Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal
Viajes

Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

2 de agosto, 2017

Viajes Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

2 de agosto, 2017


En 1999, en China se descubrieron 65 mil casos de narcotráfico, un número histórico para el país asiático. Antes de la fecha histórica, la droga sólo podía ser consumida a las afueras del país; sin embargo, para entonces, China ya no sólo recibía las sustancias provenientes de otros sitios, sino también comenzaba a producir y por supuesto a ser parte del comercio local. A casi 20 años del nacimiento de la mafia china, aún hay algunas drogas y sustancias que no llegan al centro del país, por lo que los consumidores deben ir a otras localidades para encontrarlas y satisfacer sus adicciones.


Una de esas poblaciones es Mong La, a la cual tampoco se puede acceder tan fácilmente ya que el turismo no es su principal atractivo. En aquel lugar no hay nada que ver, excepto la pobreza, la miseria y el dolor de no saber cómo salir adelante siendo un país que no conoce otra cosa, sino la perdición a través de actividades ilegales. Un modus vivendi que no sólo incluye la venta de drogas ilícitas, sino también la caza, el lavado de dinero, prostitución y demás delitos que podríamos enumerar como el pan de cada día de todo habitante de aquel lugar (casi) secreto.


Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal 1


Poner un pie en Mong La es tan complicado como querer visitar el propio infierno. Como ya mencionamos, no hay atracciones turísticas como tal, no hay una plaza con historia, monumentos inmensos, estatuas creadas en honor a los héroes caídos y mucho menos hay edificios que recalquen la belleza del lugar. Sólo hay una consiste desolación, que los locales y visitantes llegan a olvidar con el uso de drogas duras, yaciendo en el suelo sin saber qué esta pasando y con cientos de tentaciones alrededor.


Caminar por las calles de la región de lo prohibido implica ver muchas cosas que no son para nada comunes. Para empezar, niñas de 13 o 14 años danzan en los burdeles con escasa ropa sobre ellas, montadas en plataformas que no dominan y con maquillaje digno de una fiesta de Halloween. Esperan sentadas a que algo ocurra con los turistas que logran entrar al país y si no hay éxito esa noche con la visita de ningún extranjero en su burdel, quizá un hombre local les de unas monedas o mercancía que después pueda vender para poder llevar algo de comida a casa.


Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal 2


Los hoteles son sucios, baratos y con poca probabilidad de que sean usados únicamente para descansar. Por el contrario, se promocionan con niñas de 14 años vírgenes y exóticas, traídas del otras regiones de China, que son incluidas en la habitación como si se tratara de un televisor o un mueble más. En otras partes, hay casinos en los cuales también abundan las niñas, ya que son la más asediadas por los hombres cuya fantasía es tener sexo con una persona que los lleve al infierno y qué mejor que una pequeña pura.


En aquellos casinos la perdición es aún peor. Adentro se mueven grandes cantidades de drogas y alcohol, así como dinero falso, lavado y un sinfín de capital proveniente de diversas nacionalidades. Lo cierto es que ninguno de esos billetes es legítimo, todos provienen de la sangre de algún inocente que terminó sacrificando su vida con tal de que aquel papel corriera libre por ahí.


Vender billetes falsos, drogas y mujeres, son la forma en que Mong La sale adelante, además de la caza de animales en peligro, como tigres, cocodrilos y aves locales a los que matan, destazan y posteriormente venden en partes para comer o simplemente como una pieza valiosa que ni siquiera tiene un cuidado previo.


Mong La: el paraíso de todo lo prohibido e ilegal 3


Para vivir estas experiencias, no basta con ahorrar el dinero suficiente y volar a Mong La plácidamente. Es ilegal ir a aquel lugar; sin embargo, existen compañías de viajes que realizan una especie de excursiones. Una vez adentro del Mong La, el turista puede ser libre y participar en los juegos de azar que ahí presentan, comprar sexo, matar animales, abastecer su alacena de drogas y hasta comprar niños. ¿Por qué una empresa de carácter serio se dedicaría a difundir un tour como éste que engloba la ilegalidad en todas su formas? Porque lo prohibido siempre es redituable, mucho más que cualquier otra actividad.


En India se lleva a cabo un tour de la pobreza y en Brasil, lo más visitado son las favelas. En el caso de Mong La, tiene pobreza (de sus habitantes) y a la vez riqueza excesiva, drogas, sexo, niños y perdición. La región gana cualquier otro en cuanto a atracciones redituables se trata y no lo mencionamos porque esto sea digno de aplaudirse, sino porque el morbo es mucho más grande que la humanidad que habita en sus visitantes y locales.



-

Detrás del concepto existen mafias enormes, moviendo las atracciones de modo que cada vez sean más perturbadoras, sucias y pervertidas; atrayendo miradas, personas y dinero a costa de lo prohibido y censurado. Aunque los habitantes buscan que su tierra sea vista como un lugar turístico y paradisíaco, no como un semillero de perdición, por muy difícil que suene la misión.


**


En cada país se gesta una ola de "buenos y malos" que involucran personajes que se quedan en el imaginario colectivo, como el espía que se disfrazó de mujer engañando a su esposa por más de 20 años, o la Mafia China que ha atemorizado al país desde la dinastía Ming.


Referencias: