Dulce Chacón, la artista que captura la belleza de la basura espacial cuando regresa a la Tierra

Lunes, 23 de julio de 2018 17:38

|David Daza
basura espacial

La exposición "De encuentros con sólidos platónicos" de Dulce Chacón es una muestra del arte mexicano en la Era espacial.



Desde mediados del siglo pasado, la llamada “Era Espacial” se integra a los procesos de desarrollo tecnológico que caracterizan el proceso civilizatorio moderno en nuestros días. Los historiadores consideran que con el lanzamiento soviético de Sputnik, el primer satélite artificial de la Tierra, en el contexto de la Guerra Fría, se inaugura la “Carrera espacial” donde competían la Unión Soviética y los Estados Unidos y, con ella, el auge de la Era espacial. En dicha contienda, las naciones invertían capital para el desarrollo de armamento, materiales, tecnología informática, vehículos, entre otras áreas relativas a la exploración y conquista del espacio exterior.


Pero la Era Espacial no sólo ha influido globalmente en el desarrollo de ciencia y tecnología, sino en muchos otros ámbitos culturales y sociales. En consecuencia de la mediatización del espacio exterior, se han transformado los imaginarios colectivos alrededor del mundo. Por ejemplo, las imágenes capturadas por los telescopios espaciales han cambiado nuestra forma de imaginar el Universo; la figura del hombre espacial aparece múltiples veces como héroe en producciones de cultura pop; por supuesto, en las artes los tópicos espaciales son un rico caldo de cultivo del que surgen obras con notables cualidades estéticas.




basura espacial 1

Dulce Chacón. "Murcia 2015". 2018. Tinta sobre papel. 32 x 23.8 cm.



basura espacial 2

Dulce Chacón. "Pickscill 1992" (izquierda). 2018. Tinta sobre papel. 31.5 x 24 cm. "Miami 1969" (derecha). 2018. Tinta sobre papel. 26 x 36 cm. 



Tal es el caso de la artista visual mexicana Dulce Chacón (Ciudad de México, 1979). Egresada de la ENAP —hoy Facultad de Artes y Diseño de la UNAM—, actualmente es miembro del Sistema Nacional de Creadores de Arte. En su trabajo aborda la documentación visual en medios de comunicación, plantea diálogos entre imágenes fotográficas y el dibujo, aborda temáticas de corte documental entre las que podemos encontrar algunas relativas a la Era Espacial. Luego de una entrevista con ella, se elaboró el presente artículo.


Actualmente, Dulce Chacón trabaja en un proyecto de producción de tres años, empleando los medios del dibujo, grabado, arte-objeto y crónica literaria a manera de falso documental. Desde el 8 de julio de este año puede apreciarse una primera etapa de dicho proyecto en la exposición De encuentros con sólidos platónicos, en la galería del 123, ubicada en el centro histórico de la Ciudad de México. En la muestra de dibujo y arte-objeto, la artista nos muestra curiosas escenas de hallazgos de basura espacial en la superficie terrestre.



basura espacial 3

Dulce Chacón. "Riiyadh 2001". 2018. Tinta sobre papel. 32 x 41 cm.



basura espacial 4

Dulce Chacón. "Tuyen Quang 2016". 2018. Tinta sobre papel. 70 x 100cm.


La exposición se integra por siete dibujos —tinta sobre papel de algodón— y un objeto, en formatos variables que van del pequeño (24 x 11 cm) al gran formato (70 x 100 cm). En las obras encontramos información visual, material y de contexto sobre encuentros con ciertos “sólidos” que alguna vez formaron parte de las estructuras de satélites artificiales, antes de que estos últimos terminaran su tiempo de vida útil y, obsoletos, descendieran a tierra firme.


De encuentros con sólidos platónicos nos muestra escenas de grupos de personas de distintas procedencias y culturas, posando para las cámaras, junto a cuerpos metálicos caídos del cielo; personajes que analizan, con sumo cuidado, la naturaleza de objetos extraños cuyo origen desconocen; registros de daños colaterales a propiedad privada por el violento descenso de objetos metálicos desde el espacio cercano. En palabras de Dulce Chacón:


Las imágenes que muestro provienen de documentos fotográficos encontrados a partir de la búsqueda en Internet de “cosas que caen del cielo”, en específico los relacionados con basura espacial.
Los resultados arrojados me interesaron por la cualidad de ser escenas casi absurdas de acercamiento y contemplación hacia lo desconocido, y muestran la fascinación de los testigos al descubrir esos objetos.
Me gusta la idea de que los objetos se vuelven atractivos por ser sobrevivientes al peligroso descenso destructor, como si ésta resistencia les otorgara una naturaleza divina. 



basura espacial 5

Dulce Chacón. "Great slave lake 1978". 2018. Tinta sobre papel. 40 x 54 cm.


 

basura espacial 6

Dulce Chacón. "Valle del silencio 1970". 2018. Objeto metálico, base de metal, vidrio. 24 cm x 11 cm de diámetro.


Las ocho piezas se encuentran distribuidas en una sala de exhibición cuyos muros, pintados de gris oscuro con detalles en blanco, resaltan la temática espacial de la exposición. La museografía remite a la paleta de colores característica de producciones culturales de Ciencia Ficción o materiales didácticos de Astronomía. Asimismo, la oscuridad de la sala contrasta con los dibujos a tinta negra sobre papel de algodón blanco, enmarcándoles y guiando la mirada.


El título y texto de sala de la exposición hacen referencia al Timeo de Platón, donde el filósofo griego describe sus ideas sobre el Universo, conformado por cuatro elementos básicos a los que asocia con algunas formas simétricas “perfectas”: al elemento tierra, asigna la forma del cubo; al fuego, el tetraedro; el icosaedro, al agua; al aire, el octaedro; y finalmente la forma esférica fue atribuida a la síntesis de los cuatro anteriores, como la totalidad cósmica. Curiosamente, observa Chacón, aquellos objetos caídos del cielo que destacan en su propuesta artística, al igual que muchos de los diseños de satélites artificiales, también corresponden a los designios platónicos. 



basura espacial 7

Dulce Chacón. "Queensland 1969". 2018. Tinta sobre papel. 35 x 57 cm. 



basura espacial 8



La exposición de Dulce Chacón, estará abierta al público de manera gratuita en la calle Artículo 123 #123, entre Bucareli e Iturbide, colonia Centro de la Ciudad de México, durante todo el mes de julio. Forma parte del proyecto 1 Mes 1 Artista, que durante 30 días invita a exponer a artistas diferentes, reconocidos y emergentes, mexicanos o con residencia en México.


**


Fotografías por Fernando Etulain.


**


Descubre cómo el arte logra transmitir experiencias sensoriales y compartir nuevas formas de construir el mundo y cómo las pinturas de fuego de Sabino Guisu demuestran que los mexicanos sabemos renacer de las cenizas o Amparo Sard, la artista que nos enseña que los huecos son necesarios para sanar las heridas.


REFERENCIAS:
David Daza

David Daza


  COMENTARIOS