Las 10 preguntas que debes contestar para saber por qué nunca tienes nada qué ponerte

Las 10 preguntas que debes contestar para saber por qué nunca tienes nada qué ponerte

Por: Olympia Villagrán -



Más que ilusionada, te paras frente a tu clóset, pues presientes que hoy será el día en que tu outfit brillará como nunca, ese que llevas todo el fin de semana recreando en tu cabeza y que estás casi segura de poder armar con todo lo que tienes en el armario. Recorres con tus manos una y otra vez los ganchos, te asomas para mover las cajas de tus zapatos como si desde el fondo del guardarropa fueran a salir prendas nuevas, te vuelves a levantar para darle otra pasada a toda la hilera de sacos, jeans y vestidos que tienes colgados.

Decepcionada y sin poder creerlo, te rindes y abres los cajones sin poner atención a todo lo que tienen dentro por estar imaginando lo que te gustaría tener, sacas algo que te pones sólo por encima y al verte en el espejo no puedes odiarlo más.  Ya con el ceño fruncido, abres a regañadientes otro par de cajones y finalmente decides que no estás de humor para elegir un outfit decente, por lo que cambias tu pijama por unos jeans y una sudadera enorme, pues estás bastante deprimida como para usar algo más apretado.

Y piensas: "Sólo yo sufro de esta injusta falta de blusas y flats que arruinan cualquier combinación que se me ocurra, qué terrible es tener que usar el mismo bolso cuando muchas mujeres en el mundo tienen un clóset de ensueño con un espacio destinado para cada color, marca y estilo". 

Como tú, todas hemos sido víctimas de la moda y esa desesperada intención de querer lograr el look perfecto que, con mucho esfuerzo, hemos podido comprar y elegir especialmente para vestir como siempre imaginamos. Pero sin querer herir susceptibilidades, este problema, además de ser el más ilógico del planeta, es algo que a la mayoría de las mujeres nos pasa por la cabeza cada vez que se nos acaban las ideas, pues realmente no tener nada qué ponerte es una inexistente posibilidad cuando cuentas con un guardarropa, pues si esto fuera cierto andarías desnuda por la calle y por supuesto que no es así; ser víctimas de la moda es una decisión, así que deshazte de ella de una vez por todas.

nada-que-ponerte

La realidad es que casi nadie conoce su guardarropa en verdad, pues por falta de orden, tiempo o ganas no explotamos las infinitas posibilidades que podemos crear con la fortuna de tener un clóset lleno de más de cinco prendas y pares de zapatos. Así que deja de quejarte y comienza a tener un pensamiento positivo sobre todas y cada una de las cosas que guardas en el armario; ya que caigas en cuenta de que no tener nada qué ponerte es una total falacia, contesta, muy a consciencia, las siguientes preguntas y conforme a esas respuestas elige o crea una estrategia para que no vuelvas a creerte semejante mentira.

-

10. ¿Conoces todo lo que tienes en el clóset?

a) Sí, absolutamente todo.
b) Más o menos, recuerdo la mitad.
c) No, de vez en cuando encuentro cosas que no sabía que tenía.

closet-abierto

*Formas de tener un look perfecto con sólo una mascada

Si tus respuestas fueron similares a la b y la c, definitivamente necesitas un detox para tu armario, es decir: saca todo lo que tengas en él, organízalo de forma que puedas tener a la vista la mayoría de tu ropa o por lo menos que te sea sencillo encontrarla toda y finalmente, dona, regala o haz una venta de garaje con todo lo que tienes más de tres meses sin ponerte, pues jamás volverás a usarlo.


-

9. ¿Tu guardarropa va con tu estilo?

a) Sí, todo lo compro de acuerdo a mi gusto.
b) Más o menos, a veces compro cosas porque están de moda.
c) No, trato de comprar prendas con las que pueda imitar otros estilos.

organizar-tu-ropa

Comprar cosas porque están de moda no está mal, de hecho así es como puedes crear una fusión entre tu propio estilo y las tendencias que hoy llenan los a
paradores; pero llenarte de prendas que ni siquiera te gustan pero que ves en todos los tableros de Pinterest es algo muy diferente y una decisión bastante equivocada, pues jamás habrá lógica entre lo que te gusta, lo que compras y lo que te pones, por lo tanto, parecerá que de verdad no tienes nada qué ponerte.


-
8. ¿Tienes bien definido cuál es tu estilo?

a) Sí, sé perfectamente bien qué me gusta.
b) Más o menos, aún estoy tratando de encontrarlo.
c) No, creo que los estilos ya están definidos y sólo tengo que escoger uno.

closet-vintage

La moda se tiene que disfrutar, por lo tanto jamás compres por encajar y menos por llenar tu guardarropa de cosas con las que no te identifiques, pues justo de eso se trata la divertida e interesante búsqueda del estilo que no sólo te hace ver mejor que ningún otro, sino que describe tu esencia a través de un look y hasta que no lo encuentres no sentirás que ese guardarropa es parte de lo que eres; por lo tanto jamás estarás satisfecha con todo lo que puedas tener colgado en él.


-

7. Cuando vas a tiendas, ¿eliges con coherencia lo que compras?

a) Sí, escojo cosas que puedo combinar con otras que ya tengo.
b) Más o menos, en ocasiones no sé qué elegir de todo lo que me gusta.
c) No, si veo algo que me llama la atención lo compro sin pensar cómo combinarlo.

ir de compras

*
Formas de usar tu traje de baño todos los días
Todo en esta vida es un proceso, así que si simplemente tomas lo primero que enamoró tus ojos y pasas a la caja sin pensar en más, jamás tendrás un guardarropa que se caracterice por una coherencia de estilos y conceptos. Que a pesar de que pueden ser varios, todos deben hilarse de cierta manera, así que tener prendas, zapatos o accesorios al azar en tu clóset te dificultará muchísimo la laboriosa tarea de armar looks cada mañana.


-

6. ¿Tienes ropa en el clóset que se adapte a tu estilo de vida?

a) Sí, siempre tengo ropa para cada momento del día.
b) Más o menos, no siempre encuentro el look adecuado.
c) No, me enfoco en comprar cosas bonitas o baratas.

ordena-tu-ropa

No creo que por más barato o lindo que pueda parecerte un vestido de noche quieras llevártelo puesto al gimnasio, ¿o sí? Por lo tanto, piensa que no siempre puedes ir por la vida con el street style más impactante de todos, pues, si como la mayoría de las mujeres tienes un trabajo o actividades escolares, vas al gimnasio o practicas alguna actividad física, sales con tus amigas o cenas de vez en cuando con tu pareja, es imperativo que entre toda tu colección guardes prendas cómodas, elegantes, prácticas, formales y de todos los tipos que necesites para sentirte bien con lo que uses en cada momento de tu día.


-

5. ¿Aplicas alguna estrategia antes de comprar algo?

a) Sí, primero veo varias opciones y luego elijo pagar por la más adecuada.
b) Más o menos, si está en rebaja lo compro, pero si lo necesito también lo pago sin importar el precio.
c) No, sólo compro lo que me gusta sin fijarme en el costo.

ir-de-compras

Para que no termines en bancarrota y sobre todo para que constantemente estés renovando lo que guardas en los cajones, debes tener en mente que puedes comprar gastando menos si lo planeas mejor. En un calendario marca los días en que las tiendas se llenan de rebajas por el cambio de temporada, o sea cada vez que una estación del año termina; también puedes destinar sólo un aparte de tu dinero a esta inversión en tu armario para que no sobrepases tu presupuesto,  de esta forma verás cosas nuevas en tu clóset continuamente y jamás te atreverás a decir que no tienes nada qué ponerte.


-

4. ¿El espacio donde guardas tu ropa tiene la estructura adecuada?

a) Sí, tengo todo a la vista y organizado por tipos y colores.
b) Más o menos, trato de ordenarlo, pero a veces no encuentro lo que quiero.
c) No, tengo que amontonar mi ropa por falta de espacio.

ordena-tu-armario


No necesitas el enorme cuarto donde Carrie Bradshaw hacía maravillas con todas su ropa, pero es bueno tener todo organizado. Tan sólo con algunas repisas, divisiones, ganchos y cajones puedes hacer la diferencia a la hora de abrir las puertas de tu armario y ver todo lo que puedes escoger y combinar antes de armar un look.


-

3. ¿Tienes alguna fuente de inspiración para decidir qué ponerte cada día?

a) Sí, continuamente visito mis sitios favoritos para inspirarme en otras ideas.
b) Más o menos, a veces veo fotos de algunas famosas en Facebook.
c) No, no sé dónde conseguir esas imágenes.

 revistas-moda-inspiracion

Actualmente existen infinidad de sitios, aplicaciones, medios y formas de conseguir la mejor inspiración, sobre todo relacionada con tu propio estilo, para que encuentres en los outfits de otras mujeres la pista que te faltaba para armar looks increíbles y diferentes con todo lo que ya tienes.


-

2. ¿Tratas de dividir tu dinero y tu guardarropa equitativamente?

a) Sí, tengo la misma cantidad de ropa, accesorios y zapatos.
b) Más o menos, a veces no tengo unos zapatos que combinen con gran parte de mi ropa.
c) No, me obsesiono con algo y no dejo de comprar lo mismo.

compras-ropa

Tener una colección enorme de bolsos es algo hermoso, pero de nada te servirá si sólo tienes una chamarra y unos jeans; tienes que equilibrar la cantidad de zapatos, bolsos, cinturones, pantalones, faldas y de todo lo que compres, pues al llenar el guardarropa sólo con una cosa llegarás al punto de no tener qué ponerte en verdad.


-

1. ¿Renuevas tu armario continuamente?

a) Sí, lo mantengo limpio y me deshago de lo que ya no uso.
b) Más o menos, cuando tengo tiempo lo ordeno e intento sacar algo pasado de moda.
c) No, creo que si acumulo más cosas tendré más opciones para vestirme.

nada que ponerte

No tienes que deshacerte de todo cada mes, pero es importante que no guardes reliquias que hace años no usas, pues todo lo que permanezca dentro de tu armario guardará energías positivas y negativas que puede que no estén dejando fluir todas tus ideas como deberían. Así que encárgate de que cada tres meses saques alguna blusa viejita o unos zapatos desgastados que sepas que jamás volverás a usar, así tendrás el control absoluto de lo que tienes en el guardarropa.


-
Ahora que terminaste de responder el cuestionario, sabrás cuál es la falla que está creando esa errónea percepción de no tener nada de ropa, cambia lo que sea que no estés haciendo de la mejor forma y vuelve ese punto débil en tu mejor estrategia para comenzar a crear looks nuevos que te hagan sentir satisfecha con lo que tienes y con cómo te ves.

Es un error garrafal creer que nuestro armario tiene que ir de la mano con los colores de la temporada o los estilos de una tendencia, pues además de que es imposible seguirle el paso al cambiante y fugaz fenómeno de la moda, hay muchas opciones que puedes crear con lo que ya tienes en el armario, por ejemplo, las mil formas de usar ropa negra en verano o si es tiempo de incorporar algo nuevo a tu clóset, conoce todas las formas de comprar ropa barata, de diseñador e importada.





Referencias: