Arte

Científicamente comprobado: el arte produce placer

Arte Científicamente comprobado: el arte produce placer

“La pintura es poesía muda; la poesía pintura ciega” .

- Leonardo Da Vinci

 

El científico Semir Zeki, experto en neurobiología y neuroestética del University College de Londres, Reino Unido, ha comprobado que contemplar una bella obra de arte produce, en tan sólo 10 segundos, un aumento instantáneo del flujo sanguíneo en zonas del cerebro relacionadas con el placer, produciendo una sensación similar a la de estar enamorado.

 

 

El neurólogo británico realizó un experimento con 28 personas sin conocimientos previos de arte; al término de éste, descubrió que las obras que producen más placer son las del paisajista inglés John Constable y las del pintor neoclásico Dominique Ingres.

   

El registro de su investigación lo dio a conocer por medio de su libro Visión interior: una investigación sobre el arte y el cerebro, libro en el que se plantea la transmisión de sentimientos impregnados por el autor en su obra, dando un recorrido por la neurofisiología de la percepción y la interpretación de las imágenes de acuerdo con el funcionamiento del cerebro; así como los diferentes aspectos de los estudios de la percepción, relacionados con autores y corrientes  artísticas.

 

  

La investigación de Semir Zeki ha causado tal impacto en la comunidad científica, que la Universidad de Zurich, Suiza, realizó una  investigación en la que se demostró que el admirar una imagen artística acompañada de música clásica, causa más impacto que colocarse ante la misma pintura en ausencia de sonido.

 

 

Expertos en el tema sugieren que el efecto causado por las pinturas podría deberse a que la música y la pintura están íntimamente ligados a alguna zona del cerebro, aunque sólo las personas sinestésicas (personas que asocian percepciones de sentidos diferentes, como escuchar colores u oler sonidos) pueden percibir la relación.

 


Referencias: