La tristeza como alivio para el alma
Letras

La tristeza como alivio para el alma

Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

4 de enero, 2016

Letras La tristeza como alivio para el alma
Avatar of Julieta Sanguino

Por: Julieta Sanguino

4 de enero, 2016


¿Cómo curar el alma cuando al parecer todo está perdido?

Con un corazón palpitante y una mente activa, todos los jóvenes poetas deberían tener en cuenta la tristeza, porque los beneficios de la melancolía son bien conocidos. Van Gogh, Kierkegaard o Goethe fueron algunos de los más grandes artistas que se inspiraron en su melancolía diaria para crear sus más grandes obras. Nietzsche escribió que “una cantidad medida de sufrimiento, es esencial para el alma”.

depresion

Considerado como el poeta alemán más relevante, Rilke influyó en toda la prosa de Europa. Realizó una única novela llamada Los cuadernos de Malte Laurids Brigge en la que describe los contrastes sociales parisinos, llenos de pobreza y destrucción. Pero quizá su libro más conocido sean sus Cartas a un joven poeta, en el que, logra demostrar que en muchas ocasiones, esas reflexiones pueden ser imperecederas, siempre en un momento ideal para la vida de jóvenes y viejos; de hombres y mujeres, de poetas y bohemios que buscan vivir la vida con el ideal de los grandes.

depresion

Para Rilke, una de las cosas más importantes en la vida es lograr descubrir lo que el amor significa y preguntarse algunas cuestiones que más tarde se convertirán en una parte esencial de nuestra individualidad. En Cartas a un joven poeta, Rilke nos muestra su lado más humano, nos da su consejo y guía no sólo para ser un gran poeta, sino para vivir y tener una vida hermosa. En su libro aborda temas como la poesía, el amor, la muerte, la armonía de la vida y el mundo interior.

Exploró el valor de la tristeza como una fuerza clarificadora para el interior de nuestras vidas. Y nos regala una reflexión acerca de esos momentos que nos parecen completamente opacos pero que si los miramos con detenimiento, aprenderíamos que nuestra vida logró iluminarse después de superarlos.

tristeza tren

En su carta del 12 de agosto de 1904, la carta número VIII, Rilke habla sobre la tristeza:

“Yo creo que casi todas nuestras tristezas son momentos de tensión que experimentamos ´como si se tratara de una parálisis”. Rilke asegura que, la tristeza, acompañada de la soledad,  nos permite transformarnos, “por ello es tan importante permanecer solitario y alerta cuando se está triste”.

Sin embargo, asegura el gran poeta, en muchas ocasiones nos engañamos por miedo a sentir y perdernos en los cambios de nuestro alrededor, lo que en muchas ocasiones, llega a producir vértigo.

“Usted ha tenido muchas y grandes tristezas, que ya pasaron, y me dice que incluso el paso de esas tristezas fue para usted duro y motivo de desazón. Pero yo le ruego que considere si ellas no han pasado más bien por en medio de su vida misma. Si en usted no se transformaron muchas cosas. Y si, mientras estaba triste, no cambió en alguna parte -en cualquier parte- de su ser. Malas y peligrosas son tan sólo aquellas tristezas que uno lleva entre la gente para sofocarlas…

Si nos fuese posible ver más allá de cuanto alcanza y abarca nuestro saber, y hasta un poco más allá de las avanzadillas de nuestro sentir, tal vez sobrellevaríamos entonces nuestras tristezas más confiadamente que nuestras alegrías. Pues son ésos los momentos en que algo nuevo, algo desconocido, entra en nosotros. Nuestros sentidos enmudecen, encogidos, espantados. Todo en nosotros se repliega. Surge una pausa llena de silencio, y lo nuevo, que nadie conoce, se alza en medio de todo ello y calla…

Por eso pasa la tristeza. Lo nuevo que está en nosotros, lo recién llegado, se nos entra en el corazón, se desliza en su cámara más recóndita, y ya tampoco está allí: está en la sangre. Por esto es tan importante permanecer solitario y alerta cuando se está triste. Pues el instante aparentemente yerto y sin suceso en que el porvenir nos penetra, se halla mucho más cerca de la vida que aquel otro momento, ruidoso y accidental, en que el futuro nos acaece como si proviniese de fuera.

Cuanto más callados, cuanto más pacientes y sinceros sepamos ser en nuestras tristezas, tanto más profunda y resueltamente se adentra lo nuevo en nosotros. Tanto mejor lo hacemos nuestro, y con tanto mayor intensidad se convierte en nuestro propio destino. Así, cuando más tarde surge el día en que lo futuro "acontece" -es decir: cuando al brotar de dentro de nosotros pasa a los demás-, nos sentimos íntimamente más afines, más allegados a él”.

tristeza


Así, el gran poeta nos habla sobre lo que necesita alguien para superar esa tristeza y convertirla en aprendizaje, luz y sabiduría, porque no siempre la tristeza es el fin del mundo y no siempre deberíamos querer morir cuando la sentimos. Porque la tristeza es una de las cosas más hermosas cuando se aprende a mirar, cuando conocemos que, como dice el dicho “después de la tormenta siempre viene la calma” y no sólo la calma, sino que, de pronto, el miedo desaparece y nos hacemos más fuertes, capaces de enfrentar una y otra vez aquello que pensábamos imposible de sortear.

Rilke nos enseña lo bueno que existe detrás de la tristeza, pero es labor de cada uno, aprender a enfrentarla.

tristeza

***

Te puede interesar: 

20 hermosas y tristes canciones para reconfortar el corazón

Películas para días tristes

Referencias: