Todo lo que siempre quise decirte en 18 obras de arte

Sábado, 28 de octubre de 2017 14:24

|Carolina Romero

El arte y el amor bajo luces de neón.


No podías verme. ¿Qué importaba?, el calor de mi cuerpo señalaba el camino invisible que tus manos tenían que recorrer obedientes. Bastaron pocos minutos para conocerme por completo: memorizaste con precisión cada una de mis cavidades y elevaciones. Aprendiste mis pliegues, conociste los volúmenes de mi carne como si de un mapa de ruta se tratara.



Por mí no me preguntes. Mi mente no estaba ahí: era toda cuerpo en ebullición. Lo único que recuerdo es verte rodeado por una luz neón púrpura; como si se tratara de un aura sagrada circundaba tu contorno. Te juro que no sé cómo paso, pero me bastó para amarte.


No te despediste y qué bueno. Eso habría arruinado la vaga —pero hermosa– imagen que guardo de ti. A la distancia, quiero que sepas estas cosas que siempre quise decirte:


«Quiero ser tu amor»



«Sueño contigo»



«Mi corazón es tuyo»



«Dime la verdad»




Artista:


Jung Lee — Composiciones simples pero directas. Las luces neón contrastan con los escenarios turbios, oscuros e inhóspitos.


«Me enamoré aquí»




«El alma siempre hará lo que tiene que hacer»



«Esperándote»



«La pasión de tu sonrisa»



«La última gran aventura eres tú»



Artista:

Tracey Emin — Tipografía improvisada, como si recién saliera de una mano apresurada. En el fondo completamente negro, las frases resultan estridentes.


«En el silencio de tus huesos y tus ojos, la magia olvidada se sienta y espera el fuego»



«Sólo somos los caballos de Troya destrozados y rotos de nuestros sueños»



«Todos los palacios son palacios temporales»



«Quiero llorar en tus brazos por cien años, quiero despertar en tus brazos por cien años»



«La gente a la que amas se convierte en fantasmas dentro de ti, y así les mantienes vivos»



Artista:




Robert Montgomery— escenarios oníricos, a primera vista cotidianos interrumpidos con mensajes poderosos.


«¿Esto es amor, es amor lo que siento?»



«El amor, el amor nos destrozará otra vez»



«El amor es un juego perdido»



Artistas:


Victoria Lucas y Richard William Wheater —canciones de todos los tiempos transformadas en intervenciones luminosas de West Yorkshire, Inglaterra.



Muchos cuestionan que estas intervenciones lumínicas sean arte. Pues, ¿cuál es la diferencia entre un tubo en forma de palabra hecho por un artista a otro exactamente igual hecho por cualquier otra persona?, ¿el hecho de que se presente dentro de una galería? Es un problema resolverlo.


Por otro lado, este arte es una especie de reapropiación del tiempo. Tras la creación de esta luminaria a base de neón, gases enrarecidos y electricidad en la primera mitad del siglo XX, los letreros flourecentes han perdido presencia en los escaparates de los grandes comercios y los espectaculares sobre las principales avenidas siendo remplazados por carteles LCD.


En ese sentido, además de ser emocionalmente potentes, los mensajes de estos artistas nos transportan a una nostalgia por el pasado. Probablemente sea una manera de recordar que el amor y sus expresiones son atemporales; que no entienden de expiración ni desuso.


**


Si quieres saber más sobre arte descubre, por qué en las pinturas antiguas las personas tocaban el pene de Jesucristo y conoce las pinturas de fuego de Sabino Guisu que demuestran que los mexicanos sabemos renacer de las cenizas.


Carolina Romero

Carolina Romero


Articulista
  COMENTARIOS