Cine

La carta de Stanley Kubrick a Ingmar Bergman

Cine La carta de Stanley Kubrick a Ingmar Bergman


Los ídolos generan ídolos. A lo largo de la historia se han encontrado personajes que han inspirado a personas que lograrían cosas igual de impresionantes que sus modelos a seguir o incluso mayores. Desde personajes como Nietzsche, quien admiraba a su amigo hasta el momento de su separación, o Salvador Dalí, gran seguidor de la carrera de Pablo Picasso, las grandes mentes siempre han sido llamadas por el trabajo de sus contemporáneos, ya sea por la manera en que suelen crear o la genialidad con la que contrastan su trabajo. Entre estos artistas se encuentran dos grandes directores, muchas veces considerados entre los mejores de la industria cinematográfica a nivel mundial. La admiración entre Stanley Kubrick e Ingmar Bergman era mutua.

Stanley Kubrick carta

Durante los inicios de la carrera de Kubrick, el director sufrió el rechazo de las productoras para crear sus geniales obras, incluso tuvo que hacer su primer largometraje con dinero de su tío. Cuando finalizó el filme estuvo tan avergonzado que buscó las copias existentes para destruirlas. Sin embargo, para 1960, con 31 años de edad, Kubrick ya era un director cuya visión comenzaba a sacudir el mundo del cine, aunque aún no se encontraba en los estándares que vería después de creaciones como 2001: A Space Oddysey o The Shining. Fue en ese año en el que se acercó a la máquina de escribir para decirle a uno de sus ídolos la admiración que sentía por él. Bergman tenía 10 años más que Kubrick en la industria y era por muchos, como por el propio Stanley Kubrick, considerado “el cineasta más importante de la actualidad”.

Esta es la carta que el cineasta le escribió a su ídolo:

Carta Kubrick Bergman


"Querido Sr. Bergman,

Sin duda usted ha recibido el suficiente reconocimiento y éxito alrededor del mundo para hacer esta nota totalmente innecesaria. Pero para lo que sea que valga, me gustaría añadir mi alabanza y gratitud como director y colega por la contribución brillante y sobrenatural que ha hecho al mundo con sus películas (nunca he estado en Suecia así es que nunca he tenido el placer de ver su trabajo en el teatro). Su visión de la vida me ha conmovido profundamente, mucho más profundamente de lo que jamás he sido conmovido por cualquier otra película. Creo que es el mejor cineasta trabajando en el momento. Más allá de esto, permítame decirle que nadie lo ha superado en la creación de estados de ánimo y atmósferas, en la sutileza de las actuaciones, la evitación de lo obvio, la veracidad y la integridad de la caracterización. A esto hay que añadir todo lo que entra en la realización de una película. Creo que ha sido bendecido con actores maravillosos. Max von Sydow, Ingrid Thulin viven ávidamente en mi memoria, hay muchos otros en su compañía de actuación cuyos nombres se me escapan. Le deseo a usted y a todos ellos la mejor de las suertes, y buscaré con entusiasmo cada una de sus películas".

Bergman carta Kubrick  

La carta se encuentra hoy en el Deutsche Kinemathek – Museum für Film und Fernsehen, un museo que contiene archivos del cine alemán y europeo con base en Berlín. 


Referencias: