10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón

Por: Andrea Fischer -

Conoce más sobre Henri Cartier-Bresson y el arte y sentimiento detrás de la fotografía.

Una mujer sube las escaleras de un edificio viejo, que bien podría estar abandonado o perdido en el contingente del tiempo. Se le ve apurada pero perfecta: tiene la falda a la medida exacta a juego con un traje sastre oscuro, que le combina con el tono de piel; lleva los zapatos pulcros, las medias lisas, la espalda encorvada: le pende del hombro izquierdo una bolsa que parece que no le permite alzar la cara. Se le ve de espaldas, detrás de una parvada de palomas que le da la bienvenida: fanfarrias de polvo, fanfarrias de la calle, fanfarrias para la nobleza que no lleva título, la de todos los días. Es lo cotidiano. Es un instante. Es una composición. Es una fotografía que pertenece a Henri Cartier-Bresson.

Para Cartier-Bresson, el fotógrafo no puede ser un espectador pasivo. Con esta premisa, siendo uno de los pioneros de la fotografía de la calle, se convirtió en uno de los referentes más importantes de las artes visuales del siglo XX por definir lo siguiente: aquel que esté detrás de un lente, debe estar sumergido en el acontecer multifacético del mundo que lo rodea. Es por esto, también, que se le considera ampliamente como el padre de la fotografía moderna: no sólo por tener una propuesta teórica sólida, en la cual fundamentar este nuevo medio de expresión emergente, sino por dar a conocer una perspectiva diferente de la cotidianidad. En su obra, la experiencia estética se transmite —se transfiere— a lo cercano que resulta el fluir constante de la vida diaria: perpetuando instantes decisivos.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 1

En los años 30, la fotografía era considerada como la hermana menor de la pintura. A pesar de que ambas pertenecen a las artes visuales, la primera se encontraba en una coyuntura muy particular: aquella de traspasar el umbral como un medio de expresión independiente, sin la sombra acosadora y asfixiante de su predecesora milenaria. Cartier-Bresson utiliza el entorno como materia prima para romper con la supremacía de la pintura, como arte visual por excelencia. Establecer bases sólidas sobre las cuales se pudiera mover en un acontecer fotográfico creativo, y confirió a la lente una autonomía de la que no gozaba antes: era la alternativa para los que no sabían dibujar, cuando no se reducía un instrumento más para rellenar los archivos familiares con retratos.

El instante decisivo, entonces, es aquel momento mágico que el fotógrafo congela del tiempo para la eternidad: se trata de extraer una imagen del fluir constante del eterno presente, para inmortalizarlo y revivirlo ante el espectador. Es por esto que el artista debería involucrarse de manera sensorial y cognitiva con el entorno, que está en constante movimiento y no puede detenerse: no sólo tendría que apreciarse un suspiro en el espacio, sino encontrar el arreglo exacto para generar una experiencia estética. Es así como la fotografía tiene una doble naturaleza: la de presentar un momento extinto para siempre, pero también la de conferir al mundo un espacio de apreciación distinto. Por esta razón, a continuación se muestra una selección de las fotografías de este artista que, tal vez, logre ilustrar este principio.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 2

La mujer que sube las escaleras puede ilustrar muy bien el instante decisivo. No sólo se trata de capturar un reflejo fugitivo del acontecer cotidiano, sino de hacerlo de tal forma que pueda generar una experiencia estética en el espectador. Más allá de si lo que se ve es bonito, la imagen transpira el palpitar de la vida de la calle, pues no sólo se trata de capturar un instante mágico, irrepetible, también de hallarlo en un marco que pueda generar una composición que sea agradable —o comprometedora— a quien se le presente.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 3

De la misma manera, Cartier-Bresson creía que en la fotografía hay un trabajo constante con el movimiento: es irónico pensar en congelar una realidad que es por naturaleza dinámica; sin embargo, en esta nueva manera de entender la plástica es posible encontrar un equilibrio expresivo —estático y no a la vez—, contenido necesariamente en una captura de la realidad.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 4

La intuición es también un elemento capital para la propuesta teórica de este fotoperiodista francés. Si bien es cierto que las situaciones cotidianas se presentan de manera espontánea —es decir, sin un plan premeditado—, habría que encontrar en ese espacio de normalidad un suspiro poético para generar arte detrás de la lente. El ojo, para Cartier-Bresson, evalúa, pero la cognición del fotógrafo es la que hace que la imagen trascienda.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 5

Al seguir esta línea, el orden es fundamental para comprender su trabajo. Dada la finitud de la materia prima del fotógrafo —que de nuevo es la realidad en constante movimiento—, es decisivo hallar ese instante preciso con asertividad. Es cierto que debe existir el impulso de la originalidad detrás de una imagen, pero siempre hay cierta angustia en el trabajo del fotógrafo: los elementos que tiene para trabajar no dejan de desaparecer, y el objetivo es, en efecto, perpetuar aquello que está en fuga constante a través de la imagen. 

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 6

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 7

Así como la mayor parte de su obra se centra en aquello que ocurre en la calle, Cartier-Bresson tiene una gran producción de retratos. Aunque su enfoque no era el de capturar instantes premeditados —como sucede cuando la gente posa, por ejemplo—, necesitaba una fuente de sustento económico. Es por esto que muchas de las fotografías que tenemos de Albert Camus, Picasso, Dalí, Rivera y otras personalidades de los años 30 son de su autoría. A pesar de su renuencia a este tipo de producción, la mirada fotográfica contiene aún esta chispa de intuición precisa que caracteriza a su obra en general.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 8

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 9

La fluidez juega un papel fundamental en la propuesta artística de este francés. Las imágenes, para él, no deberían forzarse, sino encontrarse. Como fotoperiodista creía firmemente que la realidad no debería de ser intervenida para mostrársela al mundo, ya que pierde su esencia original. La experiencia estética del espectador tendría que estar basada en lo que esa captura inmaculada del mundo puede ofrecerle, y nada más.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 10

Finalmente, Cartier-Bresson aporta al acontecer fotográfico una línea sensorial importante: aquel que esté detrás de la lente debería poner el ojo, la mente y el corazón en la misma línea de mira, en la misma sintonía. Podría resumirse toda su propuesta de esta manera: en el ojo, que es el que evalúa; en la mente, que es la que da permanencia a la imagen; en el corazón, que es el que se conmueve, el que se involucra, el que hace de la fotografía una manera más de vivir la experiencia humana.

10 imágenes para entender que la fotografía se conforma de ojo, mente y corazón 11

En la actualidad existen muchos fotógrafos que se dedican a retratar los acontecimientos que surgen en la calle, tal como se muestra en estas 10 fotografías para olvidar el sufrimiento que provoca viajar en metro. Además, conoce la historia que hay detrás de los hombres que flagelan su cuerpo en los vagones de este transporte.

Te podría interesar: 

Cómo fotografiar el momento decisivo según Cartier-Bresson
15 fotografías desconocidas de cómo se vivía en México sin estereotipos