Moda

14 mujeres que revolucionaron el mundo de la moda

Moda 14 mujeres que revolucionaron el mundo de la moda



Indudablemente pocas mujeres han logrado un papel importante en el universo de la moda, algunas han sido musas de la industria editorial, del cine y el front row. Muchas de ellas dejaron a un lado los molestos corsés de la época victoriana para probar la vida andrógina y monocromática de las nuevas tendencias; algunas optaron por las enigmáticas sombras y vestidos vaporosos de los años 20, las ondas y el look masculino de la década de los 30 y 40 o el blondie y voluptuoso arquetipo de los 50; el dulce sueño de la revolución sexual en minifalda de los 60, las hombreras y luces de neón de los 80 o el incomprensible grunge de la década de los 90.

El binomio ícono-historia ha inspirado por completo al mundo entero, no sólo porque estas míticas mujeres han quebrado los arquetípicos estilos de su época, sino porque han aportado elementos majestuosos a la ideología actual. Nadie se olvida del clásico Little Black Dress de Gabrielle Chanel, la vanguardia rebelde de Edie Sedgwick o el fairytale de Grace Kelly. Es imposible no evocar y adoptar estilos tan icónicos como el de Audrey Hepburn, Anna Wintour o Kate Moss. Todas ellas forman parte de un lenguaje semiótico transgresor que inevitablemente forman parte de nuestro imaginario colectivo en cuanto a estilo y elegancia. 



Gabrielle Coco Chanel.
Mujeres iconos de moda  
Su interpretación de la moda revolucionó toda una época en donde las mujeres parecían patrones de cortinas de María Antonieta. Su eterna premisa haciendo énfasis en el estilo y no a la moda, la convirtió en el máximo referente de elegancia y funcionalidad. La diseñadora francesa en su afán por ser ella misma cambió las reglas de una industria monótona, introduciendo un estilo simple y andrógino. Su talento creativo liberó a la mujer de la incomodidad de las faldas largas, aligeró y masculinizó algunas prendas sin perder ese less is more que siempre le caracterizó. Looks monocromáticos, perlas, las legendarias chaquetas tweed, los jerséis y por supuesto, el color negro son tan sólo algunos de los elementos que inmortalizaron su admirable estilo. 




Diana Vreeland.

DianaVreeland

A pesar de los complejos inyectados desde pequeña por su madre, esta editora parisina desarrolló meticulosamente una personalidad creativa y envolvente. De un look básico, temperamental pero irremplazable, Vreeland se convirtió en una verdadera institución de la moda trabajando como editora para Harper’s Bazaar y Vogue. Su capacidad influyente la transformó en una mecenas del estilo, trayendo consigo hallazgos como Manolo Blahnik, Twiggy y el majestuoso fotógrafo Richar Avedon. Su impecable estética le permitió colaborar en Costume Institute del Metropolitan Museum de Nueva York y publicar dos libros: "Allure" y "D.V.”, el primero sobre fetiches e inspiraciones y el segundo autobiográfico. Mrs Vreeland majestuosamente cambió el significado de lo que era ser mujer y editora de moda.




Marilyn Monroe.

MarilynMonroe

Con una intensa y fugaz carrera cinematográfica (29 películas filmadas), una infancia complicada y algunos desequilibrios mentales, Marilyn Monroe es el mito erótico más admirado en todo el mundo; su aparente ingenuidad y su hipnotizante belleza consagraron un estilo inimitable. “Just a few drops of Chanel Nº 5” fue lo que respondió a la prensa cuando le preguntaron ¿qué vestía para dormir? aunado a su rubia melena y exorbitante sensualidad. Ese característico lunar cerca de sus labios rojos, el cuello ruso de un jersey negro o el vestido blanco volando sobre las rejillas del subway ("The Seven Year Itch"), tan sólo son escenas que pusieron de cabeza a la década de los 50, convirtiendo a Marilyn en una de las mujeres más icónicas del siglo XX. 




Audrey Hepburn.

AudreyHepburn

La delicadeza y sencillez de esta actriz belga le costó ser nombrada como uno de los íconos de estilo más importantes a nivel mundial. De menuda figura, facciones dulces y ojos expresivos, la musa de Givenchy bombardeó una década de ensueño con la promesa de que cualquier mujer podría transformarse en una versión mejorada de sí misma. La inolvidables cintas “Breakfast at Tiffany’s” y “Sabrina” fueron tan sólo una abstracción de la belleza y porte de Audrey Hepburn. El atemporal black dress, los guantes, las gafas obscuras y los accesorios reflejaban a una mujer segura de sí misma dispuesta a vivir una vida de ensueño con diamantes.




Grace Kelly.

GraceKelly  

El cine hollywoodense de la década de los 50 vio florecer a una diva apasionada con una belleza natural. Con cintas como “Dial M for Murder”, “Rear Window” y “To Catch a Thief” logró la mancuerna perfecta a lado del maestro del suspense Alfred Hitchcock. El estilo clásico y sofisticado de Grace Kelly fue como una abstracción de un cuento de hadas hecha realidad; al contraer matrimonio con el Príncipe Rainiero III de Mónaco, dejó el glamour y la majestuosidad del séptimo arte para convertirse en Princesa de Mónaco. Desde su imponente y refinado look de sombreros, lentes de sol y sus impecables guantes blancos, hasta el protocolario atuendo de la monarquía, la actriz siempre supo cómo llevar con clase firmas como Dior, Balenciaga, Givenchy y Saint Laurent, incluso Hermès diseñó un bolso que lleva su nombre: Kelly bag. 





Edie Sedgwick.

14 mujeres que revolucionaron el mundo de la moda 0

“Nueva York era Jackson Pollock bebiendo vodka y goteando pintura en un canvas desnudo”. Es inevitable evocar a Andy Warhol cuando hablamos de ella, la musa rebelde y controversial de la industria de la moda y el arte. Desde su llegada de Cambridge, llena de contrastes, dispuesta a experimentar nuevas ideas, hasta su oscura etapa en The Factory, Edie siempre mostró al mundo una personalidad auténtica e irreverente. Con un estilo cargado de matices, de leotardos negros y cejas definidas, jerséis, corte pixie y make up cargado, fue una exponente de la vanguardia neoyorkina de la década de los 60; a pesar de las fuertes críticas, sus desequilibrios emocionales y problemas con las drogas, la editora de Vogue, Diana Vreeland, la definió como "un ejemplo de la era de la cultura juvenil".



Mary Quant.

14 mujeres que revolucionaron el mundo de la moda 1

No hubo mejor interprete de la estética de los baby boomers en la década de los sesentas que Mary Quant, una modista inglesa cansada de los aburridos outfits de los años cincuenta. La creación de la minifalda la catapultó a la fama por su propositiva forma de ver la moda en su época. Su estilo sencillo y colorido creó, junto a bandas como The Beatles, una nueva imagen de la juventud británica (Chelsea look). Su estilo luminoso y rebelde de vestidos cortos, jerséis y jeans de campana revolucionaron el -hoy llamado- fashion lowcost. Quant representa las líneas simples, las medias, las botas altas, el maquillaje exagerado y liberación de la mujer. 





Carolina Herrera.

CarolinaHerrera
Su primer acercamiento con el mundo de la moda fue a los 13 años en un desfile de Balenciaga; de Venezuela hasta Nueva York ha sido el máximo referente de lujo y exclusividad en la industria de la moda. Su estética basada en los detalles enfatiza su propia vida e imagen, así como los accesorios y la inolvidable camisa blanca. Nombrada en 2007 por la revista People como uno de los 100 latinos más influyentes, y premiada como icono de la moda en 2015 en Who’s On Next, la diseñadora venezolana ha marcado por más de 20 años una trayectoria de atemporalidad y elegancia con su marca Carolina Herrera. 





Twiggy.

Twiggy
Ante el sensual e hiper femenino modelo de los 50, la icónica modelo londinense de 40 kilos y 1.68 de estatura, Leslye Hornby, llegó para establecer una imagen mucho más andrógina y hedonista para la década de los 60. La costumbre de ver mujeres voluptuosas y entalladas con melenas perfectamente peinadas quedó atrás con este nuevo referente estético lleno de minifaldas, medias a la rodilla, prints a rayas y colores llamativos. El dulce e inocente rostro de Twiggy mostró al mundo una nueva imagen de la mujer, de un estilo más ambiguo con elementos como el make up cargado, las pestañas postizas y el corte pixie que subrayarían un nuevo marco de feminidad. 



Grace Coddington.

GraceCoddington
“Ser modelo parecía el modo perfecto de fugarme a un mundo de riqueza y emoción, la oportunidad de viajar y encontrar personas interesantes… además me encantaba ver ropa bonita en bonitas fotografías, y ahí soñaba con estar yo” declaró alguna vez la ex directora creativa de Vogue, sin imaginar que algún día se convertiría en un referente de creatividad y estilo. La talentosa y apasionada Grace Coddington es la premisa viviente de que no hace falta ser trendy para proyectar una identidad original y relajada; a través de su inmortal estilo monocromático, su particular melena ginger y algún print o toque de color ha sabido descifrar el lenguaje visual de la industria de la moda. 




Anna Wintour.

AnnaWintour
Su gran talento editorial y visión única de la industria demuestra que el estilo va más allá de una portada, es cuestión de actitud. Desde su llegada a Vogue impuso una nueva forma de concebir a la mujer, mucho más inteligente y decidida: “hay un nuevo tipo de mujer ahí afuera. Le interesan los negocios y el dinero. No tiene tiempo para ir de compras. Quiere saber qué, por qué, dónde y cómo”. Sus gustos políticamente incorrectos le han construido una imagen frívola e inquisitiva evocada en “The Devil wears Prada” como la famosa Miranda Priestly. Su estilo es único y extravagante: melena bob con flequillo, lentes obscuros, icónicos abrigos de piel,  llamativos collares y una alta fidelidad a los Manolos, el cual muestra a Anna Wintour como una mujer inteligente y perfeccionista que ha sabido dominar el mundo de la moda.




Madonna.

Madonna
 Quizá la más polifacética y camaleónica de la lista; desde los 80 ha impactado con su versatilidad para cambiar de look, una y otra vez. Para la Reina del Pop, la ropa es sinónimo de auto expresión y diversión, sin embargo, desde la publicación de "Like a Virgin" en 1984, se convirtió en un referente de estilo para la juventud underground. La eterna chica material es un libro abierto plagado de portadas con miles de estilos: de virgen a geisha, con encaje, crucifijos o leotardos rosas, de chica country a diva disco. Todos sus transgresores cambios delimitados por sus nuevos lanzamientos de álbum, películas o parejas nuevas; incluso el afamado diseñador Jean Paul Gaultier diseñó el icónico bustier para la cantante, inspirado en los corsés de los años 50. 




Sarah Jessica Parker.

SarahJessicaParker
La vida de la actriz estadounidense Sarah Jessica Parker dio un cambio total al interpretar al mítico personaje Carrie Bradshaw de la serie de HBO "Sex and The City”. Desde aquel momento en que dio vida a una columnista sexualmente liberada -a lado de tres amigas que vivían en la ciudad cosmopolita de Nueva York-, Parker se convirtió en un mito fashionista e icono de la moda. En la actualidad cuenta con su propia línea llamada Bitten, es directora creativa de Halston y ha hecho mancuerna con la diseñadora Patricia Field, responsable de elegir meticulosamente el vestuario para la serie, la cual ha sido una de las mayores influencias de la diva de la pantalla chica hasta ahora.




Kate Moss.

KateMoss
Desde la década de los 90, Moss ha escandalizado el mundo de las pasarelas, diseñadores, estilistas y editores de moda; su actitud taciturna e irreverente la posicionó como uno de los fashion icons más copiados en los últimos años. A lo largo de su trayectoria, la personalidad de la top model británica ha traspasado las líneas de lo convencional con un latente toque grunge; su mirada penetrante y figura andrógina enmarcaron estéticamente la era del heroin chic a través del print de leopardo y los pantalones de pitillo. A pesar de tener una vida llena de drama y excesos, sabe perfectamente cómo robar la atención de cualquiera, simplemente es una fábrica de estilos que se han convertido en un statement de la industria. 





Te podría interesar
*
Diez piezas icónicas en el mundo de la moda
*
Descarga gratis y de forma legal más de 400 libros de arte, moda y cultura del MET




Referencias: