóricas, plásticas y fotográficas que basan parte de su belleza en el hecho de alejarse de los colores llamativos y concentrarse en un mundo mono crómico (un solo color) que se mueve entre el blanco, el negro y sus intermedios.

 

 

Dato curioso: En algunas doctrinas espirituales hay una jerarquía para las almas perdidas según su vestimenta. Los que esperan ser redimidos andan en mortaja blanca, los diablos son negros y los que visten de gris (también con piel gris) son los seres del limbo, atrapados en el intermedio de todo.

 

La psicologia del color según Goethe

 

Parte 2

 

Parte 1

 


Referencias: