Cosas que no sabías de Teotihuacán y debes descubrir en tu próximo viaje
Viajes

Cosas que no sabías de Teotihuacán y debes descubrir en tu próximo viaje

Avatar of Adriana Hernandez

Por: Adriana Hernandez

25 de abril, 2017

Viajes Cosas que no sabías de Teotihuacán y debes descubrir en tu próximo viaje
Avatar of Adriana Hernandez

Por: Adriana Hernandez

25 de abril, 2017



¿Hasta dónde estarías dispuesto a viajar para conocer uno de los lugares más emblemáticos y misteriosos del mundo? Si estás en la Ciudad de México no necesitas ir muy lejos, ya que a escasos 50 kilómetros se encuentra Teotihuacán. Esta zona arqueológica es considerada Patrimonio de la Humanidad, y alberga los restos de una de las civilizaciones más representativas del México prehispánico.


También conocida como "la ciudad de los dioses", sus construcciones dan cuenta de la leyenda mexica del Quinto Sol. En esta leyenda se narra la creación del Sol y la Luna a través del sacrificio de los dioses de la era anterior; se dice que los restos de estos dioses se elevaron sobre las pirámides e iluminaron el cielo, y que después fueron empujados por el dios del aire y el dios del viento. De esta manera, el pueblo mexica explicaba la aparición del sol en el este durante el día, y de la luna en el oeste durante la noche. Además de estas deidades, Teotihuacán contiene representaciones arquitectónicas y escultóricas de otros dioses: Tláloc, el dios de la lluvia; Quetzalcóatl, dios de la sabiduría; Huehuetéotl, dios del fuego; y Tezcatlipoca, dios del cielo y de la tierra.


visitar Teotihuacán


Para los turistas que visitan la Ciudad de México, tanto extranjeros como aquellos que vienen desde otros estados de la república, Teotihuacán es un destino que no deben omitir. Si es la primera vez que recorres este lugar, debes prepararte con ropa cómoda y fresca, usa tenis, unos lentes y una gorra para protegerte del sol; además es recomendable que lleves agua para hidratarte mientras disfrutas del sitio arqueológico.

Hacer un paseo a Teotihuacán no te tomará más de un día, si tienes auto es fácil llegar: primero utilizas la carretera que va hacia Pachuca y tomas la desviación que dice “Pirámides”. Al acercarte podrás distinguir la imponente Pirámide del Sol, que se eleva con una altura de más de 60 metros. La zona arqueológica de Teotihuacán está conformada además por otras dos pirámides: la de la Luna y la de la Serpiente Emplumada, Quetzalcóatl. Estas tres construcciones, y algunos cimientos de las otras que formaban la ciudadela, se distribuyen a lo largo de la Calzada de los Muertos, nombrada así debido a la creencia mexica de que Teotihuacán era un cementerio en el que estaban los restos de aquellos que murieron para convertirse en dioses. La zona cuenta con dos accesos, la puerta uno es la más cercana a la carretera, cuando llegues a ella verás un jardín de cactáceas que te darán la bienvenida. Algunas construcciones de la primera zona están decoradas con esculturas y grabados que representan a Quetzalcóatl y a Tláloc.


quetzalcoatl navidad arte


Después de recorrer esta sección, puedes regresar a tu auto y dirigirte al segundo acceso, entrada directa a la Pirámide del Sol. Esta pirámide fue excavada poco antes de la Revolución, el presidente Porfirio Díaz mandó a hacer la limpieza de la zona para visitarla durante las celebraciones por el centenario de la Independencia. Durante las excavaciones se destruyó la parte superior de la pirámide, y tuvo que ser reconstruida; sin embargo, este hecho no disminuye la maravillosa experiencia de estar en la cima y observar el horizonte. Además del increíble paisaje, muchos visitantes buscan subir la Pirámide del Sol para llenarse de energía; en todas las entradas del sitio hay puestos en los que venden artículos de obsidiana que van desde pequeños dijes hasta  grandes esculturas, algunas personas llevan estos objetos a la cima de la pirámide para cargarlos de energía y usarlos como amuletos. Esta es una actividad muy popular entre los turistas, sobre todo durante el equinoccio de primavera.

Cuando bajes la gran pirámide, puedes caminar por la Calzada de los Muertos hasta la Pirámide de la Luna. Aunque es más pequeña y sólo hay acceso hasta la mitad, tiene escalones muy altos, así que prepárate para sentir el esfuerzo en las piernas. Si aún tienes energía para seguir el recorrido, puedes visitar los palacios y apreciar los murales, o entrar al Templo de los Caracoles Emplumados para aprender cómo fueron construidas las pirámides.
Después de recorrer la Calzada, subir pirámides y llenarte de energía, es hora de salir del sitio arqueológico; pero hay que hacer una última parada antes de despedirse de Teotihuacán: los puestos de pulque, “la bebida de los dioses”, en las afueras de la zona. Si tú no eres el conductor, puedes probar los diferentes sabores; pero si tú manejas, no te pongas triste porque puedes probar el aguamiel, bebida que al igual que el pulque se obtiene de esta planta.  

**

Todavía quedan muchos misterios que develar en Teotihuacán, pero mientras los arqueólogos excavan, desempolvan y reconstruyen, anímate a visitar estos destinos llenos de pasado mexicano.


Referencias: