El diseñador mexicano que transformó la moda en arte
Moda

El diseñador mexicano que transformó la moda en arte

Avatar of Melisa Arzate Amaro

Por: Melisa Arzate Amaro

1 de agosto, 2017

Moda El diseñador mexicano que transformó la moda en arte
Avatar of Melisa Arzate Amaro

Por: Melisa Arzate Amaro

1 de agosto, 2017


 

"Mi inspiración me mueve a hablar de formas mudadas a cuerpos nuevos: dioses (pues vosotros cambiasteis incluso éstos), inspirad mi proyecto y desde el comienzo primero del mundo, dirigid mi canto sin interrupción hasta mi época".

Metamorfosis, de Ovidio



Existen lugares que parecen atemporales. Están más allá de la toxicidad de la ciudad y del vértigo del reloj. Son espacios con una atmósfera única, una luz áurea y delicados objetos que guardan silenciosamente historias íntimas. Lámparas, sillones, fotografías, óleos, telas, alfileteros, sutiles floreros y frágiles juegos de té con motivos florales, todo venido de otros tiempos, de otros espacios, inmóviles ante la contingencia y poseedores de una belleza antigua, ya liberada de bogas banales y estereotipos, empoderada por las historias personales y el misterio. Así es el taller del diseñador mexicano de modas Enrique Solano, un ambiente que también empapa en cada uno de sus diseños, esos que aún se encuentran en estilizados bocetos llenos de colores y líneas rápidas pero precisas, como los que cuelgan de un perchero que espera amoldarse al cuerpo adecuado y convertirse en una segunda piel, lujosa, soñada y única.


Su pasión, desde niño, ha sido "sublimar las telas y transformarlas en arte". El diseñador de modas Enrique Solano es una suerte de alquimista, cuyo laboratorio está cuidadosamente ornamentado con pequeños motivos fitomorfos y detalles exquisitos que reverberan en sus diseños. El poder de la transmutación de las telas lo aprendió desde muy niño en su natal Veracruz; su madre era modista y él creció entre chifones, cierres y botones, pero también rodeado de revistas de moda llevadas desde la Ciudad de México, publicaciones que conformaron su noción estética y lo maravillaron con la alta costura de Bill Blass, Emanuel Ungaro y Guy Laroche.



El diseñador mexicano que transformó la moda en arte 0



Ese acervo visual y sentimental, lleno de anhelos y fantasías, provisto por Vogue, Harper’s Bazaar y Vanidades, se mezcló con las otras dos grandes fascinaciones del diseñador: la música y la historia. Formado en un academicismo religioso y culto, se apasionó no sólo por las lecciones de Historia, también por la investigación como el camino para comprender una época y sus personajes paradigmáticos. Es probable que haya leído las grandes biografías de héroes y mitologías clásicas, mientras escuchaba a Bach, Vivaldi, Chopin y guitarra española como la de Paco de Lucía. Poco a poco se formaba en él un acervo de referentes que, ahora, si se mira con detenimiento, son reconocibles en sus distintas colecciones.


Aunque faltaba algo más, una pieza clave que impulsaría su imaginario pero también su destino. Luego de egresar de la carrera de Diseño, Enrique Solano decidió estudiar flamenco, por lo que tuvo que mudarse solo a la Ciudad de México. Ahí emprendió su disciplinada carrera como bailarín, al tiempo que diseñaba su vestuario para, al cabo de unos pocos años, ser parte del cuerpo de bailarines de un prestigiado ballet flamenco. Aunque años más tarde tuvo que abandonar la danza para centrarse de nuevo en la moda, el tablao aún tenía una presencia etérea en sus creaciones y desfiles, evidente en El Casino Español o el Museo Ex Teresa, en los que se percibe un regusto teatral, escenográfico y musical.


A fuerza de tocar puertas, estudiar, arriesgarse y no cejar en su deseo de tener su marca, Solano comenzó a colaborar con otros diseñadores y boutiques prestigiosas, y, 13 años después, cristalizó su sueño y acuñó su línea. En su estudio me encuentro con misteriosas, lúdicas y sensuales prendas rubricadas con elegantes listones satinados en los que se lee "Enrique Solano"; sin embargo, detrás de cada prenda y su firma, como si se tratara de una obra de arte, se esconde un arduo proceso de problematización, investigación, estudio y transubstanciación.



El diseñador mexicano que transformó la moda en arte 1



Enrique Solano explica que la esencia de su trabajo es "pensar en las telas sobre el cuerpo para así sublimarla y transformarla en arte". El sustantivo no está de más si se piensa que el diseñador recurre constantemente a la visualidad y la moda del mundo egipcio, grecolatino, renacentista y barroco; por ello, sus colecciones se inspiran en Cleopatra y las nueve musas. Se trata de referencias figurativas importantes en su memoria estética, pero no constituyen de ninguna manera parámetros o modelos que adapte a la moda actual.


Por el contrario, su noción del alta costura pasa por un largo proceso de retomar un personaje o época, investigar de manera exhaustiva sobre ello en bibliografía, cine y música; trabajar diversos bocetos y, finalmente, confeccionar una prenda de alta costura para la mujer contemporánea mexicana, en la que, si bien se distingue un regusto histórico y plástico, el resultado son piezas únicas que se insertan a la perfección en el entorno urbano actual. Su proceso creativo inicia en la investigación y culmina en la confección: "vivo en una época histórica que puedo palpar y vivir: eso es lo que me hace sentir y, posteriormente, aterrizar eso en una colección. Lo actualizo y lo reinterpreto basado en una época, un personaje o una pintura”.


Enrique Solano sostiene entre sus manos y sobre una silla decimonónica con tapizado contemporáneo, prendas sensuales que juegan con texturas y colores, con inspiraciones y referentes, y que cualquier mujer desearía vestir. Pero, por encima de eso, me encuentro con obras únicas que siguen un verdadero proceso creativo en el que el conocimiento y la emoción se subliman, para convertirse en una pieza que cubre la piel y, más que una solución a una necesidad, sirven como un enunciado sobre la belleza del diseño y del cuerpo. No es gratuito ni exagerado que Enrique Solano afirme "mi oficio lo considero un muy sofisticado lenguaje de expresión".



El diseñador mexicano que transformó la moda en arte 2


**



Para conocer otras historias de diseñadores que hicieron hasta lo imposible por lograr su sueño, descubre quién fue el artista que creó su imperio gracias al fascismo.


Referencias: