Letras

Sólo ella, la tina blanca y yo

Letras Sólo ella, la tina blanca y yo



El siguiente relato, escrito por Odette Villarreal, prefigura un miedo como una anécdota, una pesadilla como un sueño, una ilusión como un resquicio inexplorado de la realidad.

La visión nocturna de un momento para nada sobredramatizado a pesar de incurrir en los linderos de lo que parece ser el terror, el asombro y la anécdota con un trasfondo incierto.


hechizos para enamorar cosmo


Bruja observadora

Siento el agua caliente alrededor de mi cuerpo, me siento tranquila y feliz mientras mamá Celia platica a lado mío, junto a la tina que es de color blanco.


micromachismo tina


Mientras tenemos nuestra plática comienzo a darme cuenta de que no hay nada más en la habitación, sólo ella, la tina blanca y yo. No veo dónde exactamente ella se encuentra reposada, y en ese instante, tampoco lo sé sobre la tina. No hay suelo, el cuarto es todo rojo y muy pequeño, pero bastante largo, tampoco hay techo.

Es rojo brillante.


luz roja


Mientras seguimos la conversación, me percato de que ella de alguna manera busca avisarme algo, sin entender muy bien de lo que hablamos o lo que dice, lo siento como una advertencia.


fotorrealismo ojos


Sin pensarlo, sólo sintiendo, sigo esa mirada fuerte arriba de mí y ahí está. La misma bruja sin cara que ha venido en otras ocasiones, tiene una forma bastante abstracta, no se le ve la cara ni alguna forma definida, pero sólo sentirla y sentir su mirada, el pelo desaliñado y largo puedo estar segura de que es mujer, y es una bruja, a la cual le gusta mucho venir a verme y a platicar sin avisar.

Siempre en el mismo sueño dentro de la misma habitación.

***

La idea de la corporización y materialización de las emociones, así como de los miedos, las pasiones y las obsesiones, es frecuente en la escritura literaria. Mira otro claro ejemplo de ello.


Referencias: