4 libros que debes leer para entender el genio de Roberto Bolaño

4 libros que debes leer para entender el genio de Roberto Bolaño

Por: mediodigital -



Además de ese fenómeno literario, o mejor dicho: editorial, que se conoció como el boom latinoamericano en los años 60, pocos momentos en la historia de las letras de este continente han tenido los decibeles de la obra de Roberto Bolaño. Irónicamente, como suele ocurrir a los grandes artistas, el chileno fue más apreciado hacia el final de su vida y aún más después de su muerte. Para algunos un autor sobrevalorado, para otros uno de sus favoritos, lo cierto es que el escritor chileno, como toda gran figura, arrastra generaciones enteras de seguidores fieles y de detractores.


libros de roberto bolano


En 1968, con quince años apenas, Bolaño llegó junto con su familia a Ciudad de México, sitio que vería brotar su vena de escritor. A los dieciséis abandonó definitivamente la secundaria y se dedicó a un encierro de lectura, escritura y uno que otro trabajo en revistas y periódicos. Su peregrinar y compromiso "ideológico" lo llevaron de vuelta a Chile en 1973, pero la dictadura pinochetista mostraba sus garras, por lo que regresó a México, haciendo dedo, en 1974. Durante ese año aflorarían sus amistades más viscerales. Conoce principalmente a Mario Santiago Papasquiaro y al chileno Bruno Montané, con quienes, además de muchos otros, conviviría en un entorno bohemio dedicado al arte y a la literatura y fundaría el infrarrealismo.

Erróneamente se ha distorsionado la figura de Bolaño como un punk. En realidad, el escritor formaba parte de un grupo de jóvenes inconformes con el panorama cultural de México. Los infrarrealistas, más cercanos quizás a los beatniks, repudiaban el sistema de becas y de subsidios asignados para unos pocos elegidos, como Octavio Paz, entre otros. Era común que en eventos o recitales de estos autores protegidos por la benévola mano del Estado irrumpieran los infrarrealistas para sabotear con su perfomance de poesía incendiaria. 


Roberto Bolano en Barcelona, 1979-w636-h600 


En Barcelona la vida no lo trató mejor. Vivió con familiares, amigos y de aquí a allá, desempeñando trabajos variados. Pero su vena literaria le generaba algunas ganancias. Empezó a hacerse notar al ganar varios concursos de poesía, relatos y novelas. Poco a poco iba gestando su obra, que podría definirse como macrotema, un universo metaliterario, mezcla de ficción y realidad. Todos reconocen su momento cúspide en Los detectives salvajes, novela ganadora de dos prestigiosos galardones en el mundo literario de habla hispana: el Premio Herralde de Novela en 1998 y el Rómulo Gallegos en 1999. No obstante, esta obra, ciertamente cumbre y neurálgica en su trayectoria y vida, no resume a cabalidad su vasta producción y el sentido de su genio. En cierto modo, Bolaño, o su obra, rehuye de categorizaciones o las redefine, pero en gran parte de ella se pueden trazar las coordenadas de un mundo literario construido a partir de sus referentes, su enorme bagaje cultural y literario y las más cercanas experiencias extraídas propiamente de la realidad y del mundo que le tocó vivir. A continuación una breve reseña de 4 de sus libros que todo amante de su obra debe leer para entender su genio.


La pista de hielo (1993)


libros de roberto bolano


Suele considerarse la primera novela del chileno, pero en realidad es la tercera. En 1984 ya había publicado La senda de los elefantes (reeditada en 1999 por Anagrama como Monsieur Pain) y Consejos de un discípulo de Morrison a un fanático de Joyce, escrita a cuatro manos con el autor catalán A. G. Porta. Se enfoca en un extraño asesinato ocurrido durante la temporada de verano en un pueblo de la Costa Brava catalana (donde Bolaño trabajó como vigilante nocturno de un campamento turístico). La historia es narrada por un chileno, un mexicano y un español (referencias claras a los países en los que vivió el autor), quienes ofrecen su versión de los hechos y cruzan los relatos. La novela muestra ciertas destrezas estilísticas, pero también narrativas. Se trata de un thriller con tres personajes, cuyo trasfondo es el tema de la futilidad de la belleza y su desastroso desenlace. Aunque una obra menor en comparación con su producción futura (Los detectives..., Amuleto, 2666, etc.), en ella se puede apreciar la capacidad creadora y el tacto literario (y literal) de su prosa.


Los perros románticos (1993)


libros de roberto bolano


"En aquel tiempo yo tenía veinte años y estaba loco.
Había perdido un país pero había ganado un sueño.
Y si tenía ese sueño lo demás no importaba.
Ni trabajar ni rezar ni estudiar en la madrugada
junto a los perros románticos"

Fragmento del poema "Los perros románticos"

En una entrevista concedida al diario venezolano El Nacional, un periodista lo llamó "narrador" y dijo algo como "cuando usted escribía poesía...", a lo que Bolaño, quien ya empezaba a consagrarse, respondió con propiedad que él aún escribía poesía y que además se consideraba un buen poeta. Ciertamente había una fascinación de parte del chileno no sólo por la poesía, sino por la vida de poeta maldito. Muchos sostienen que Bolaño escribió relatos y novelas simplemente por razones económicas. Básicamente para ganar concursos y poder sostener sus gastos y los de su familia. Lo cierto es que su poesía es un tramo vital de su producción literaria. En 1993 publicó Los perros románticos, su tercer libro de poesía. Muchos de los poemas están inspirados en varios de los personajes que habitan en otras de sus obras. Lugares, experiencias y personas reales durante su juventud en México, Chile y parte de Europa convergen en este conjunto de piezas que colindan con lo narrativo. Desde su primera publicación ha tenido varias reimpresiones y ediciones. Junto con textos de Tres y Amberes, componen parte de La Universidad Desconocida, de publicación póstuma.


La literatura nazi en América (1996)


libros de roberto bolano


La primera edición de esta novela, que salió en Seix Barral, fue la que desencadenó el fenómeno Bolaño. Con ella el poeta chileno empezó a llamar la atención de la crítica y el reconocimiento, poco a poco, recayó sobre su obra. En ella se desarrollan varias de sus obsesiones: la literatura, la poesía, el fascismo y el mal, temas que encuentran reflejos y ecos en sus títulos más reconocidos (Los detectives salvajes, 2666, Estrella distante y Amuleto). La obra, de carácter metaficcional, funciona como una antología o enciclopedia de autores inventados por Bolaño, que componen un panorama de la producción literaria filonazi en la región. De esta obra se desprende el argumento inicial, casi idéntico, de Estrella distante. En ella además se nota la capacidad de crear universos enteros y de mostrar la cara inacabable del horror.


El espíritu de la ciencia-ficción (2016)


libros de roberto bolano


Hay quienes se resisten a indagar con demasiada seriedad en la primera producción de Bolaño. De hecho, tras su muerte, ha levantado cierta polémica el trato editorial que han recibido sus manuscritos. Sin embargo, es vital dar un vistazo a cómo empezó a fraguarse todo el universo referencial y literario de su obra. En esta novela de iniciación, publicada póstumamente por la editorial Alfaguara y una de las primeras del autor (escrita entre 1980 y 1984), dos jóvenes chilenos de 17 años intentan sobrevivir de la escritura y la literatura en la Ciudad de México. Se acaba la década de los 70 y Jan Schrella (seudónimo de Bolaño) y Remo Morán viven en una azotea, prácticamente sin luz y en condiciones precarias. Schrella se niega a salir de su casa y se encierra a leer novelas de ciencia ficción y escribirles cartas a sus autores favoritos. Con varios registros y voces narrativas, se entrecruzan historias reales con lo que parecen ser fragmentos fantásticos y oníricos, además de las epístolas delirantes de Schrella. En esta novela corta se hacen más evidentes los primeros planos mentales de lo que sería su obra cumbre: Los detectives salvajes, en la que asume el seudónimo de Arturo Belano. Un taller de poesía, juventud rebelde y, como el único escenario capaz de contener las dimensiones de los personajes y de sus historias, el trasfondo de una urbe vibrante, fascinante y al mismo tiempo terrible para un extranjero: la Ciudad de México.

***

Es mucho lo que se puede extraer de la obra de Roberto Bolaño. Asimismo, en sus propias palabras, directas, concisas y a modo de consejos, se condensa gran parte de una sabiduría entrañable, enorme y modesta al mismo tiempo, ideal para disfrutar la vida en la juventud.

Referencias: