Música

Historias detrás de las canciones de Joy Division que todo fan debe conocer

Música Historias detrás de las canciones de Joy Division que todo fan debe conocer

 




En 1978 la banda de punk Crass acuñó una frase irónicamente debatible: "Punk is Dead". La letra de dicha canción no declaraba el fin de un género que había tomado por asalto la escena rockera británica, sino el fin de su imagen inicial, en cuanto lo comparaba con un producto de moda más para consumistas. Pero esto, a fin de cuentas, es diatriba para quienes se detienen en etiquetas y gustan de catalogar cosas. Desde 1976, con el nombre Warsaw, Ian Curtis, Bernard Sumner y Peter Hook tenían entre manos un sonido más oscuro y siniestro que mezclaba elementos del punk crudo y original con melodías más pausadas y letras poéticas. En 1979, llamados Joy Division, apareció Unknown Pleasures, álbum totémico del llamado post-punk, subgénero en el que militaron míticas alineaciones con enfoques distintos hacia la música como The Cure y Talking Heads, por mencionar sólo algunos.

Muchas de estas canciones seguramente las conoces de oído y se te han grabado en la mente, otras quizá no las conozcas tanto, pero están ahí esperando por ti y hay una historia detrás de ellas. A continuación te presentamos la anécdota de 6 canciones de Joy Division que te convertirían en un verdadero fan.

"She's Lost Control"



Ian Curtis, voz principal de la banda, escribió esta canción después de conocer la historia de una chica epiléptica, problema médico que él también padecía, y que murió tras un ataque. Es un homenaje a la chica y un homenaje a su propia condición frágil.



"Disorder"


Es la primera canción de Unknown Pleasures y fue compuesta por los tres integrantes de la banda de aquel entonces: Ian Curtis, Stephen Morris y Peter Hook. Es una carta de presentación del grupo, pues las sonoridades de los instrumentos se van integrando progresivamente. Primero la batería, luego el bajo, luego la voz. Asimismo, es una declaración de principios y una invitación a bailar de rabia, tristeza, felicidad... o todo eso junto.




"Transmission"



Single de 1979, es una de las más reconocidas por los fanáticos de la banda. El investigador y crítico Greil Marcus le dedicó un capítulo en su libro The History of Rock 'n' Roll in Ten Songs, según el cual este tema describe una dramatización del acto de darse cuenta de que escuchar la radio es un gesto suicida capaz de matar tu mente y de robarte el alma. En el fondo, "Transmission" es una exhortación a escuchar con atención. Curtis solía bailarla en su característico estilo desenfrenado y existe una versión muy rara grabada para la televisión en la que también toca la guitarra.




"Shadowplay"



Quizá conozcas la versión que hizo The Killers para Control, adaptación cinematrográfica de la autobiografía de Deborah Curtis, viuda del cantante. Por su letra oscura y deprimente, así como su arreglos musicales, muchos ven en ella una alusión y declaración directa sobre el suicidio hecha por Ian Curtis, quien justamente, un año después de que saliera esta canción, se quitó la vida en su departamento en Macclesfield. 




"Love Will Tear Us Apart"



Este es un himno que no puede faltar. Es la canción más conocida de Joy Division, así como la más exitosa. Salió al mercado en 1980 como single y alcanzó el puesto 13 de popularidad en el conteo británico, un mes después de que Curtis se ahorcara en el techo de su sala. Es una respuesta irónica de la pieza "Love Will Keep Us Together", de The Captain & Tenille. Se trata de una visión pesimista del amor y de las relaciones. La letra es poesía autobiográfica y habla de una relación fallida. Esta frase es además el epitafio grabado en la lápida de Ian Curtis.




"Atmosphere"



Esta canción fue lanzada como single en 1980 en algunos países de Europa y conserva un sitial de honor en la discografía de Joy Division. Pasó desapercibida cuando salió al mercado y fue reconocida hasta su reimpresión en 1988, año en el que también se produjo un video. El audiovisual fue dirigido por Anton Corbijn, quien fotografió a la banda en sus inicios, realizador de la película Control. Fue interpretada en el funeral de Tony Wilson, director de Factory Records, la casa disquera que la distribuyó. Cabe mencionar que esta canción forma parte del soundtrack de la primera temporada de "Stranger Things".



***

Todo artista proyecta, por medio de su obra, sus pasiones, padecimientos y miserias. Después de todo, nadie dijo que ser artista resultaría fácil .


Referencias: