Ilustraciones para conocer tu lado heteroflexible

Miércoles, 8 de noviembre de 2017 16:40

|Diana Garrido

Tal vez nunca te ha pasado y tampoco a tu pareja, pero probablemente, luego de ver las ilustraciones de Félix D'Eon, tu lado heteroflexible se asome y te apetezca probar lo prohibido.



¿Cómo te sentirías si tu pareja, quien se asume como heterosexual, se inclina por aventuras con personas de su mismo sexo? Hay personas que aseguran haber sentido miedo, coraje o sorpresa, pero la mayoría asumió que su pareja era bisexual. Sin embargo, a esto se le llama heteroflexibilidad y es muy diferente a la bisexualidad. Mientras que éste último término define a las personas que son conscientes de su atracción hacia ambos sexos, la heteroflexibilidad se usa para denominar a aquellos individuos que tienen actividad homosexual limitada, es decir, saben que son heterosexuales, pero en ocasiones sienten deseos de tener un encuentro con alguien de su mismo sexo y lo satisfacen sin ponerse etiquetas sociales ni restringirse por dudar de su sexualidad.




Las personas heteroflexibles deciden sobre la concepción social que se tiene acerca de la sexualidad creando su propio concepto o ideal. Hace unas décadas se pensaba que eran las mujeres quienes presentaban este comportamiento puesto que era mucho más común ver un beso entre dos chicas o que una mujer aceptara tener un trío con su esposo o novio y una mujer más. Sin embargo, cada vez más hombres han aceptado que esta práctica no es exclusiva de ellas. En ocasiones no lo descubren hasta que, repentinamente, la imagen de una persona perteneciente a su mismo género le parece atractiva y tiene deseos sexuales; en otras, lo asumen sin ningún problema.




Tal vez nunca te ha pasado y tampoco a tu pareja, pero probablemente, luego de ver las ilustraciones de Félix D'Eon, tu lado heteroflexible se asome de tu ser y te apetezca probar lo prohibido, eso que nunca pensaste y que sin querer despertará tu libido. ¿Cómo no va a hacerlo si sus ilustraciones son sugerentes, explícitas y muy sensuales?, incluso llegan a ser tiernas o elegantes. Claramente reflejan la mentalidad de D'Eon, quien no oculta cuánto le gusta el sexo y cómo disfruta de la libertad de practicarlo hasta en sus dibujos, los cuales están hechos con diferentes estilos y técnicas representando la masculinidad y la ruptura de la concepción social de este término.




La idea surgió luego de conocer diferentes culturas desde su infancia. De madre mexicana y padre francés, Félix tenía en las venas una convergencia muy peculiar de ideas y culturas, por lo que, al mudarse a California siendo un niño, logró ver muchas otras formas de vida, mismas que le hicieron entender que la libertad se manifiesta a través de muchas maneras, en especial de la sexualidad. Entonces, con un sentimiento sincero y genuino, comenzó a dibujar hombres y mujeres cuya perspectiva sobre el sexo era explícita y libre, nunca censurada.




Su arte, principalmente encaminado al art nouveau es una invitación al pecado, pero también a la diversión y a la libertad. Si dos soldados rusos se aman, ¿por qué ocultarlo? No importa si son dos deportistas o dos hombres en bicicleta, cuando el deseo está presente hay que satisfacerlo. La sociedad se va abriendo cada vez más a la diversidad sexual y al entendimiento de otras formas de amar diferentes a la convencional. Así, Félix D'Eon trata de mantener aquello con lo que un romance comienza: atracción, erotismo y deseo sexual mediante líneas sencillas, colores bien definidos y labios besándose.




A esto se le suma la ruptura de los estereotipos como el bigote y su asociación con la masculinidad; o la guerra y la posición de los hombres como machos y guerreros; o los revolucionarios con tequila y pistola en mano, señales de hombría y valentía. Félix D'Eon trata de terminar con cada uno de esos arquetipos y así demostrar que cada hombre y mujer en el mundo es libre de expresarse y amar, pero también de hacer con su cuerpo lo que más le apetezca, y si eso es expresarse a través de ilustraciones eróticas, no tiene reparo en demostrarlo. Él normaliza lo marginado, aquello a lo que no se le permite salir ni ser visto como algo cotidiano o común.




D'Eon popularizó su arte con una lotería gay, pero no es el único trabajo que ha realizado y tampoco el mismo estilo; sin embargo, fue el proyecto que lo puso en boca del mundo y con el cual trató de abrir la mente de los espectadores hacia su arte. Con fotos, grabados, dibujos y pinturas, Félix D'Eon hace que el deseo sexual se vuelva artístico, dejando al descubierto no sólo un cuerpo desnudo y poses sugerentes, también un derroche de amor propio y la apertura a nuevas formas de entender la sexualidad. ¿Sientes algo más al ver estas ilustraciones? Tal vez has descubierto tu lado heteroflexible, si es así, déjalo salir y desfoga tu deseo con cada uno de sus dibujos.


**

Conoce más sobre el trabajo de Félix D'Eon a través de sus diseños, como su lotería que se inspira en figuras incluso religiosas, como el caso del santo que se convirtió en un símbolo de la homosexualidad.


Diana Garrido

Diana Garrido


Articulista
  COMENTARIOS