Letras

Libros que debes leer mientras eres joven

Letras Libros que debes leer mientras eres joven

 

                                                “Cuando era joven leía casi siempre para aprender; hoy, a veces, leo para olvidar”.

-Giovanni Papini

 

No podemos culpar a nuestro futuro por lo que no hacemos ahora; el presente es el momento en el que vivimos y mientras éste pasa, debemos aprovechar la juventud para vivir al máximo. El tiempo corrompe la carne y llena la mente de ideas concisas e inamovibles que la experiencia ha forjado. La literatura no sólo es un refugio ante la tempestad del paso del tiempo, es una escuela, en la que el pensamiento humano se ha plasmado en papel. Las mentes más brillantes de la historia se encuentran ahí esperando heredar ese conocimiento. Existen libros que se deben leer y releer durante toda la vida, pero hay otros que pueden causar un mayor impacto durante la juventud. Esas novelas que incitaran al cambio de rutina, que mostraran lo que en realidad es la vida y lo que podemos hacer con ella.

Los libros cambian vidas y la encaminan a cierto punto; no es posible recorrer todos los caminos, pero la literatura nos ayuda a imaginarlos y a guiarnos hacia uno.

Esas personas que leen son las que se ponen en la piel de alguien, caminan su vida y sus problemas como un simulacro. Al final, sólo es un libro, pero lo que se vive en sus páginas se queda con nosotros. Llegará el momento en el que no encontremos la misma alegría leyendo esos libros, ya sea porque los protagonistas ahora son menores o quizá porque no vemos lo mismo a los 18 que a los 35. Estos son algunos libros que son esenciales leer durante la juventud. 

 

 

El extranjero – Albert Camus (1942)

  El extranjero

“No creo en Dios, me aburre”.

El legado existencialista más famoso del francés Albert Camus es una sinfonía de silencio preparada para crear un desinterés sobre lo que somos, lo que creemos y lo que entendemos. Nuestro cuerpo realmente no importa, pues es un recipiente en el que vivimos por tiempo limitado; la muerte no importa porque no sabemos qué es lo que sucederá después, de igual manera pasa con la religión y prácticamente cualquier situación. Indiferencia ante la vida, indiferencia ante la muerte, indiferencia total; es la noción que explota Camus y que realmente obligan a pensar a cualquiera que lo lea. Una época de incertidumbre como la juventud es perfecta para causar una crisis más grande y así experimentar un vacío existencial que permite purgar nuestra mente.

 

El principito –Antoine de Saint-Exupéry (1951)
El principito  

Con una película próxima a estrenarse, la popularidad del principito se elevará aún más. Lo que resulta sorprendente, pues este es uno de los libros que la mayoría lee en su niñez debido al grado de lecciones que da sobre el amor, la amistad, el respeto y los valores. La historia del principito siempre tendrá lecciones para todos, pues cualquier etapa es buena para leerlo, seamos niños, adolescentes o adultos. Pero es cuando somos jóvenes que podremos aprender más de él por los valores que enseña.

 

On the road – Jack Kerouac (1957)

On the road  

Basado en los viajes que el autor tuvo durante los años 40 y en los que recorrió Estados Unidos y México, Kerouac invita al lector a viajar y a conocer a partir de la propia experiencia en la que uno se perderá pero se encontrará espiritualmente. Sus viajes son un ejemplo de la aventura a lo desconocido. La amistad, el alcohol, la música y más hacen de la juventud un momento perfecto para experimentar, vivir y definir quién eres y a dónde vas.

 

1984 – George Orwell (1949)

1984  

Una historia en la que el mundo se rige bajo tres grandes naciones. La libertad es esclavitud, la guerra es la paz y la ignorancia es la fuerza. Mientras el hombre continúe siendo manipulado por los medios de comunicación y el gobierno, está condenado a vivir la realidad impuesta. Bajo esta noción, la historia puede ser alterada a placer de quien la controla, y lo peor es que la visión distópica de Orwell sólo era un mensaje de advertencia que poco a poco se ha ido haciendo realidad. La lectura cuestiona los estados totalitarios, los derechos humanos, la libertad de expresión e intelectual. Es una lectura que llevará a los jóvenes a cuestionar mucho más la información que les entregan.

 

The Catcher in the Rye – J.D. Salinger (1951)
  El guardian entre el centeno

Una de las pocas obras publicadas por Salinger mientras vivía. Esta novela acerca del joven Holden Caulfield, que abarca un día, es considerada una de las obras más importantes de la literatura del siglo XX. Con una mirada sarcástica y un sentimiento de superioridad ante casi cualquier persona, Claufield posee esa psique de la juventud que considera pertinente todo lo que hace, sabe qué es un ser imperfecto, pero aparenta estar bien. Las reflexiones del protagonista, mezcladas con una atmósfera fría y pasiva generan una identificación parcial con el Holden-

 

Rayuela – Julio Cortázar (1963)

  Rayuela

Rompiendo paradigmas, la novela no sólo es importante para ver las diferentes formas en las que la literatura puede estructurar una novela. Rayuela es una de las historias de amor y desamor más grandes de los últimos tiempos. La prosa del argentino Julio Cortázar arremeten de golpe a las mentes de sus lectores, confunde con la narrativa creando diferentes historias, pero sus personajes con características universales, cuyo sufrimiento y pasión hacen llorar a más de uno, es lo que hace de esta obra maestra una importante lectura obligada para la juventud.

 

 

El Banquete – Platón (S. IV a.C.)

El Banquete Platon  

El amor es un sentimiento que durante la juventud genera más problemas que soluciones, y qué mejor que aprender sobre tan conflictivo término con sabios como Platón y Sócrates. En este diálogo platónico varios filósofos se reúnen para hablar sobre Eros y hacer elogios a su nombre. Esto es lo que llevará a que se expongan varias definiciones de lo que es el amor, cada una válida de acuerdo a su interpretación, y como siempre, la de Sócrates que es con la que muchos concuerdan y que ha ayudado a surgir el mito del “amor platónico”. Pero si de popularidad se trata quizá la más romántica sea la de Aristófanes. Como todos los diálogos platónicos, las enseñanzas de este libro son para siempre.

 

Diablo Guardián – Xavier Velasco (2004)

Diablo Guardian  

La velocidad, las decisiones abruptas, la furia y la ira, la adicción, la música, el dinero, las drogas, el sexo… Lo que no aprendemos en la juventud acerca de cómo sacarle todo el provecho a la vida, como jugar en una delgada línea entre la cordura y la locura, Diablo Guardian lo enseña. La novela del escritor mexicano Xavier Velasco se ha convertido en una novela de culto. La forma en la que Violetta cuenta la historia de su vida, ese lenguaje coloquial, que raspa y la hoja y pica los ojos, que acelera, divierte e inquieta al lector. Salir de México camino a Nueva York a los 15 años equipada con más de 100 mil dólares quizá no sea el sueño de todos, pero nadie puede negarle a Violetta que ella jugó y apostó por todo.

 

Las batallas en el desierto – José Emilio Pacheco (1980)

  Las batallas en el desierto

Otra novela que crece con la juventud mexicana. Aunque las referencias a la ciudad sean muchas, esta novela sirve para cualquiera que sea joven. La verdad y la mentira, el recuerdo y el amor, se mezclan en la obra más famosa de José Emilio Pacheco. Así como este El fin de la infancia son legados del escritor a la juventud, en los que enseña que el sufrimiento viene de la mano del crecimiento.

 

Pizzeria Kamikaze – Etgar Keret (2006)

  Pizzeria Kamikaze

Los cuentos de Keret han saltado a la fama internacional gracias a su genialidad y su brevedad. En pocas páginas el joven escritor israelí crea mundos fantásticos que mezclan muchos géneros literarios. Desde un pulmón en una vitrina, hasta la muerte de Kurt Cobain, Keret lleva el existencialismo a otro nivel, en el que la fantasía y la realidad juegan un papel determinante que muchas veces no nos damos cuenta que generan cuestionamientos, pero no podemos dejar de pensar en ellos.


Referencias: