La oscura historia de machismo y misoginia que inspiró "El Principito"

La oscura historia de machismo y misoginia que inspiró "El Principito"

Por: Beatriz Esquivel -

Detrás de la historia de amor de "El Principito" existió un amor tóxico y machista que hasta hace poco era desconocido.

El Principito es un libro considerado cumbre por muchas personas. No sólo es un best seller, también uno de esos libros que todos deben leer sí o sí en algún punto de su vida. 

Es su formato de novela infantil lo que lo dota de un lenguaje simple, que resulta sencillo para su lectura, pero que engloba en sus letras una temática profunda que hace al lector reflexionar sobre la propia vida y la naturaleza, proveyendo de consejos al tiempo que cuenta una historia de amor.  

  Artículos Relacionadosanimales-mas-famosos-en-la-literaturaletrasEl zorro de El Principito y otros 9 animales más famosos de la literatura

  Artículos Relacionadosfrases-del-principito-para-reflexionarletras16 frases de "El Principito" que te harán reflexionar profundamente sobre la esencia de la vida

Consuelo de Saint Exupery

¿Quién es la rosa? 

El personaje más enigmático de la novela de Saint-Exupéry por el sentimiento que inspira en el protagonista es la rosa. Es universalmente aceptado que esta flor está inspirada en su esposa, sin embargo, que la rosa sea una metáfora que tiene un origen mucho más oscuro de lo que todo el mundo cree que significa la obra cumbre del escritor francés.

Antoine y Consuelo de Saint-Exupéry

Antoine y Consuelo: un amor tormentoso 

El referente más obvio hacia la figura de la rosa es Consuelo de Saint-Exupéry, esposa de Antoine, oriunda de El Salvador. Ella conoció a Antoine en Buenos Aires cuando él servía para las fuerzas aéreas francesas en Argentina. Para aquél entonces, Consuelo era una mujer divorciada y viuda, que por su inteligencia se había codeado de hombres prominentes. Sin embargo, a pesar de su sapiencia y talento, no dejaba de ser considerada como una oportunista que quería aprovecharse de los hombres de su vida. Entre esas personas, la familia de Antoine, burguesa y ultraconservadora, siempre rechazó su relación y jamás aprobó a Consuelo.

A pesar de que en el imaginario popular la relación y el posterior matrimonio entre Antoine y Consuelo es considerado un idilio que luchó contra todos los obstáculos por amor, la realidad es que se trató de una relación marcada por el actuar impulsivo, ególatra y hasta caprichoso del piloto francés. 

  Artículos Relacionadosfrases-de-antoine-de-saint-exupery-que-te-recordaran-al-principitoletrasFrases de Antoine de Saint-Exupéry que te recordarán a 'El Principito'

  Artículos Relacionadoslecciones-de-vida-de-el-principito-explicadas-por-la-ciencialetrasLecciones de vida de "El Principito" explicadas por la ciencia

La historia romántica que se planteaba en El Principito fue contradicha con la publicación de un manuscrito de Consuelo —Mémoires de la rose— en el que relata 13 años de matrimonio con Antoine repletos de abusos e infidelidades, de un amor propiamente tóxico. 

El inicio del amor tormentoso tuvo lugar hasta en la propuesta de matrimonio, en la que de acuerdo con los manuscritos, cuando iban a bordo de un avión Antoine dejó los controles de la aeronave hasta que Consuelo le diera un beso, además de que accediera a casarse con él; consagrando de tal forma lo que sería el resto de la relación entre ambos. 

historia real del principito

Tras su unión, la relación estaría fuertemente marcada por las infidelidades de Antoine, quien condenaba a Consuelo a una vida con  pocos recursos económicos, pero al mismo tiempo, solía derrochar todo su dinero con sus múltiples amantes. Incluso la pareja comenzaría a vivir en residencias distintas y cada que Antoine cambiaba de ciudad, Consuelo debía hacerlo también, acompañando de esta forma a su marido, recibiéndolo de vuelta una y otra vez a pesar de los maltratos e infidelidades. Consuelo podía ser la rosa más especial en el asteroide de Antoine, sin embargo, sus acciones en la realidad jamás lo demostraron.  

Te podría interesar: 

Frases de Manuel Acuña para pensar en la vida y el amor

«Chiapas no faltará un solo día de mi vida»: Cuando José Saramago conoció al EZLN