Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico
Arte

Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico

Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

4 de agosto, 2017

Arte Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico
Avatar of Diana Garrido

Por: Diana Garrido

4 de agosto, 2017


Tracey Emin es alcohólica, neurótica, psicótica y obsesiva consigo misma, pero es también una artista que ha formado su depresivo carácter después de ser violada a los 13 años al salir de una discoteca, tener sexo con su hermano mellizo y, comer pollo frito y acompañarlo con vodka a diario. Según su concepción, un artista es siempre un mártir, de ahí viene la inspiración para crear esculturas, pinturas o performances dignos de mostrarse, pues, asegura Emin, en ellos ha dejado un poco de su corazón lastimado.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 1


Para Emin, su vida está llena de arte y decepción, repleta de contrastes y miedos que la han llevado a ser una de las artistas más depresivas e insatisfechas con la vida. Ha ido por el mundo del arte navegando con la bandera de depresión y tristeza, sintiéndose un poco mejor en cada exposición que realiza ya que la gente le brinda satisfacción al asistir y aplaudir sus piezas o incluso identificarse con ellas. Sin embargo, la artista no se siente como su público cuando ve otro tipo de obras de arte, por ejemplo, las de Egon Schiele.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 2


-

La polémica en el erotismo


Schiele siempre se caracterizó por tener obras eróticas cargadas de sensualidad en cada uno de los trazos que realizaba. Se encargaba siempre de darle al mundo su propia visión del sexo, una que para él era importante, imponente y básicamente, lo único en la vida.


El pintor creía que debajo de la ropa, siempre existía alguien común y corriente. El momento de la desnudez era el preciso instante en el que cada persona se convertía en algo igual a otros: vulnerables y fuertes a la vez. Por ello, para el artista, el voyerismo y la promiscuidad eran condiciones naturales en su vida y obra. Él deformó los cánones estéticos, le dio un aire sombrío a la desnudez del cuerpo y lo plasmó sin adornos, con vacío y soledad como suele ser el cuerpo natural.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 3


De este modo, vemos que ambos artistas son muy similares en cuanto a la manera de ver al mundo. Los dos vivían sumidos en cierta depresión y tristeza, pero a decir verdad, la vida se encargó de poner en un punto más bajo a Emin, cuya obra es mucho más directa; no pinta desnudos ni metáforas del cuerpo, sino que muestra su soledad y depresión en performances y piezas que dicen mucho más de su vida y concepción propia. Por lo tanto, ella ve en la obra de Schiele una ofensa natural. «Ella se acuesta en los codos con la boca en el brazo, casi como si tuviera que morder algo para mantener la boca cerrada; tiene el trasero en el aire y sus piernas están abiertas. Mantiene el vestido cayendo sobre el pecho, su cabello revuelto… Eso es muy grosero». Quizá Emin habría dibujado a la mujer en la misma situación, pero de manera que la tristeza se viera en los ojos, no sólo en el cuerpo desnudo, el cual es el centro de atención en el dibujo del artista.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 4


Para ella, Egon se comportaba como adolescente, plasmando senos y vaginas por puro morbo, como si tuviera una especie de frustración sexual. Esto en realidad podría ser entendido si recordamos que el artista fue víctima de una adicción sexual que como cualquier tipo de dependencia mental aumentó al no ser tratada. Además, fue un artista muy joven y promiscuo que murió a los 28 años, así que podría ser fácilmente entendible por qué la mujer lo tacha de “precoz”.


Sin embargo, Schiele era la inspiración directa de Tracey Enim. En su lapsos de locura emocional, se convirtió en la más acérrima fan del pintor. «El hecho de que se mantuviera enfocado en su perspectiva personal es bastante increíble: la fortaleza en poder hacer eso a una edad tan joven», asegura la artista, quien a pesar de todo, sigue considerando a Egon como su inspiración directa.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 5


-

Del amor al desprecio


Tracey se influenció tanto por el austriaco que hizo su propia versión de los dibujos y obras del pintor, lo que la llevó a aprender mucho sobre la técnica, misma que veía plasmada en cada movimiento y pincelada. Pero había algo que no lograba empatar con su sentir, él era muy atrevido para su época, pero para la de Emin era grotesco, misógino y estaba muy equivocado en cuanto a la forma de mostrar la tristeza y decadencia humana. ¿Por qué poner un cuerpo desnudo llorando? porque no era suficiente un rostro cansado y porque el erotismo está en todas partes y es divertido; pero también es cansado, triste y desesperante. Es, para Tracey, una forma de expresión que connota tristeza y decadencia humana, en especial si el espectador no se siente del todo atractivo como las pinturas y dibujos lo muestran. Si no te sientes lo suficientemente bello, no hay manera de que te identifiques con esas pinturas, pero sí existe la posibilidad de idealizar la imagen, lo que significaría vernos a nosotros mismos en ella.


Qué opina una mujer sin autoestima de un pintor pornográfico 6


Pero a decir verdad, Emin nunca se sintió parte de la obra de Schiele hasta que probó la promiscuidad y atrevimiento del artista en carne propia. Sin embargo, su perspectiva no cambió, no enalteció su belleza ni su cariño propio, sólo se terminó por dañar más y por sentirse una persona cada vez peor; pero a final de cuentas, ella siempre tuvo en mente su misión: ser tan clara (aunque no tan arriesgada) como Schiele. Ella misma dice que hay que guardar un poco en el interior para que sirva de inspiración y motivación para la vida diaria, no sólo en el arte.


**


¿Sabías que su arte llevó a Egon Schiele a prisión por promiscuo y pervertido?

No obstante, su vida es una tragedia erótica insufrible.


___


Metadescripción: Ella odiaba el sexismo, él era sexista. Sin embargo, sus obras e ideales son muy similares entre sí.