PUBLICIDAD

ARTE

Marcel Duchamp: El artista rebelde que puso bigotes a la Gioconda

“Contra toda opinión no son los pintores, sino los espectadores, quienes hacen los cuadros”, Marcel Duchamp.

Texto por: Galería Romero

En el arte, llámese música, literatura o cine, encontramos personalidades que se revelan ante la crítica y lo convencional. Puedo citar muchos ejemplos como los Sex Pistols, considerados por algunos como la banda que iniciaría el punk en Reino Unido, que con sus sencillos Anarchy In The U.K o God Save The Queen causaron en los 70 caos en toda la isla británica con su ideología anarquista. Hago referencia a ellos porque en la pintura y escultura me recuerdan al polémico artista francés Marcel Duchamp, que provocó desconcierto en el mundo del arte: no solo reflejó su ingenio con diversos movimientos artísticos como el fauvismo o el cubismo, sino que lo expresó en obras como Nude with black stockings (Desnudo con medias negras), Portrait of the artist’s father (Retrato del padre del artista), Nu descendant un escalier (Desnudo bajando una escalera) o Le partie d’échecs (La partida de ajedrez) en donde pinta a sus dos hermanos mayores concentrados frente al tablero de dicho juego.


La vida de Marcel Duchamp entre cafés y el barrio parisino de Montmartre

En su juventud Marcel Duchamp había presentado el examen al École des Beaux-Arts (Escuela de Bellas Artes) que suspendió para matricularse en una escuela privada, la Académie Julian, la cual también abandonó por la vida parisina: en 1904, vivir en el barrio parisino de Montmartre era adentrarse a un mundo de bohemia y, entre pláticas sobre arte y cultura en los cafés, Marcel llevaba consigo un cuaderno en el que dedicaba sus primeros dibujos a la vida cotidiana de la ciudad. Durante los siguientes años realizó obras de estilo fauvista, en medio de una etapa donde experimentó con varias tendencias, hasta llegar al cubismo marcando con la obra Sonata, su inicio en este movimiento artístico.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Marcel Duchamp siempre innovó su obra, nunca se enfrascó en una sola tendencia y movimiento. Fue considerado uno de los artistas más influyentes del Siglo XX, un genio rebelde que finalmente encontró en el dadaísmo una forma de reírse de todos y de él mismo. Sin duda, con la creación de sus ready-mades se convirtió en símbolo de este movimiento vanguardista “antiarte”.


El dadaísmo, un urinario como arte y los ready-mades de Marcel Duchamp

El dadaísmo es un movimiento antiartístico, antiliterario, con el que los artistas pretendían destruir todo lo convencional y cuestionaban la existencia del arte. Es un movimiento provocador que rechaza lo establecido y Marcel Duchamp lo reflejó en sus ready-mades que son objetos encontrados y de uso común convertidos en obras de arte bajo su lema “el arte es lo que se denomina arte” y por lo tanto puede ser cualquier cosa.

Para ese entonces pensaba que la clásica forma de pintar estaba muerta y la pintura se pudría en museos, por eso encontró la belleza en las cosas superficiales de la vida diaria, como una rueda de bicicleta. Aunque también se burlaba con el hecho de pintarle bigotes a una postal de la Gioconda, intervención que llamó L.H.O.O.Q. que en un juego de palabras en francés se escucha como “Elle a chaud au cul” (ella tiene el culo caliente) o interpretarse como “Ella está excitada”.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Su primer ready-made es una rueda de bicicleta invertida sobre un banco, y su obra Fuente es un mingitorio, que inició una revolución en el mundo del arte al demostrar que cualquier objeto podría ser considerado como arte. Esta pieza ha sido interpretada de diversas maneras, incluso ha sido vista como órganos sexuales femeninos. Aunque la pieza original se perdió, se conservó su fotografía y a partir de ella se hicieron varias réplicas.

Duchamp elevó el valor de los objetos al exponerlos, para resaltar sus cualidades estéticas con el fin de que el espectador pudiera darles un nuevo significado que no fuera el de su uso cotidiano. El artista así lo entendía: los objetos tienen una nueva vida al revalorizarlos. Hoy en día son diversos artistas los que exponen piezas al “estilo Duchamp”, exhiben en galerías y museos del mundo bajo la aportación que dejó el artista; aunque esto sea para algunos una mierda o un intento fácil y mezquino para ganar fama y dinero. A mi consideración, Duchamp demostró ser un genio, un artista completo al realizar obras bajo cualquier técnica y movimiento artístico, y con sus ready-mades rompió lo establecido en el mundo del arte. Fue un artista rebelde al que puedo llamar un punk del arte.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

“Contra toda opinión no son los pintores, sino los espectadores, quienes hacen los cuadros”, Marcel Duchamp.


El ajedrez en la vida de Marcel Duchamp

Duchamp estaba fascinado con el ajedrez. Compitió en el Campeonato Francés de 1925 y representó a su país en la Olimpiada de 1933. Algunos trabajos y aportaciones inspirados en este juego fueron su ready-made Trébucher (El Tropiezo) que consiste en una posición final de peones; pero también su set de piezas llamado Buenos Aires. Duchamp fue un artista que nos recuerda que el ajedrez no solo es un juego, sino un mundo infinito de posibilidades para la belleza, creatividad e imaginación.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Marcel Duchamp murió el 2 de octubre de 1968, un día triste para el mundo del arte, y para México: día que sucedió la masacre de estudiantes en la Plaza de las Tres Culturas, en Tlatelolco.

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD