Tu voz y cuerpo se reproducen en todo lo que escribo para ti
Letras

Tu voz y cuerpo se reproducen en todo lo que escribo para ti

Avatar of Angelo Lieva

Por: Angelo Lieva

23 de febrero, 2017

Letras Tu voz y cuerpo se reproducen en todo lo que escribo para ti
Avatar of Angelo Lieva

Por: Angelo Lieva

23 de febrero, 2017



Escribirle a la persona que nos gusta es uno de los mejores actos de amor:



Observó la manera en cómo sus oídos le sonríen a mi voz, noto que es evidente lo sonrojado que se ven sus ojos al leerme. En este capítulo de su historia debe apuntar que un escritor se enamoró de su sencillez, de tu ser.

En su sonrisa había un perfume encantador que atrajo a los míos, usted fue testigo. 

Nada se compara. 

Su cuerpo cerró lo ojos y suspiró al sentirse cómodo en los brazos de este joven soñador.


poemas para dedicar

Su cabello le susurró a mi piel encantando a mi corazón, se lo creyó. El brillo que había en nuestras manos era de adolescentes enamorados. Era notorio. No miento, mis besos palpaban dulzura que emanaba de su piel como una reacción de felicidad.

Fue el cruce entre brazos sobre el cuerpo.

Sus pálpitos los sentí en la punta del oído. Fue un abrazo enorme.

Los nervios estaban condenados a marcharse.

Una pincelada de mis labios sobre tu frente alertaron la fuga de este planeta.

Su mirada bajaría las persianas, empezaba la madrugada, algo helada, no nos importaba nada.


poemas de amor


Inclinaba su cuello hacia un ladito, con tanta dulzura en su sonrisa empalagó mis sentimientos. 

Mi reflejo pudo ver en la luz que me diste al observarme, lo sentiste, fue real y me volviste abrazar.

Fue corto, un duelo de nuestros sentidos, un momento de nosotros.

Fue mágico.

Notó que no le miento, mis escritos terminan en melodía cuando de tu voz se reproduce lo que he escrito para vos.


poemas amor


**

Dicen que el amor no es todo, pero es suficiente, y para demostrar lo mucho que amas a tu pareja hazlo a través de la comida con estas recetas que puedes prepararle y llevarle a la cama… pues siempre hay que alimentar la pasión por medio de la satisfacción que deja un delicioso platillo. 

**

Las fotografías que acompañan al texto pertenecen a Kat Irlin.



Referencias: