Arte

5 señales para darte cuenta cuando un artista está sobrevalorado

Arte 5 señales para darte cuenta cuando un artista está sobrevalorado


Al lado de la mayoría de los centros comerciales de China existe un mercado gemelo que vende los mismos productos pero en su versión fake. Ahí puedes comprar a un tercio del precio o incluso menos, productos prácticamente iguales. La pregunta es necesaria: ¿Por qué comprar el original? ¿Hay un aura especial en productos que posiblemente también se hicieron en alguna maquila de oriente pero que tienen un sello que declara su autenticidad?

Algo parecido pasa en México con los mercados y las versiones piratas de los objetos. Tal vez exista un porcentaje de la población que compra originales, pero también es cierto que la mayoría compra ‘chafa’.

artista sobrevalorado mercado


El arte de la mentira y la apariencia tiene orígenes milenarios. ¿Cómo saber que se está pagando un buen precio por algo? Desde el marxismo, a ese extra inmaterial que viene dado por el trabajo y el mercado se le llama surplus. Ese surplus, me aventuraré a hacer este puntilloso símil, fue llamado en el arte, por Walter Benjamin: Aura.

El aura de la obra de arte es una trama particular de espacio y tiempo: la aparición irrepetible de cierta lejanía; es decir, de un misterio que de repente es posible apreciar. Esta idea, Benjamin la solía contraponer a la idea de transparencia que se derivaba de la reproductivilidad técnica. Si algo se puede rehacer tal como se hizo la primera vez, ¿qué hace especial a esas copias?

Y en el arte se busca esa aura única, inesperada, cuasi mágica; si no, no es arte, piensan los críticos más aferrados a la iluminación, a la separación de los artistas del mundo, a la irreprochable técnica sobre el discurso, como Avelina Lesper.

¿Entonces cómo saber que un artista está sobrevalorado? Aquí cinco puntos que podrán servir, o no, como señales.

-

Uno. Se toma como obra maestra todo lo que sale de sus manos o de la parte de su cuerpo que utilice al crear. Regularmente la pieza mayor lograda de un artista (pintor, escritor, músico, escultor, etc.) tarda años en llegar. Lleva un proceso de ensayo, propuesta y error; así que decir que todo lo que hace alguien es una genialidad, no es lógico. Dalí incluso llegaba a pensar que su genialidad era tal que hasta la mierda —literal— era una obra de arte.

artista sobrevalorado dali

-

Dos. Sobrevalorar es apreciar en exceso, lo que en el mercado regularmente se traduce en precios desmedidamente ridículos. En el mismo mercado capitalista actual, que algo tenga un precio más elevado, inmediatamente, le otorga una validación a la propia pieza o al show.

artista sobrevalorado bieber

-

Tres. El peso que se le da a su firma es mayor que su técnica. Este punto en realidad quiere decir que la capacidad crítica del discurso que navega debajo de las piezas de un artista sobrevalorado, es muy baja. El arte no se trata de técnica; no esencialmente, si no sería lo mismo una copia de Picasso a un Picasso, como retrata Orson Welles en su documental ‘F for Fake’.

artista sobrevalorado wells

-

Cuatro. El artista se ve en todos lados. Su calidad como vendedor supera a la de su calidad y propuesta artística. Así concordaría con lo que expresó Benjamin: la decadencia del aura trae consigo que el artista se exponga en persona en el mercado.

artista sobrevalorado bowie

-

Cinco. Crearse un mito personal puede ser una de las razones que sobrevaloran a un artista. Ese mito puede ser falso o en la mayor parte de los casos, lo es. Esto deriva a que se hable más de ellos en circuitos ajenos, como la prensa, circuitos de moda, etc. A menos que seas una de las Kardashian o Andy Warhol, en ese caso, su persona es su obra.

artista sobrevalorado selfie

¿Alguno de los artistas que sigues coincide con alguno de estos puntos? Tal vez, lo siento, esté sobrevalorado. Aunque tampoco importa mucho; piensa que el arte en todas sus expresiones es un discurso que no está aislado y siempre se verá afectado por otros factores.

La actuación, tampoco se salva de este fenómeno del mercado; conoce a 'Los actores más sobrevalorados de los últimos 5 años'; incluso viajar entra en este circuito ('Los destinos más sobrevalorados del mundo y sus más nefastas atracciones').

Al final si te gusta lo que hace, si te identifica, si cambió algo en ti, no importa argumento alguno.

***


Referencias: