Viajes

5 realidades que nadie te dice sobre viajar solo

Viajes 5 realidades que nadie te dice sobre viajar solo



Bajé del avión y me di cuenta que estaba del otro lado del mundo. El celular decía "sin servicio", y según mi cuerpo, debería estar durmiendo en la profundidad de la noche, pero el sol estaba en su punto más alto. Entre cientos de personas en el aeropuerto sentí una soledad excitante, el sueño de viajar solo se había cumplido y, aunque el miedo quería apoderarse de mi, la constante predeterminación de que esto pasaría me impulsó a salir a lo desconocido. 

viajar solo realidades avion

En primera instancia viajar solo puede ser aterrador, pero sin dudad es una de las mejores experiencias que experimentarás si te atreves a hacerlo. No es lo mismo viajar con tu pareja, tu mejor amigo o en grupo, pues en soledad el reto parece mayor y lo que sucede es aún más inesperado. Comienzas con planes y expectativas de lo que harás, pero rápidamente te das cuenta de que ese lugar del que tanto investigaste es completamente distinto una vez que estás ahí. Sin duda lo que piensas antes de viajar y lo que aprendes después es completamente distinto. 
-

El miedo es temporal 

backpacker

El pánico de no contar con nadie es algo que desaparece rápidamente. Viajando solo descubres que eso que antes te frenaba ahora te libera. No hay nadie conocido cerca de ti y puedes desenvolverte de una forma que ni siquiera tú sabías que podías o imaginabas. La identidad no se pierde, pero sin duda comprendes mucho acerca de quién eres y ese pavor que tal vez tenías es reemplazado por la ansiedad de no conocer todo lo que tú quieres en el poco (siempre creerás que tienes poco) tiempo que estarás en un lugar. 
-

No estás solo

viajar solo realidades

Un viaje así suele venir de la necesidad de cambio, de retarte a ti mismo y de romper con una rutina o con todo tu pasado, pero al estar lejos descubres que la soledad es un estado mental. En cuanto entras al primer hostal conoces gente de todo el mundo y es casi imposible no congeniar con ellos, pues seguramente la mayoría está pasando por lo mismo que tú.

Viajeros experimentados que saben moverse sin problemas y que te ayudarán, pues saben lo que estás viviendo; y viajeros amateurs cuyos ojos revelan que las crisis existenciales, rupturas amorosas y el desasosiego causado por la rutina no conocen límites o fronteras. Antes de que te des cuenta estarás hablando con gente que entiende a la perfección las razones por las que viajas y seguramente serán tus compañeros de viaje el tiempo que les sea posible. 
-

Debes aprender a confiar

viajar solo realidades miedo

Hay que tener sentido común. Celulares, tarjetas, pasaportes y documentos importantes deben permanecer a salvo, pero fuera de eso, puedes bajar un poco la guardia. Tus cosas seguramente están seguras, no puedes desconfiar de cualquiera que se te acerca, mucha gente viaja así y parece que no puede relajarse un momento. Es un hábito difícil de romper, pues cada lugar es distinto y nunca sabes quién pueda aprovecharse, pero si das el salto y comienzas a relajarte, verás que disfrutarás mucho más tu viaje. 
-

La gente está dispuesta a ayudarte

viajar solo realidades idioma

No debes parecer un cachorro abandonado llorando en la calle, basta con acercarte a alguien y preguntar. Muchas veces estamos contaminados con la idea de que cada quien ve por sí mismo y nadie te ayudará, pero sin duda un viajero puede encontrar ayuda si la necesita. Hay países donde es un poco más difícil, pues el turismo desproporcionado a veces hace que los residentes sean un tanto hostiles con los viajeros. Es cuestión de continuar preguntando hasta que alguien te dé justo lo que necesitas. 
-

Disponer de tu tiempo es liberador y aterrador

viaje de mochilero a los veintesvacaciones

Casi siempre planificamos de acuerdo a eventos por venir, a reuniones con amigos o por el hecho de compartir nuestro tiempo con otra persona, pero viajando solo eso queda atrás. Tienes el tiempo para recorrer calles, museos, bares y todo lo que desees, pero también puede ser contraproducente, pues si no tienes la iniciativa para hacer las cosas puedes pasar días sin hacer nada y eso es algo que seguramente lamentarás. No necesitas tener cada minuto de tu viaje planificado, pero mientras tengas una idea de qué harás los siguientes dos días podrás aprovechar el viaje como se debe.
-

Sin duda cada quien vive una experiencia distinta, incluso en el mismo lugar, pero la comunidad viajera parece ser un todo que te incluye desde el primer momento. Sólo necesitas enfrentarte al viaje y dejar que las cosas fluyan, mientras más te deslindes de los prejuicios mejor lo pasarás. 



Referencias: