8 discos que nos recuerdan que todos amamos el happy punk aunque ahora te dé pena
Música

8 discos que nos recuerdan que todos amamos el happy punk aunque ahora te dé pena

Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

17 de febrero, 2017

Música 8 discos que nos recuerdan que todos amamos el happy punk aunque ahora te dé pena
Avatar of Rafael Vargas

Por: Rafael Vargas

17 de febrero, 2017



Corrían los últimos años del siglo XX, el grunge había muerto finalmente y el pop vivía una de sus épocas más decadentes, con artistas de plástico creados por los sellos discográficos que no llenaban los corazones de una juventud. En esa sociedad de adolescentes sin voz que sólo querían divertirse nació el happy punk, ese subgénero del legendario ritmo rebelde que a pesar de su nombre se distanciaba muchísimo de éste. Era el momento de deportes extremos, acordes de poder, ropa skate, peinados con harto gel, una música que quería darse a ver como ruda, pero que en realidad mezclaba al punk con el pop, tan simple que nos cuesta olvidarla.


happy punk pop punk


En cierto modo, el happy punk es un género que representa a la perfección a los millenials: fácil de tocar, con la velocidad y actitud loca del punk, pero con letras que hablan de amor, ilusión, tristeza, sobre un mundo en el que los adolescentes se sentían incomprendidos; sin embargo, no convencía a todos. No es complicado saber por qué le llamaban faux punk (falso punk) en ocasiones.

Decenas de bandas que nacieron a finales de los años 90 y principios de los 2000 tomaron el happy punk como su estilo de vida. Todos querían divertirse, estar de fiesta y olvidarse de los depresivos años de Kurt Cobain. Estos ocho discos, sin duda alguna, te harán recordar aquellos días de pubertad, gracias a este género que a muchos nos sirvió como carta de presentación del rock.


Enema of the State (1999) - blink-182





El trío nacido en Pogo, California, fue quizás el más representativo de dicha época. Enarbolaban el espíritu del pop punk, con letras divertidas y música veloz. Éste es su tercer álbum de estudio y primero con el virtuoso baterista Travis Barker. La producción los envió directo a la fama, con canciones icónicas como "All the Small Things". Es un disco que marcó un antes y después en el género.


Dookie (1994) - Green Day





Los pioneros del género Billie Joe Armstrong y compañía impresionaron al mundo entero cuando en 1993, en pleno apogeo del rock alternativo o grunge, sacaron este disco, que muchos llaman el primero del happy punk. "Longview" y "Basket Case" fueron sus cartas de presentación. Algunos incluso lo reconocen como el material discográfico que revivió al punk.


Smash (1994) - The Offspring





¿Quién podría olvidar ese pegajoso riff de música hindú en "Come Out and Play"? The Offspring es otra banda californiana que aprovechó la manía que provocó este género en cuanto a ventas y conciertos se refiere. Smash es su introducción al happy punk y el consentido de los seguidores de la agrupación liderada por Dexter Holland.


All Filler no Killer (2001) - Sum 41





Los canadienses de Sum 41 se convirtieron en una de las bandas más importantes del movimiento pop-punk. Sus videos hacen una clara referencia a la cultura skate, al principio estrechamente arraigada con el género. Este su disco debut los lanzó al estrellato. "In Too Deep" y "Fat Lip" son canciones vitales en lo que a la música de principios de la década anterior se refiere.


Sticks and Stones (2002) - New Found Glory





Una de las cosas más importantes y que más representaba al happy punk era la amistad, salir a divertirse y hacer estupideces con los camaradas. Ninguna canción describe tanto ese sentimiento como "My Friends Over You", principal single del álbum de esta agrupación estadounidense.


Box Car Racer (2002) - Box Car Racer






Este disco tiene la característica de ser más maduro, oscuro y pesado que el resto de loa trabajos de Tom Delonge y Travis Barker (guitarrista y baterista de blink-182 respectivamente): guitarras más poderosas, letras llenas de ira, arreglos más elaborados y una composición orgánica de los temas. Éste es el punto de inflexión del género, uno de los mejores discos de toda la década, que posteriormente significó la separación de blink-182.


Bleed American (2001) - Jimmy Eat World





Con un sonido más melancólico, que recuerda en ocasiones a The Cure pero con la explosión de carisma y adrenalina que tanto caracterizaba al pop-punk, "The Middle" fue en su momento la canción más sonada de nuestras adolescencias, y costaba no contagiarse de ese sentimiento. Como curiosidad, el título del disco tuvo que ser cambiado a raíz de los los atentados del 11 de septiembre ocurridos en Estados Unidos.


The Green Album (2001) - Weezer





Cambiaron el estilo skate a nerd y la guitarra dejó de ser tan simple como solía serlo en otras bandas para tener un protagonismo distinto. Algunos incluso no llamarían a Weezer happy punk, pero de hecho es una de las bandas más importantes del género, incluso propulsores de éste. No existe amante del rock que no haya cantado aunque sea en una fiesta "Island in the Sun", cuarto track de esta joya de la música contemporánea.

***

Para comprender cómo se ha transformado la música a lo largo de los años, debes conocer y estudiar los hechos históricos y los factores socioeconómicos y culturales que la influenciaron.


Referencias: