Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe
Cine

Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe

Avatar of Rodrigo Ayala Cárdenas

Por: Rodrigo Ayala Cárdenas

17 de agosto, 2017

Cine Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe
Avatar of Rodrigo Ayala Cárdenas

Por: Rodrigo Ayala Cárdenas

17 de agosto, 2017


Se dice que una película sólo en escasas ocasiones le hará justicia a la magia de un relato y, en definitiva, la mayoría de las veces es cierto. Sin embargo, es una pérdida de tiempo entrar en odiosas comparaciones al respecto cuando es más que claro que la literatura y el cine se basan en tiempos y discursos diferentes.


Para los fervientes lectores del más grande autor de horror de todos los tiempos, Edgar Allan Poe, quizá sea difícil concebir que alguno de sus cuentos puedan ser llevados a la pantalla de manera correcta, haciendo justicia a la calidad de su obra y, en gran parte, tienen razón.


El verdadero espíritu y atmósfera de horror de relatos como "El gato negro", "La máscara de la muerte roja", "El pozo y el péndulo" o "Berenice", así como el poema El cuervo, son únicamente concebibles en su verdadera proporción a través de los oscuros recovecos de la imaginación. Sin embargo, no se puede dejar de señalar la admirable intención de algunos cineastas de honrar a un género y un autor en específico. Roger Corman, el padre cinematográfico de los cuentos de Edgar Allan Poe, es uno de los mejores ejemplos.


Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe 1


En sus inicios Corman estudió ingeniería, pero trabajó como mensajero de la productora Fox, lo que le permitió empaparse del ambiente de la producción de películas. Nacido en Detroit, Michigan el 5 de abril de 1926, comenzó su carrera en el mundo del cine a partir de 1955 realizando producciones de escaso presupuesto en tiempo récord que le hicieron ganarse el mote de “el Rey de la serie B” o “ el Rey del cine exploitation”. Sus cintas se caracterizaban por tratar temas exóticos como animales mutantes, monjas lascivas, salvajes cowboys o motociclistas con tendencias homicidas. No fue hasta 1960 que comenzó su andadura en la adaptación de relatos del célebre Edgar Allan Poe, autor nacido en Boston por quien siempre había manifestado una devoción absoluta.


Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe 2


A través de la productora American International Pictures (A.I.P.), Corman llevó a la pantalla grandes maravillas como La caída de la casa Usher (1960), El péndulo de la muerte (1961), El entierro prematuro (1962), Historias de terror (1962), El cuervo (1963), La tumba de Ligeia (1964) y La máscara de la muerte roja (1964), notables ejemplos de un tipo de cine underground que hoy se ha convertido en objeto de culto en todo el mundo de los estudiosos y aficionados al horror. El bajo presupuesto de estas cintas se hace evidente cuando se analizan en el presente; sin embargo, su encanto y poder radican en la habilidad de usar pequeños recursos para sacar a flote una producción de manera exitosa. Ésta era la principal habilidad de un Corman que se encargó de hacer de los relatos de Poe una clase de horror que podía entretener y asustar a partes iguales.


Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe 3


La A.P.I. fue la respuesta de los Estados Unidos a las producciones de la inglesa Hammer Films, la cual basaba sus argumentos en otras criaturas literarias como Drácula o Frankenstein, más europeas que americanas. ¿Qué mejor que contraatacar con la figura de Poe, uno de los grandes autores de la literatura norteamericana? Aunque las cintas de Corman obtuvieron una buena acogida entre el submundo del horror, en Europa fue donde merecieron mayor reconocimiento, quizá por su cuidada estética, pese a los escasos recursos.



Gran culpa de que estas cintas se convirtieran en productos de culto y en referencias absolutas para los actuales realizadores de horror fue el tándem conformado por Corman y el actor Vincent Price. Éste era un hábil esteta de la actuación cuya presencia, voz y personalidad le dieron a las producciones de Corman un toque que las volvía reconocibles entre toda la marea de producciones de serie B.


Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe 4

Corman y Price


Aunado a lo anterior, debemos tomar en cuenta otro aspecto fundamental para analizar el impacto del cine de Corman, el cual tenía una dosis de intelectualidad en el fondo: no sólo conocía a la perfección la obra de Poe, sino que también era un asiduo lector de las teorías psicoanalíticas de Freud. Así, su cine no sólo se limitaba a presentar escenarios macabros con cementerios, casas embrujadas, viejos castillos azotados por relámpagos o ritos oscuros, sino que la psique de sus personajes estaba atormentada, desviada y enferma, típico de un relato de Poe.

 


La inclusión de viejas y nuevas glorias del cine de serie B como Barbara Steele, Boris Karloff y Peter Lorre fueron un gran acierto en las cintas de Corman, ya que todos ellos eran figuras reconocidas por los aficionados a lo macabro con una amplia experiencia a sus espaldas. Asimismo, la presencia del guionista y novelista de lo fantástico Richard Matheson (Soy leyenda, La casa infernal, El increíble hombre menguante) fue fundamental en la construcción de relatos sólidos que fueran capaces de expresar la mente atormentada de Poe de una manera entretenida para los espectadores.



Roger Corman fue mentor de grandes directores de la actualidad como James Cameron, Ron Howard, Joe Dante, Jonathan Demme y Francis Ford Coppola, a quienes, con escasos recursos, ayudó e instruyó para llevar a cabo producciones rentables y de alta calidad. Fue el responsable de que directores de la talla de Federico Fellini, Ingmar Bergman, François Truffaut o Akira Kurosawa fueran distribuidos de manera adecuada en los Estados Unidos. En la actualidad, dedicado sólo a la producción fílmica, se ha pronunciado ferviente admirador de realizadores contemporáneos: «Soy un gran admirador de Quentin Tarantino, sobre todo de sus primeros trabajos, donde demostró que puedes honrar la tradición de un género y al mismo tiempo aportar algo nuevo», dijo para el periódico El Confidencial.



Su manera tan afable de comportarse contrasta con su capacidad de idear cintas macabras y llenas de seres tan extraños. «Todo el mundo se sorprende por eso, es gracioso. Supongo que mi subconsciente es un lugar increíblemente inhóspito. Aunque duermo muy bien por las noches», afirmó para el medio El Periódico. Si Poe viviera, seguramente estaría agradecido de que Corman le haya rendido un merecido homenaje a su obra, figura y especial talento para sumirnos en las tinieblas más densas. No son las versiones más perfectas de sus relatos, pero sí las más honestas. Roger Corman tiene un legado mucho más importante del que la industria fílmica le ha otorgado. Sus imposibles cintas de sci-fi, horror y fantasía hoy forman parte de un legado importante de cine de Serie B.


Películas de terror para entender los cuentos de Edgar Allan Poe 5



Referencias: