Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste
Letras

Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste

Avatar of Gamaliel Garnica

Por: Gamaliel Garnica

4 de octubre, 2017

Letras Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste
Avatar of Gamaliel Garnica

Por: Gamaliel Garnica

4 de octubre, 2017


Aceptar que las cosas en el amor no te salieron como querías siempre es difícil:



Es lógico suponer las cosas que suceden, por ejemplo, quién te dedicó esa canción que tanto cantas, quién te dijo que las nubes son tuyas y te mintió sobre ellas.


Ya sabes, lo mío es lo de siempre, si pudiera estar contigo te regalaría el Nueva York que tanto quieres en un beso, sabes lo que digo, te mostraría un mundo más allá de lo que dicen tus mapas, un lugar donde sólo existas tú y estas ganas mías de estar contigo en cualquier parte...


Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste 0


Pero ya ves, te gustan puros puñetas, nunca has sabido encontrar a alguien que sepa mostrarte que eres el metaverso de todas las creaciones y no sólo esas ganas que tienen de cogerte, pero mientras ellos te bajan las estrellas yo te llevo a ellas, y tú eres la pinche adicción que no cambia este mundo de mierda, pero hace soportable estar en él.


Luego vienen los pensamientos, esta imposibilidad de olvidarte, yo que te florezco en otoño. Tú eres el terremoto mismo, la fragilidad inventada de una muchacha que no ve más allá de lo que le importa, y está bien.


Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste 1


Mi error contigo fue hacer planes para lo que no sucedería, como si no me importara todo el pinche desmadre que traes en la cabeza, como si me valiera una chingada el amor que me tuviste.


Ojalá no extrañes la mano que te ofrecí, porque a ti te gustó más el hoyo y ahí te quedaste, sin esperanzas.



**


Si todavía no encuentras una forma o el momento preciso para confesarle tu amor a esa persona especial, puedes hacerlo con estos libros.


**


Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Jesse Herzog.

 


Referencias: