Arte

Un millón de huesos para una protesta visible

Arte Un millón de huesos para una protesta visible

Kifi Annan, séptimo Secretario General de las Naciones Unidas, y Premio Nobel de la Paz de 2001, asegura que "algunos pueden argumentar que los regímenes militares brindan estabilidad y predecibilidad, que ayudan al desarrollo económico... ese es un engaño. Y es que sólo basta echar un vistazo a las páginas negras de la historia, las que se han escrito con sangre de inocentes en manos de poderosos, quienes han exterminado a razas, religiones y culturas enteras para darse cuenta que la especie humana es capas de hacer cosas atroces.

1000000
La historia guarda en los capítulos del "orden establecido" las peores masacres humanas, genocidios que se recuerdan y  se toman como referencia ante la desesperación del hombre por el poder. Algunos de los peores genocidios han sido: El Gran Salto Adelante, protagonizado por el régimen comunista de Mao Tse Tung, en China, cuyo saldo asciende a más de 30 millones de muertes; el genocidio camboyano, el responsable de éste fue el régimen de los Jemeres Rojos, partido político que gobernó la llamada Kampuchea Democrática de ideología maoísta entre 1975 y 1979, con una concepción extremista de Revolución, durante este conflicto murieron entre dos y tres millones de personas; la colonización de América por el Viejo continente exterminó al menos a 11 millones de personas pertenecientes a distintas culturas a lo largo del territorio; el genocidio Nazi, protagonizado por Adolfo Hitler y su intento de poblar el mundo sólo con la raza Aria, terminó con la vida de 20 millones de personas, pero, quizá, peor que el genocidio de los comunistas chinos, que el de los comunistas rusos y que el de los nazis contra los judios, fue el genocidio al continente africano causado por la codicia europea del los siglos XVI y XX, que tiene sumido al continente africano en la miseria. Se estima que se necesitarán 200 años para su recuperación, aun si reciben el apoyo global... Ninguna de estas cifras es oficial, pues los archivos que contabilizan las muertes de estas personas no son confiables y siempre faltará alguien por contar.

1683192-poster-1682287-poster-1280-bones
Ningún ser humano puede ser ajeno a los genocidios que ha enfrentado el planeta, por esta razón el National Mall en Washington, DC, fue transformado en una fosa común a manera de protesta visible ante las atrocidades cometidas durante los genocidios.

Un millos de huesos es la instalación de la artista y fotógrafa Naomi Natale, quien junto a más de mil voluntarios, todos vestidos de blanco, invadieron el National Mall con más de un millón de huesos hechos a mano, para crear conciencia del genocidio, en especial los ocurridos en Birmania, la República Democrática del Congo, Somalia, Sudán, Sudán del Sur y Siria.

9018621805_fae8cd7f2b_z
En esta instalación, los huesos se convierten en símbolo de las voces que no son ni fueron escuchadas. Un millón de huesos también tiene una función educativa, a través de ésta se pregunta y cuestiona qué pasa con lo absurdo de la humanidad a través de los huesos que son hechos por estudiantes y representan a miles de personas, las que fueron asesinadas en algún momento de la historia; de esta manera, Naomi busca generar conciencia ante un problema que es vigente y del que, en realidad, poco se sabe.

pb-130608-bone-cannon4
La idea de esta instalación comenzó con la lectura de: Deseamos informarle que mañana seremos asesinados con nuestras familias, escrito por Philip Gourevitch, y que detalla el genocidio de Ruanda. Durante esta lectura, Naomi dice no haber aprendido sobre el genocidio hasta mucho después de que ocurriera y, cuando lo hizo, no podía creer que nunca hubiera oído hablar de él.

"Es difícil no imaginar la forma en que 800 mil personas mueren en 90 días, principalmente por machetes. Uno piensa en la intimidad de matar a alguien a través de un método que toma una gran cantidad de energía humana. Esto lo sabía la comunidad internacional y no hizo algo".

TIMES-PICAYUNE
Un millón de huesos se ha "construido" durante los últimos tres años; en el proyecto han participado más de 100 mil personas de más de 30 países y han tomado conciencia sobre la situación que arrastra a la humanidad a las "masacres en masa".

Naomi logró que cada hueso de papel maché y arcilla, hecho por estudiantes e interesados en el proyecto, tuviera un precio desde uno hasta 500 dólares y así ayuda a la Fundación de la Familia Bezos a la labor de lucha contra la pobreza en Somalia y la República Democrática del Congo. Pero la artista tiene claro que la principal labor de esta instalación es vislumbrar sobre lo que como especie somos capaces de llegar a hacer.

https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue4.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue1.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue2.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue8.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue3.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue7.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue.jpg https://img.culturacolectiva.com/content/2013/07/hue6.jpg




Referencias: