Un recorrido musical por los pilares del Rock Psicodélico

Un recorrido musical por los pilares del Rock Psicodélico

Por: Alex R. Myrt -

Era el verano de 1969 y la juventud de las sociedades occidentales manifestaban una especie de empatía que llevaba un concepto por estandarte: liberación. Todo lo que englobaba a este concepto tenía un gran impacto en las nuevas generaciones (un verdadero problema para quienes se autodenominaban jefes de estado), la liberación sexual, acompañada de unas cuantas gotas de ácido lisérgico, hizo estallar nuevas formas de tocar la guitarra y sumergirse en los ritmos. Ahora no sólo eran robots que tocaban cual rocolas frente a cientos de personas, sino eufóricos voceros que gritaban enérgicos las necesidad de expandir su realidad a otras dimensiones.

reunionrhfz

El mundo real era demasiado crudo y poco colorido para convencer a la gente de que lo que estaba sucediendo, era bueno hasta cierto punto; a pesar de ser la generación de la psicodelia, todo comenzó siendo blanco y negro, así de segregada estaba la sociedad de aquel entonces. Había una guerra que tenía la atención del mundo y dos frentes ideológicos dispuestos a devastar el modernismo recién establecido y dispuestos a tomar el control total.

En medio de matanzas estudiantiles, conflictos bélicos internacionales, la preservación de valores e ideologías conservadoras, condimentada con la negligencia estatal que respondía con represión agresiva y arbitraria, surgió un género que expandía los sentidos (con un poco de ayuda, claro) a otras dimensiones. Reestructurando a la sociabilidad y a la forma de relacionarse hasta con la naturaleza.


lsd_hippies

Se fue el verano y la fiebre del 69’, con ello quizá muchos de los mejores exponentes de lo que hoy denominamos: Rock Psicodélico. Más allá de Revolver, el mundo nos dio el privilegio de ver a Hendrix con una guitarra, juntó a The Doors, llevó a Pink Floyd a la inmortalidad, con Jefferson Airplane siempre buscaremos a quién amar, quizás un conejo blanco, etc. Y voces realmente poderosas como la de Janis Joplin, nos enseñaron que entre el no y el sí hay un “tal vez”.

Hendrix

Pero no todo se enfocaba en los grandes, la industria era bastante pequeña y sólo entraban los mejores. A comparación de la industria actual, la música es demasiada, hay muchos géneros, cantantes, canciones, sonidos y hay cabida para todo. Hasta para ese género que hace años censuraban y hoy es tan afamado y valorado o quizá más que el cualquier éxito actual de la industrial musical.

hippies

Actualmente, una bien recibida y construida ola de nueva psicodelia se ha manifestado ante nuestros ojos: Tame Impala y todos morimos. Luego llegaron Temples, Ty Segall o Thee Oh Sees y de repente el género volvió. Ya que nadie es tan liberal como en la década de la locura, quizá más que liberales probablemente estemos más locos y confundidos, añadiendo, además, que el humanismo y nuestra relación con la naturaleza no es algo que todos deseen.

Tame_Impala-3730_(18222361334)

Es claro que no todos son seguidores de este místico género, que no todos los que sean apegados a él tengan que incentivar sus sentidos con algún tipo de enervante. Sin embargo, quien lo hace probablemente tenga más conciencia del tipo de sonidos de los que gusta su propia mente. No es fácil aventurarse a lo más profundo del ser en compañía de algo como Interestellar Overdrive... eso es tener valor.

LSD

Prueba tu valor aventurándote a escuchar este playlist de los pioneros de la psicodelia, valora el contexto, los sonidos y todo lo que había que tener en aquel entones para hacer viajar a la gente sin grandes estudios de grabación o sonidos limpios, sin algo más que el propósito de expandir conciencias y realidades.

" The Other Side of This Life" — Jefferson Airplane 




Paul Kanter, Marty Balen, Jack Kasady y Spencer Dryden y Grace Slick son quizá los nombres más constantes de los catorce miembros que han formado parte del conjunto de San Francisco, de todo el cartel que se ofrece a continuación quizá fueron los más éxitosos a nivel mundial. Canciones como "White Rabit" o "Volunteers" encabezaron las principales listas de éxitos de la radio entre 1968 y 1969. Una referencia que no se puee omitir y sin duda se debe recordar. 



"Gloria" — 13th Floor Elevators



Originarios de Texas, son una agrupación que experimentó con drogas dentro de sus primeros LP lanzado en 1965. En ese mismo año, con The Psychedelic Sounds of the 13th Floor Elevators (1966) se consolidaron como una banda que tocaba bajo la influencia de enervántes y alucinógenos. 


 "I Feel Free" — Cream



Eric Clapton, Jack Bruce y Ginger Baker son los músicos de cajón que llevaron a Cream al estrellato. Sin duda una de las agrupaciones más influyentes de la época, siempre citados en películas o en charlas serias de Rock. Son recordados y serán inmortalizados por la escencia de su sonido explosivo tan candente como un Zeppelin en pleno auge.


Morgen- Love (Psychodelic 1969)



Una verdadera joya que no debes tocar sin guantes, Morgen divagando entre la sensatez y los límites que provocan la fricción entre mundos. Escuchar esta canción es tener paciencia y mente para concebir 10 minutos de alteración provocada por sonidos o incentivada por algo más...


"A bikers tune" — Peacepipe




La pipa de la paz, además de correrse, se escuchaba y vaya que sonaba. Cuando California comenza a brillar; John Uzonyi: guitarra y voz; Gary Tsuruda: batería y Rick Abts: teclados. Fueron los elegidos para empezar esta tendencia de ser cínico o quizá conceptual con los nombres de las agrupaciones. Era el tiempo de ser explícito y ser sinceros. Psicodelia altamente recomendada, directa de la Caverna Musical donde muchas exitosas bandas empezaron. 


 

"Flying High" — Country Joe & The Fish 



Country Joe llegó a la primera edición de Woodstock y se dio a conocer con "Feel like i'm fixing to die rag", canción que fue coreada de manera estruendosa en el festival durante su presentación. Sin embargo, es el único acto que realizó este mesías liberador.


 "Requiem of confussion" — Shinki Chen




De Japón para el mundo, un conjunto formado a finales del 69', y aunque su auge fue en la década de los 70's, sin duda entran en este playlist para viajar al pasado y deleitar el oído. Conociendo cómo comenzó todo lo que amamos de los colores y la distorsión de lo real, haciendo referencia a que las más profundas creencias del verano de las flores venían de Oriente. La cuna del budismo y lo Zen, así suena Shinki Chen.


"8 miles high" — The Byrds  



Llegar tan lejos como se pueda estar lo más "High" para entender de qué iban estos tíos, pues The Byrds es una banda que conocemos cuando recordamos la separación de Yeny y Forrest en aquella protesta en Washington D. C. Además de musicalizar despedidas, también acompañaban en viajes. "8 miles high" es un tema que se desprende de lo que la invasión británica había estado logrando, en una aventura por la experiencia psicodelica. 



 "Train Kept a Rollin" — The Yardbirds




En 1963 se fundó la banda. Fueron los que vieron nacer a tres grandes: Eric Clapton, Jeff Beck y Jimmy Page, un grupo londinense que forma Keith Relf junto a Paul Samwell-Smith, difícilmente logró consolidar una alineación musical constante, sin embargo dejaron huella con muchas de sus canciones. 


 "Fire" — Crazy World of Arthur Brown




Una agrupación británica formada por Arthur Brown, que inició su carrera en 1967 oficialmente y aunque para 1969 ya se estaban separando, lograron que este éxito sonara junto a grandes canciones en la radio, en la lista de los más pedidos. 


"Willie the Pimp" — Frank Zappa 




El solista que odiaba a Lennon y vaya que tenía razones, además de ser cantante, humorista, productor discográfico, era director de cine. Y eso hace de Zappa, sin duda, de los mejores exponentes de la década, rodeado de escepticismo y una personalidad creativa que muy pocos toleraban. 



 "Desire" — Fifty Foot Hose



Una banda formada en San Francisco, en toda la explosión hippie que se suscitó en aquel lugar, la fiebre de verano tuvo mucho que ver, el fundador y bajista de "Corcho" Louis Marcheschi, el guitarrista David flor, y su esposa, Nancy cantante Flor, aumentada por Kim Kimsey (batería) y Larry Evans (guitarra), extendieron el concepto de psicodelia con su álbum Caludrón. Esta pieza llamada "Desire" es  uno de los mayores éxitos, si te das una vuelta por este álbum, seguro te darás un buen viaje. 


historia del rock psicodélico


Después de este viaje psicodélico, probablemente te haya dejado con la cabeza mareada, llena de explosiones y ahora no dejas de ver luces y formas de colores, para relajarte un poco o cambiar de géneros, te dejamos Los mejores discos de la primera mitad del 2016. Si lo que quieres es saber cómo eres según la música que escuchas, podrías leer Los rasgos de tu personalidad que se esconden en tu música favorita. Para que tu zen entre en mood, un Playlist gratuito de música clásica que dura 4 horas.

 




Referencias: