Starlink: el lado oscuro del plan de Elon Musk para llevar Internet a todo el mundo

Starlink: el lado oscuro del plan de Elon Musk para llevar Internet a todo el mundo

Por: Beatriz Esquivel -

Starlink es el nombre que este ambicioso empresario le ha asignado a un proyecto que involucra el lanzamiento de 12 mil satélites en el espacio.

Se trata de uno de los proyectos más ambiciosos que tiene como objetivo brindar Internet a todo el planeta, sin importar que se esté en las zonas más remotas de la Tierra. Sin embargo, para lograrlo se requerirá cubrir nuestra órbita terrestre, a una escala que es difícil de dimensionar. 

Musk pretende que al final de su proyecto 11 mil 943 satélites estén orbitando la Tierra y en línea y para ello ya ha lanzado 60 satélites en uno de sus cohetes y se espera que para el 2020 el número incremente a 720. satelites starlink Foto: digitaltrends

En pleno 2020, Musk está listo para iniciar la beta privada de esta red de Internet y en cuestión de meses abrirlo al público de acuerdo con un tuit reciente del multimillonario. 

  Artículos Relacionadoslugar-mexico-maravillo-a-la-nasa-y-esta-por-desaparecerhistoriaEl lugar de México que maravilló a la NASA y está a punto de desaparecer 

  Artículos Relacionadosx-ae-a-12-que-significa-el-nombre-del-hijo-de-musk-y-grimesletrasX Æ A-12: qué significa el nombre del hijo de Elon Musk y Grimes 

12 mil satélites además de los 5 mil que ya existen

Uno de los principales argumentos que cuestionan el proyecto de Musk es que nuestra órbita terrestre actualmente cuenta con un gran número de satélites, 4 mil 921 para ser específicos, según los datos de la Oficina de las Naciones Unidas para Asuntos del Espacio Exterior —UNOOSA por sus siglas en inglés—. Sin embargo, no son los únicos, cerca de 2 mil 600 satélites ya no funcionan y se suman a la impresionante cifra de 17 mil objetos en nuestro espacio denominados como basura espacial

¿Quién decide poner en órbita un satélite? 

En la actualidad prácticamente cualquier persona que tenga el conocimiento y la inversión monetaria necesaria técnicamente puede lanzar su propio satélite al espacio y esto ha provocado el actual problema de la basura espacial que enfrentamos. Según datos de la BBC, en los últimos 10 años el ritmo de lanzamiento de satélites se ha triplicado dada la incursión de compañías comerciales que con la ayuda de agencias gubernamentales logran poner en órbita sus propios equipos. 

space x Imagen del lanzamiento del cohete de SpaceX. / Foto: technologyreview.com 

La promesa de los satélites 

Musk logró conseguir el permiso de la Unión Internacional de Telecomunicaciones, que es un organismo de la ONU que regula las telecomunicaciones a nivel internacional, para lanzar sus satélites, mientras que la Comisión Federal de Comunicaciones de Estados Unidos y la Administración Federal de Aviación también han aprobado y permitido el lanzamiento de cohetes con los satélites a bordo. 

  Artículos Relacionadosel-lado-oscuro-de-elon-musktecnologiaEl lado oscuro de Elon Musk: el empresario que pretende "salvar" al mundo acabando con él

  Artículos Relacionadosel-reto-de-los-6-libros-que-deberias-leer-segun-elon-muskletrasEl reto de los 6 libros que deberías leer antes de que termine el año según Elon Musk

El empresario ha prometido que sus satélites Starlink no serán perceptibles, por lo que no habría de afectar el aspecto de nuestros cielos, pues actualmente la enorme cantidad de satélites y basura espacial no lo hace. Además, estos satélites funcionan con energía solar —lo cual es significativamente menos contaminante que los combustibles actuales— y dado su gran número, podrán proveer de un servicio de Internet ininterrumpido, al tiempo que contarán con el equipo necesario para poder evitar colisiones con la basura espacial u otros objetos celestes. satelites starlink en filaImagen de todos los satélites antes de ser enviados en un cohete, desplegados y puestos en órbita. / Foto: engadget.com 

Además, frente a las críticas iniciales, Musk ha declarado que el equipo encargado de Starlink intentará trabajar para reducir la reflectividad de sus satélites con el objetivo de no irrumpir en demasía con las observaciones espaciales y otros estudios del Universo. 

  Artículos Relacionadoshistoria-primeras-mujeres-astronautas-sovieticas-llegarian-al-espaciohistoriaLa historia de las primeras mujeres astronautas que nunca llegaron al espacio

  Artículos Relacionadospublicidad-espacial-acabara-con-el-cielo-y-las-estrellastecnologiaQué es la publicidad espacial y por qué acabará con las estrellas y el cielo nocturno

La necesidad de un debate

Sin embargo, algunos expertos si bien describen que adaptarse a esta nueva realidad es posible, lo cierto es que no ha habido algún tipo de consenso científico que avale este tipo de decisiones comerciales que invariablemente pueden afectar nuestro cielo nocturno y no solamente la labor de investigación científica. Del mismo modo, en The Verge explican cómo resulta inusual que para este proyecto no haya habido ningún tipo de consulta, en particular cuando la comunidad de la ciencia del espacio suele ser considerada para este tipo de proyectos comerciales. elon muskElon Musk frente a un prototipo de la primera nave que pretende llevar pasajeros al espacio. / Foto: Medium.

Starlink no es el único

El problema de la obstrucción de la observación de las estrellas no sólo proviene del proyecto de SpaceX, pues no hay que olvidar que el dueño del gigante de las ventas por Internet, Jeff Bezos, también tiene proyectado una incursión espacial con su empresa Blue Origin; además de otras compañías como OneWeb que también pretende crear una flotilla de satélites para proveer Internet.

  Artículos Relacionadosnasa-demuestra-que-esta-hecha-para-hombres-cancela-mision-de-mujerestecnologiaEl ridículo de la NASA que demuestra el machismo en la ciencia

  Artículos Relacionadosde-donde-vienen-los-sonidos-del-espaciotecnologiaLas extrañas señales del espacio que no sabemos de dónde provienen 

Nos enfrentamos a un futuro cercano en el que la explotación comercial del espacio se convierta en el negocio a de algunos cuantos y que por lo tanto las decisiones tomadas tengan un fin comercial antes que el bien común de la humanidad.

Este artículo fue publicado originalmente el 26 de junio de 2019 y ha sido actualizado. 

Te podría interesar: 

El plan macabro detrás de la idea de viajar a Marte de Elon Musk

Cómo viajar al espacio con la NASA sin ser astronauta

“Artemisa”: la misión que llevará a la primera mujer a la luna