Los turistas asesinados en la Cueva del Diablo tenían el tiro de gracia

miércoles, 19 de abril de 2017 12:44

|



Lo que aparentemente era un paseo en familia para aprovechar los días de asueto por la Semana Santa, terminó convirtiéndose en una tragedia de la cual no se tiene claro qué fue lo que ocurrió, pero sí un saldo de víctimas: tres turistas asesinados, con huellas de tortura y ultimados con el tiro de gracia.

El viernes 14 de abril, dos turistas, de la Ciudad de México y uno más del Estado de México visitaron la Cueva de Chivostoc, conocida más popularmente como “Cueva del Diablo”, en Puebla, estado ubicado en el centro del país, en compañía de un guía de turistas de 19 años de edad.

La Cueva del Diablo forma parte de un sistema de grutas abiertas al público, las cuales se han convertido en un atractivo turístico del municipio de Cuetzalán, el cual es considerado como Pueblo Mágico y recibe la visita de cientos de turistas todos los fines de semana.

Cuando los turistas terminaron el recorrido dentro de la cueva, decidieron salir y seguir explorando Cuetzalan, acompañados de su joven guía, hasta que fueron interceptados por un grupo de delincuentes que asaltaron a las cuatro personas que hacían el recorrido.
Los asaltantes obligaron a los turistas a amarrar al guía y horas más tarde los cuerpos de los tres foráneos fueron hallados sin vida en una barranca muy cerca de la zona.

En un principio, la Fiscalía General del Estado de Puebla señaló que los agresores habían disparado a los turistas para intimidarlos y quitarles sus pertenencias, hasta que les quitaron la vida y se deshicieron de los cuerpos arrojándolos en la barranca. Es decir, el móvil de asesinato múltiple era un asalto, sin embargo, la necropsia realizada por los cuerpos forenses del estado hacen sospechar que los sujetos que agredieron a los turistas tenían intenciones claras de asesinarlos.

Según fuentes forenses citadas por el periódico Central, los tres turistas fueron asesinados con “un disparo de proyectil de arma de fuego, penetrante en el cráneo”, es decir, un disparo directo a la cabeza, el cual se conoce como “tiro de gracia” y suele ser la firma para consumar una venganza o un acto que tiene un mensaje más allá del crimen en sí.
Las víctimas fueron dos mujeres; una de entre 50 y 55 años de edad y otra de 25 años, ambas provenientes de la Ciudad de México; los cuerpos de las dos mujeres fueron entregado e identificados por el hermano de la más joven.

La tercera víctima era un hombre de entre 60 y 65 años de edad, proveniente del Estado de México, el cual fue reconocido por su hermano.

Las autoridades de Puebla no tienen a personas detenidas ni han revelado indicios que ayuden a esclarecer el caso, sin embargo, el gobernador del estado, Tony Gali Fayad, declaró en rueda de prensa que el guía de turistas estaba siendo investigado porque fue la última persona que tuvo contacto con los turistas asesinados.

Por su parte, la Fiscalía del Estado aclaró que el joven de 19 años estaba declarando sólo en calidad de testigo, pero siguen en el interior de la sede de esta dependencia gubernamental.

*




TAGS: Asesinato
REFERENCIAS:


  COMENTARIOS