Cine

10 grandes películas que reflejan el vacío de la existencia que no te deja dormir

Cine 10 grandes películas que reflejan el vacío de la existencia que no te deja dormir



Estás en una fiesta, de repente, tal vez motivado por un minúsculo evento como una llamada perdida o porque durante dos segundos y medio la música se detuvo y los murmullos cesaron, sientes una sensación de extrañeza que te hace preguntarte qué estás haciendo ahí, por qué estás con esas personas.

Ese sentimiento es lo Jacques Lacan, psicoanalista francés llamaba ‘experimentar lo real’. Lo real es un vacío sobre el cual construimos, con minucia y durante milenios consecutivos, nuestra idea de realidad: sus reglas y supuestos. Aquello en lo que preferimos creer y someternos para hacer soportable el hecho de que la vida ciertamente carece de sentido por sí misma.

peliculas vacio existencia

“Así como el Barón de Münchausen, –escribió Edi Lanners– la humanidad vive entre el claroscuro de fantasía y realidad, en el inestable balanceo de la percepción, propensa a las asunciones, oscilando entre la paranoia y la irrealidad”.

Si se explora lo suficiente, uno se encuentra con la pavorosa intuición que las reglas que sustentan la realidad son eso precisamente: constructos de animales temerosos al vacío de lo real.

Estas 10 películas indagan en ese sentimiento de separación, de estomago revuelto y escalofríos en la espalda sobre la idea de la vida.

-

‘Being John Malkovich’ (1999) de Spike Jonze

Uno de los guiones más delirantes de Charlie Kaufman que trata sobre los sueños de un titiritero que ingresa a trabajar en una oficina altamente alienante en el piso 7 ½ en donde descubre un portal a la mente del actor John Malkovich, la cual le permite poco a poco dominar su cuerpo.

-

‘Holy Motors’ (2012) de Leos Carax

De una estética feista, esta película presenta una realidad desmantelada, inconexa que comienza con su propio director abriendo una brecha en su realidad y adentrándose en un universo paralelo donde varias historias se interconectan con el andar de una limusina y un personaje que tiene infinidad de roles. Te hará imaginar que cada persona vive en una realidad paralela.

-

‘Wiener-Dog’ (2016) de Todd Solondz

La trama aborda la vida de un perro salchicha que conecta cuatro historias personales que ocurren por separado. A través de la película el perro tiene diferentes nombres, experiencias y tratos. Esta ácida comedia te llevará al limite de las acciones humanas frente a los animales.

-

‘Dancer In The Dark’ (2000) de Lars von Trier

Selma, interpretada por Björk, es una trabajadora inmigrante con una enfermedad que degenera su visión; tiene un hijo que sufre la misma condición degenerativa, por lo que ella trata de conseguir el dinero para operarlo, pero se ve obligada a asesinar a alguien. La oscuridad se hace presente mediante su depresión y la ceguera avanza como un tétrico musical sin esperanzas.

-

‘Ken Park’ (2002) de Larry Clark & Edward Lachman

Estos dos directores narran la historia de un grupo de chicos de California (EUA) que se adentran a un mundo de desenfrenos, drogadicción, sexo, asesinatos, problemas familiares y pederastia. Más perversa, mucho más, que su antecesora "Kids".

-

‘Requiem For A Dream’ (2000) de Darren Aronofsky

Un grupo de amigos pierde todo al tratar de alcanzar sus distantes aspiraciones; todo no es una metáfora, es literal. La angustia que genera el montaje y la música te hará darte cuenta de lo vacío y sin sentido que son los sueños dentro de un sistema socio-económico en el cual nunca se está satisfecho. El siglo XXI comenzó después de este choque.

-

‘Enter The Void’ (2009) de Gaspar Noé

Dos hermanos prometen estar siempre juntos, uno de ellos, un traficante de drogas, sufre un disparo y  así comienza la historia porque las tomas se hacen desde la experiencia de este protagonista, el cual vive un recorrido que dobla el espacio tiempo y todas las experiencias se presentan como un viaje psicodélico por los antros más grotescos de Tokyo.

-

‘Gummo’ (1997) de Harmony Korine


Extrañeza y desconcierto absoluto, esos sentirás cuando termines de ver está película distópica de una pandilla de freaks, irregulares y deformes, que realizan actos asquerosos en los baños, y son maltratados por una sociedad a la que tratan de sobrevivir. Metáfora de la aberración social que expresamos con algunas personas y con nosotros mismos.

-

‘The Turin Horse’ (2011) de Bela Tarr

Drama húngaro sobre la terrible decadencia de los límites de lo humano. La película en blanco y negro trata sobre una comunidad devastada donde vive el dueño de un caballo y su hija. Los silencios son escalofriantes y parece que proyectan un futuro de la humanidad. Un futuro notablemente cifrado en su propio egoísmo.

-

‘Mulholland Drive’ (2001) de David Lynch

Una mujer busca fama en Hollywood; lo demás son espirales, narraciones aisladas, psiques en caída libre. Una película sobre la alterada búsqueda de la felicidad que termina con una catástrofe sin resolver. La película más críptica de Lynch y eso es decir demasiado.

En uno de los doce capítulos que integran el cómic "Watchmen" (1986-87) de Alan Moore, uno de los personajes principales, Roschach describe ese sentimiento que exploran estas películas, al mirar el cielo negro y decir que muchos de nuestros actos sólo se realizan para evadir la triste y única verdad que estamos solos, pues detrás de las nubes, el cielo oscuro, las estrellas y galaxias, no hay nada. Estamos solos entre nuestra nada.

***

Después de superar estas 10 películas, no dejes de mirar estas 'películas para dejar de creer en la religión', o al menos poner en crisis tu fe. Si lo tuyo es la fascinación por lo extraño y lo demoniaco la recomendación es adentrarte en las 'Películas de los 80 que son el mayor secreto de los directores de “Neon demon” y “Stranger Things”'.

****

Fuente:
Taste of Cinema

***






Referencias: