La necesidad de llenar un vacío interior nos ha obsesionado con "likear" y ser "likeados"
Tecnología

La necesidad de llenar un vacío interior nos ha obsesionado con "likear" y ser "likeados"

Avatar of Franco Monte

Por: Franco Monte

1 de febrero, 2017

Tecnología La necesidad de llenar un vacío interior nos ha obsesionado con "likear" y ser "likeados"
Avatar of Franco Monte

Por: Franco Monte

1 de febrero, 2017





En la actualidad, la moneda que más valor posee es el like. Dos sutiles pero firmes golpes a la pantalla y listo, ya se ha depositado una pequeña contribución al ego de otro individuo. Desde que se levantan y hasta que se duermen, los adolescentes likean y si tienen muchos likes en su patrimonio se convierten en personas con prestigio, alguien que tiene lo que otros quieren. De lo contrario, experimentan el fracaso silencioso del contador que no se eleva.

Parece simple la relación persona-like-persona, un like puede significar muchas cosas: puede connotar el deseo de entrar en la vida de alguien, demostrar interés por el tema que aborda la publicación o sólo un intercambio cordial entre conocidos.


la obsesion por los ikes


Cualquiera que sea la razón, 
likeando uno le demuestra a la otra persona que se tomó el trabajo de entregarle una parte de sí para alimentar el apetito voraz de reconocimiento que se ha instalado en la era de las redes sociales. Aun así, decir que "antes era distinto" y que "todo tiempo pasado fue mejor" sería una gran mentira. Los adolescentes hoy y desde siempre buscaron la aprobación de su círculo cercano, pero lo que sucede es que ahora la aprobación pasa por un lugar más superficial: la cantidad de personas que aprietan un botón en tu cara.

En cuanto a la generación de contenido, se han difundido muchas técnicas para la obtención de likes, por ejemplo, realizar una publicación en "hora pico", pues es cuando hay más personas revisando sus redes y pueden sacar más provecho para que vea alguna foto o video, o utilizando hashtags con palabras clave para que otras personas se solidaricen. Además, se usan mucho los filtros y efectos que mejoran la calidad de la imagen o incluso buscan de manera incesante una fotografía que supere en originalidad al resto.


por que buscamos likes

En la carrera armamentista de fama y status social se vale todo, pero es en esto cuando comienzan los verdaderos problemas. La preocupación y el trastorno obsesivo para llegar a bailar con la más linda o la farándula inexistente del Instagram, conduce a muchos adolescentes a deprimirse, pues los hace creer que es un verdadero problema no tener reconocimiento en las redes; estos chicos pueden ser personas fascinantes en la vida real, pero se ven limitados por la falta de repercusión que tiene su vida virtual; están desnutridos de likes y esto influye en su estado de ánimo y mental, o, en los peores casos, físico.

Tiempos de replanteo no se asoman. Se podría afirmar que la búsqueda del preciado don del like ya está cómodamente instalada en los objetivos de la gran mayoría de los preadolescentes, adolescentes y hasta en algunas personas mayores. La necesidad de subir la foto elegida —previo "casting" riguroso— en el prime-time, escondiendo las curvas no deseadas o las facciones "imperfectas", y unirla a una frase que genere empatía —y claro, ganas de likear—, es algo que está por completo normalizado.


obsesion por los likes
@theoh89

Es lamentable que existan personas —ilusos— que se emocionan cuando llegan a su celular notificaciones con nuevos
likes, y se decepcionan cuando no logran su cantidad promedio esperada, por lo que de manera constante se preguntan qué habrán hecho mal. Como se mencionó ya, la necesidad de gustar siempre existió, pero en las sociedades y tecnologías en las que vivimos, muchas personas han desarrollado su personalidad con base en las redes sociales, ya que los presionan para encajar en un modelo y sentir una necesidad de aceptación del otro.

La clave en este engranaje parecería ser volver a las bases: publicar cosas que de verdad nos gusten, sólo por el simple hecho de compartirlas con conocidos, comprender que la finalidad de estas aplicaciones son "contar algo" a través de un medio y comunicar sin tener como fin último atraer a la muchedumbre para llenar un vacío de popularidad interior.


la obsesión por los likes


**

La obsesión por los likes se ha convertido en un problema serio, son cada vez más las personas a quienes les afecta no tener cierto número de aprobación por los otros, incluso también ha afectado una profesión que se considera todo un arte: conoce porqué es importante la fotografía en una época sobresaturada de imágenes.





Referencias: