Liliana Porter y sus realidades a escala

Liliana Porter y sus realidades a escala

Por: Regina Tapia -

La creencia de que una fuerza superior al hombre se encarga de colocarlo en situaciones precisas, en el momento exacto para conocer a una persona o realizar una tarea específica, ha existido desde tiempos remotos, y se aborda con distintos conceptos como karma, destino o suerte.

La artista argentina Liliana Porter juega con esta idea, convirtiéndose ella misma en la fuerza que mueve a seres diminutos en diferentes espacios y a los que asigna distintas tareas, la mayoría de ellas imposibles, aunque con gran sentido del humor.


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-arado-rojo-bueno.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-bring-a-smile-tejido-.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-PAJA.jpg


Formada en la Escuela Nacional de Bellas Artes de Buenos Aires y en la Universidad Iberoamericana de la Ciudad de México, donde estudió grabado con personas de la talla de Mathías Goeritz, y donde tuvo su primera exposición a los 17 años, ha expuesto en Brasil, Perú, Colombia, Uruguay, Cuba, Chile, Venezuela, Costa Rica y algunos países europeos.


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-desenredo-tejido-negro.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-hombre-con-hacha.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-regar-plantas.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-bullit.jpg


En 1965 fundó el taller de grabado New York Graphic Workshop, clave para el desarrollo del arte conceptual, junto a Luis Camnitzer y José Guillermo Castillo. Con este proyecto comienza a experimentar con nuevas estrategias y materiales; además de grabado, trabaja con fotografía, video, pintura e instalación.

Desde el inicio, Liliana ha puesto especial interés en los juegos de representación. Comenzó a trabajar en ambientaciones e instalaciones utilizando papeles impresos en offset y serigrafía impresa directamente sobre el muro, entre otros.


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-tigre-y-conejo.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-fall.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-bullit.jpg


Cada arruga, mancha, línea o espacio vacío que encuentra a su paso se convierte en cimiento de una nueva historia. Juguetes y figuritas protagonizan puestas en escena a escala en espera de ser movidos por la mano de la artista.

A lo largo de su carrera ha coleccionado diversas figuras que encuentra en los mercados de pulgas y casas de antigüedades de cada ciudad que visita.


https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-please-don´t-move.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-dialogue-with-christ.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-figuras-2.jpg
https://img.culturacolectiva.com/content/2013/11/porter-porcelana-derretida.jpg


"Es un repertorio que me sirve para armar lo que yo llamo 'situaciones'. Me interesan los diálogos entre personajes disímiles, que vienen de diferentes tiempos. Cuando convergen y conviven cosas me resultan situaciones atractivas”.

Así, cada figura con su propia “capa de realidad” se funde con las otras en un instante en el que se fusionan fechas, horas, palabras y sueños.

“Por un lado, son mera apariencia, adornos insustanciales, y al mismo tiempo tienen una mirada que puede estar animada por el espectador, capaz de dotar a las cosas de interioridad e identidad... Creo que me interesan aquellos que parecen desconcertados”.

porter espejo


Los objetos rotos o incompletos tienen un papel importante en su obra, “son como los recuerdos, que pueden romperse, pero siempre se encuentran aunque sea en pequeños pedazos”.

porter pedazos


Así, habla de tiempo y espacio representados en una realidad diminuta que hace que el espectador se cuestione en cuál “capa” se encuentra y si es que hay alguien que, como Liliana, se encarga de mover y pegar nuestros cuerpos en diferentes escenarios.

 

Referencias: