La tribu urbana que se inyectaba VIH para encontrar una identidad
Música

La tribu urbana que se inyectaba VIH para encontrar una identidad

Avatar of Ivan Montejo

Por: Ivan Montejo

26 de abril, 2016

Música La tribu urbana que se inyectaba VIH para encontrar una identidad
Avatar of Ivan Montejo

Por: Ivan Montejo

26 de abril, 2016



Socialismo o muerte, marxismo-leninismo o muerte.
Fidel Castro

A Papo muchas voces le decían que la caída del Muro de Berlín iba significar un mundo de nuevas oportunidades para el pueblo cubano, pero él no creía en esto. Reafirmó su teoría después del discurso de Fidel y sabía lo que tenía que hacer. Se dirigió al Patio de María donde esa noche tocaría una banda de punk; diversas personas aseguraban que sus integrantes tenían ese virus extraño que había llegado de África. Papo tomó una jeringa, le pidió el brazo a uno de estos individuos y se inyectó. Había seguido las palabras de su dictador y había elegido la muerte. 

Durante la década de los ochenta, en Cuba había radios de frecuencia modulada que recibían las señales de las emisoras de Florida, los jóvenes iban a nadar a la costa o se postraban en las azoteas para disfrutar de toda la música estadounidense, en este tiempo las estaciones estaban invadidas por numerosas bandas de metal. Cientos de jóvenes se hicieron aficionados a esta música y comenzaron a crear bandas y a vestirse como sus ídolos.


Los Frikis casa hijo

Los seguidores de esta escena rápidamente fueron bautizados como "frikis", según personas de la isla, este término nació por la ropa que usaban: "Tienes una imagen, una imagen metalera, es decir, tienes el  pelo largo o estás pelado calvo, tienes una cresta punk o te pones manía de pincho, te vistes de negro, te pones t-shirts de bandas alegóricas al género entonces eres un friki, ¿entiendes?".

Las autoridades cubanas perseguían a toda persona que se vestía de esta manera, estos jóvenes traicionaban los principios de la revolución al adoptar la cultura del enemigo; por si fuera poco, desviaban los valores socialistas del país. Para erradicar estas prácticas, arrestaban a cualquier persona que tuviera el cabello largo o se vistiera de negro. 


Los Frikis guitarra calle

María Gattorno era una burócrata de 37 años que coordinaba las actividades de una Casa de Cultura en el barrio de La Timba, lejos de La Habana Vieja. Un día, unos jóvenes le preguntaron si podían practicar su nueva música en su recinto, ella les abrió las puerta para que tuvieran un espacio para expresarse; después de una serie de vicisitudes, el primer concierto se llevó a cabo en 1988.


Los Frikis guitarra casa

El escenario comenzó a ser nombrado el Patio de María y le llamaban rock a todo, aunque lo que más sonara era metal y punk. Por fin tenían un espacio que podían llamar suyo, pero rápidamente este triunfo se vio nuevamente amenazado. El enemigo ya no tenía cascos ni bayonetas, era mucho más temible y se encontraba en la sangre. 

Algunos soldados que habían combatido en la guerra en África habían regresado con la extraña enfermedad y en la década de los noventa hubo una epidemia de VIH en la isla. Poco se sabía sobre la enfermedad y el gobierno cubano hacía todo lo posible para educar a los jóvenes. El Patio de María era el lugar ideal para el virus gracias a la vida sexual sumamente activa y de alto riesgo. Ante este peligroso brote, el gobierno Cubano decidió examinar a todas las personas del país, cuando encontraban que una persona resultaba positiva, la policía se la llevaba para encerrarla. 

Los Frikis tropas cubanas
En este ambiente, Papo "La Bala" se había convertido en la figura central del movimiento, razón por la cual que apodado el "Kurt Cobain" de los Frikis, y para muchos representaba el espíritu del punk. Harto del trato que le daba la sociedad y el gobierno cubano a los Frikis, decidió cometer su acto desesperado de resistencia. 


Los Frikis papo
Una vez que se contagió con VIH, las autoridades lo mandaron al sanatorio, ahí se encontró con un paraíso a las afueras de Piña del Río. El recinto estaba conformado por una serie de cabañas en donde se podía escuchar a las banda que quisiera: Nirvana, AC/DC, Metallica, Led Zeppelin, etcétera. Este lugar de ensueño pudo contar con estos beneficios gracias a que estaba manejado por doctores del Ministerio de Salud, quienes tenían ideas sumamente progresivas. 

los Frikis gato
La noticia comenzó a circular por una Cuba que estaba sufriendo del colapso de la Unión Soviética. Ante esta situación, lo que comenzó como una docena de personas se convirtió en cientos de individuos que se inyectaban con el virus para gozar de las beneficios y dejar atrás la represión. 

Para detener estas acciones, el gobierno reguló la venta de jeringas y aprobó un ley que castigaba esta acción con ocho años de cárcel. Pero esto poco importó, el VIH se había convertido en un movimiento. Las bandas de rock no solamente se identificaban por su estilo de cabello, prendas o gustos musicales, ahora tenían un vínculo de sangre que los separaba del resto del mundo. 

Los Frikis banda
La idea era clara, el VIH era una enfermedad que daba una identidad y en poco tiempo el sistema cubano de salud encontraría una cura, pero cuando las primeras personas comenzaron a morir, todo cambió. Los frikis se dieron cuenta del error que habían cometido y en la mayoría de las veces se arrepintieron de su decisión. Papo murió por una extraña enfermedad del cerebro, pero hasta el final mostró una actitud desafiante hacia el régimen castrista al unirse a una iglesia evangélica. 

Los Frikis camion
Poco después de la muerte de Papo, Fidel Castro inauguró una estatua de John Lennon en el centro de Cuba y se organizó uno de los primeros conciertos masivos. Las extremas decisiones de los frikis no sólo abrieron las puertas para el rock en Cuba, también se convirtieron en una expresión artística que demostró el peligro que significa el VIH. 


***
Te puede interesar: 

10 famosos que enfermaron de SIDA y murieron

Los mejores discos de punk de todos los tiempos

*
Referencia:

Radioambulante

Radiolab






Referencias: