Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado

Por: Cultura Colectiva -

Descubre la inesperada relación entre los estudios científicos y la discriminación, que podría significar que una gran parte de la ciencia es errónea.

Texto escrito por: Daniel Hruschka

Este artículo se publicó originalmente en The Conversation

En el transcurso del último siglo, los investigadores especializados en ciencias del comportamiento han revelado los sesgos y prejuicios que determinan la manera en que percibimos el mundo. Sus hallazgos han colmado las páginas de miles de libros de psicología y han inspirado a más de una generación de estudiantes. 

Sin embargo, cada vez más investigaciones plantean ciertas inquietudes respecto a la relación entre los estudios científicos y la discriminación, pues los mismos graves sesgos se encuentran en los experimentos diseñados para estudiarlos. 

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado 1

Es decir, la información que tenemos sobre la psicología y el comportamiento humano proviene de estudios en los que participó apenas una pequeña parte de la humanidad: estudiantes universitarios, personas de clase media que viven cerca de las universidades y residentes con un alto nivel educativo; todos ellos procedentes de países ricos, industrializados y democráticos.

Descubre también: qué es el método científico y cuál es su importancia

La magnitud de este problema es evidente: más del 90 % de las investigaciones publicadas recientemente en las principales revistas de psicología provienen de países que representan a menos del 15 % de la población mundial.

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado 2

A raíz de que los participantes “típicos” suelen ser, en realidad, un porcentaje mínimo de la sociedad, muchos académicos han comenzado a referirse a estas personas, así como a los hallazgos relacionados con ellas, con el acrónimo en inglés WEIRD (extraño en su traducción al español), que significa Western, Educated, Industrialized, Rich y Democratic (occidentales, con alto nivel educativo, industrializados, ricos y democráticos).

De acuerdo con varios casos de estudio, asumir que tales participantes típicos son la norma en todo el mundo no sólo es erróneo desde el punto de vista científico, sino que también puede derivar en consecuencias prácticas que afecten a muchas personas.

También puede interesarte: El estudio científico que demuestra cómo se siente estar a punto de morir

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado 3

Por ejemplo, en una prueba aparentemente sencilla de reconocimiento de patrones, ejercicio que suele usarse para evaluar las habilidades cognitivas de los niños, habitualmente se les pide llenar un espacio en blanco en una secuencia de formas bidimensionales (cuadrados, círculos o triángulos). Cuando 2 mil 711 estudiantes zambianos hicieron esta actividad en el marco de un estudio reciente, solo el 12.5 % llenó correctamente más de la mitad de las secuencias de formas que se les presentaron.

Conoce a los moken, la tribu donde los niños mutaron para poder ver debajo del mar

En cambio, cuando se les asignó la misma tarea pero con objetos tridimensionales familiares para ellos —como palillos, rocas, frijoles y cuentas—, ese porcentaje prácticamente se triplicó: el 34.9 % de los niños respondió correctamente. El objetivo de la consigna era ver si los niños podían reconocer patrones, no medir su capacidad para reconocer formas que les resultaban desconocidas; y el uso de una herramienta extraña desde el punto de vista cultural dejó ver cómo las habilidades de esos niños eran subestimadas considerablemente y reveló la estrecha relación entre los estudios científicos y la discriminación.

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado 4

Para intentar llenar esos vacíos potencialmente enormes que existen en nuestro entendimiento de la psicología y el comportamiento humano, los investigadores han propuesto una serie de soluciones. Una propuesta es recompensar de alguna manera a aquellos investigadores que invierten tiempo y esfuerzo en establecer vínculos de investigación a largo plazo con comunidades diversas. Otra alternativa es reclutar a científicos especializados en ciencias del comportamiento que tengan un origen, una formación y perspectivas diferentes. Por último, otra solución es prestar más atención a las normas, los valores y las creencias de las comunidades de estudio, sean o no WEIRD, a la hora de interpretar los resultados. 

Sin duda, lo fundamental en estos esfuerzos será ir más allá de las teorías de los “seres humanos universales” y desarrollar modelos teóricos que permitan predecir cómo la cultura y el contexto local pueden determinar todos los aspectos de la psicología y el comportamiento humanos.

Por qué todo lo que nos han enseñado los estudios científicos podría estar equivocado 5

Daniel Hruschka, autor de este artículo, es Profesor y Director Adjunto de la School of Human Evolution and Social Change de Arizona State University.

¿Conoces una innovación en el estudio de la ciencia que te gustaría presentarle a nuestra comunidad?, envía un texto de mínimo 400 palabras a [email protected] y logra que más de 60 millones de personas descubran todas las cosas sorprendentes que la ciencia ha revelado. Así que ya sabes: si eres un amante de la ciencia o la medicina, esta plataforma es para ti.

Ahora que sabes cuál es la relación entre los estudios científicos y la discriminación, descubre también:
La mitad de los estudios científicos sobre biotecnología se desperdician
¿La cura de la depresión está secuestrada por las compañías farmacéuticas?
Qué le pasa a tu cerebro cuando dejas de usar Facebook según la ciencia

Referencias: