Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata
Música

Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata

Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de octubre, 2017

Música Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata
Avatar of Cultura Colectiva

Por: Cultura Colectiva

4 de octubre, 2017


Por: Arturo J. Flores


No importa que hayan pasado diez años desde que formamos esta banda, el viento de la monotonía aún no se ha llevado su pasión por tocar.


«Cada concierto es diferente».


                 Me dice entre carraspeos Thomas Peter Meighan, el vocalista de Kasabian que atiende entrevistas mientras sus compañeros realizan la prueba de sonido. Cuatro horas más tarde, el cuarteto originario de Leicester ofrecería el primer concierto masivo de una banda extranjera luego de que un terremoto de 7.1 grados dejara devastadoras escenas en nuestro país. Eso no era cosa menor para ellos, reconoce Meighan.


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 1


«Esta presentación en México es muy especial para nosotros, porque ustedes acaban de atravesar por una experiencia muy dura. Ese terremoto fue un desastre, lo sabemos. No podíamos dejar de lado este concierto, nos gustaría que se tomara como una celebración de la vida. Un motivo para que ustedes se diviertan, para que se rían y se la pasen bien».

Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 2


-

Las mismas drogas sobre la mesa


Playera blanca, jeans y tenis negros. Así recibe Thomas a los visitantes al vestidor. A su alcance tiene una taza de café, una lata de Red Bull y a mis espaldas hay una mesita de centro con una docena de botellas de agua. A la izquierda una plancha de vapor descansa sobre un burro y en el muro, la red de Wifi y su correspondiente password. La escena no concuerda con el desenfreno y fiesta de la que habla la banda en “The Party Never Ends”, el track número 7 de su reciente disco, For Crying Out Loud.     


En la canción se revela su pasión por el tequila Patrón y las fiestas llenas de sugar daddies. «Es un tema que está inspirado en Beverly Hills, en esas fiestas loquísimas en las que te sientes dentro de una espiral en la que la gente consume las mismas drogas y habla de las mismas estupideces. Cuando crees que ha terminado, comienza otra vez». Un tema que, le digo, me gusta especialmente por el riff inicial me remite mucho a un western lleno de melancolía.


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 3


-

Ácido, dulce ácido


Afuera sus compañeros continúan haciendo ruido. El guitarrista Sergio Pizzorno está cantando. Afuera del Pabellón Cuervo cae un aguacero que compite en estridencia con la música de Kasabian. El pretexto de esta visita es presentar un disco que transcurre entre diferentes enramadas musicales. Desde la personalidad discotequera de “Are You Looking For Some Action?” –que además se extiende a unos nada radiables 8:22 minutos–, pasando por la potencia rockera de la canción que inaugura el álbum III Ray (The King) y la consabida psicodelia de “Bless this Acid House”, que el tiempo dirá si se suma a las clásicas casas de la música junto a “The House of the Rising Sun” y “House of 1000 Corpses”.


La segunda de ellas, le menciono al británico que estudió Arte y Literatura y tengo delante de mí, contiene uno de los versos que mejor describe las relaciones amorosas de la actualidad.


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 4


«Te has enamorado de un psicópata y no hay nada que puedas hacer al respecto».

"You're In Love With a Psycho", cantará él más tarde para los asistentes al concierto.

Thomas coincide: Es más sencillo cantar palabras terribles cuando existe un ritmo bailable que hace a la gente saltar, «además, cualquiera de nosotros podría estar involucrado sentimentalmente con alguien psicópata, aunque al final le amemos. Puede ser que te haga enojar o llorar, pero al final ahí estamos, enganchados».


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 5


-

Ruido. Energía. Provocación.


Para Kasabian el rock sigue incluyendo esos ingredientes en su receta.

 «Cuando hicimos Velociraptor! metimos muchos elementos electrónicos, además de aderezar las letras con poesía. Esta vez queríamos hacer algo rockero, desterrar todo aquello que no fuera orgánico. Y que las letras fueran vistas como una biografía de la banda».


Respira hondo y continúa, «somos una banda que viaja con técnicos de guitarra y no con DJs que scratchean y esa mierda».


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 6


-

A happy fucking family


Uno de esos técnicos es Rick Graham, quien aparece en la portada del disco. ¿Cuántas agrupaciones le dan las gracias a quien las hace sonar decentemente colocándolos en la tapa de un disco? Uno que en Spotify se verá del tamaño de una estampita, pero que en la edición de Vinilo de 12 pulgadas se volverá de colección. Porque a más de una década de su existencia, éste es el primer álbum de Kasabian que se edita en ese formato.


Le comento que poca gente reconoce a los roadies, pese a que algunos —como Lemmy Kilmister que fue roadie de Jimi Hendrix— llegan a ser auténticas estrellas cuando graban su propia música.


Kasabian y porque cualquiera podría enamorarse de un psicópata 7


 «Los roadies son auténticos héroes», Thomas rompe en carcajadas. «Tener a Rick en la portada fue loquísimo, pero así somos. Viajamos juntos. Dormimos juntos. Somos una puta familia».


De ahí que cada concierto sea diferente.

Y que él se levante como resorte para irse a hacer soundcheck.


***



Referencias: