20 contradicciones de vida que sólo tenemos a nuestros 20
Estilo de vida

20 contradicciones de vida que sólo tenemos a nuestros 20

Avatar of Fernanda

Por: Fernanda

22 de marzo, 2016

Estilo de vida 20 contradicciones de vida que sólo tenemos a nuestros 20
Avatar of Fernanda

Por: Fernanda

22 de marzo, 2016



 Si la mente de un adolescente es una revolución, la de un veinteañero es un campo minado en una guerra que dura diez años. Los que deambulamos en el limbo de los veinte nos encontramos en una etapa en la que nuestro cerebro se divide a la mitad: un lado nos dice que debemos madurar, comenzar a pensar y actuar como adultos, ser más responsables y conscientes de todo, porque cada acción va a repercutir en el futuro. Sin embargo, el otro lado nos dice que aún somos jóvenes y no debemos amargarnos la vida tan pronto. Un lío total.

contradicciones

A veces es triste pensar que nos resistimos a meter nuestra mente en un molde cuadrado, pero la verdad es que nuestros problemas cada vez se asemejan más a los de un adulto: el dinero y el tiempo ahora son nuestros mayores enemigos. Conforme pasan los años comprendemos las lecciones de nuestros padres, porque aunque no nos guste: lo que hagamos o no en esta etapa va a influir en la condición de vida que tendemos en algunos años.

Así que si te encuentras en esta agridulce batalla, entenderás la siguiente lista de contradicciones que sufre una persona en el camino de los veinte, porque seguramente pasaste, pasas o pasarás por ellas.


1. Quieres llevar una dieta sana, pero no te apetece cocinar

Lily Allen chocolate

Estás en una etapa en la que eres consciente de la importancia de la alimentación en tu vida, sin embargo pensar siquiera en ir al súper a comprar los ingredientes para preparar de comer, te produce una pereza inmensa.

2. Quieres salir y emborracharte, pero ya no aguantas las resacas

resaca

Sabes que estás en esta situación cuando tú solo empiezas a moderar tus tragos en las fiestas. Apenas te sientes mareado y sabes que debes parar porque te da terror la palabra “resaca”.


3. Quieres conocer gente, pero sin salir de tu zona de confort

contradicciones

Hasta este momento sabes lo importante que es relacionarte con la gente para crear lazos de amistad, o laborales; sin embargo, aún no te atreves del todo a explorar los lugares donde puedes establecer dichas relaciones.


4. Quieres enamorarte, pero seguir siendo libre

amor libre

Esta es una de las contradicciones más terribles, pues sientes la necesidad de compartir nuevas experiencias con una persona especial, alguien que te comprenda y quiera incondicionalmente. Lo malo es que al mismo tiempo deseas ir de aquí para allá sin sentirte atado o comprometido con alguien.

5. Quieres el trabajo de tus sueños, pero no tienes experiencia

contradicciones

A esta edad la frase “Te falta experiencia” es muy común y demasiado contradictoria, porque todos los lugares exigen experiencia, pero pocos dan la oportunidad de comenzar a tenerla. Lo único que te queda es comenzar como practicante o becario, aunque a eso le sigue: “No te contratamos porque no has terminado la escuela”.

6. Quieres ahorrar, pero seguir disfrutando de la vida

ricky ricon

Justo en esta etapa es que conoces el verdadero significado de las palabras “sacrificio” y “perseverancia”, porque ahora sabes que algunos placeres de la vida como comer bien y viajar requieren un ahorro previo de tu parte.

7. Quieres echar raíces, pero también seguir eplorando el mundo

boda

Este es un momento muy repetitivo a los 20: giras a tu alrededor y ves a tus viejos amigos presumiendo sus fotos de boda. Por un momento piensas en tu situación sentimental, tal vez sea hora de sentar cabeza y formalizar tu relación, o buscar una pareja duradera. Luego crees que si decides dar ese paso, tu libertad se vería afectada, así que mejor te relajas y distraes pensando en otra cosa.

8. Quieres ser adulto, pero te das cuenta de que el papel te queda grande

disfraz de adulto

De pronto comienzas a hacer actividades que antes considerabas “de señor”. Solicitas una tarjeta de crédito que seguramente vas a saturar, intentas independizarte pero recibes mensualmente el cheque de tus padres. En el súper te entusiasmas más con el pasillo de las botanas o licores, que en el de alimentos, y un largo etcétera que te dice a gritos que aún no estás preparado para la etapa adulta.

9. Quieres comenzar a trabajar, pero también seguir con tus hobbies

hobbie

A veces te resistes a la idea de trabajar porque sabes que eso implica sacrificar alguna actividad que amas realizar. Eso no significa que dejarás de realizarla por completo, simplemente debes ser más organizado, lo que conlleva disciplina y madurez de tu parte.

10. Quieres viajar, pero tienes que trabajar

viaje

Cuando eras más joven deseabas con ansias poder viajar, pero no contabas con el dinero suficiente para hacerlo. Ahora que tienes un trabajo que te sustenta un poco, anhelas unos días de vacaciones.

11. Quieres comprar cosas, pero tienes que pagar la renta

vagabundo

Lograste independizarte y aprendes a arreglar tu vida poco a poco. Justo ahora entiendes el valor de ahorrar, y te cuesta un trabajo inmenso sacrificar tus gustos para juntar la cuota de renta.

12. Quieres tener pareja, pero no tienes tiempo

persona llorando

En ocasiones fantaseas con tener una pareja, pero luego recuerdas que vives lleno de obligaciones los siete días de la semana, las 24 horas, y mejor olvidas la idea.

13. Quieres titularte pero trabajar al mismo tiempo

graduacion

En la pared de la sala de tu casa yace colgada tu foto de graduación, pero aún no consigues el famoso papel que lo avale. Puedes encontrarte en una de estas dos situaciones:

- Quieres enfocarte en hacer tu tesis, aunque también en buscar trabajo.
- Tienes un empleo, y todavía juras que vas a hacer la tesis, aunque apenas tienes tiempo de dormir.

14. Quieres desvelarte haciendo tarea, pero terminas viendo series en Internet

persona estresada

No es nada fácil ir bien en la escuela y al mismo tiempo estar al corriente con los nuevos estrenos.

15. Quieres aprovechar tus fines de semana, pero te gana el cansancio

persona perezosa

Cuando piensas en tu fin de semana seguramente haces un largo itinerario mental de actividades recreativas que planeas realizar desde temprano; sin embargo, llega el domingo y lo único que deseas es quedarte en cama todo el día.

16. Quieres salir de fiesta pero al otro día trabajas

persona triste

Cada vez es más común que recibas menos invitaciones a fiestas, pues tus amigos están acostumbrados a escucharte decir “No puedo, mañana trabajo”.

17. Quieres tener dinero pero no trabajar

cara triste

Este es un clásico cuando comienzas a trabajar y observar todo el esfuerzo que conlleva el inicio de una nueva etapa en tu vida.

18. Quieres entregarte por completo pero te da miedo enamorarte

persona miedosa

A estas alturas “el amor de tu vida” seguramente ya te rompió el corazón y te cuesta mucho volver a confiar en alguien. Enamorarte es una palabra que más bien evitas.

19. Quieres comenzar a planear tu futuro pero apenas puedes organizar tu día

persona frustrada

El trabajo y la escuela te tienen vuelto loco, a penas te acuerdas de comer, y organizar tu día exitosamente es todo un reto. Pero eso sí, no dejas de hablar con tus amigos sobre tus planes a largo plazo.


20. Quieres hacer mil proyectos, pero necesitas un respiro

stressed-gif

Nos encontramos en una era en la que ser emprendedor es sumamente importante. Sabes que consolidar un proyecto puede abrirte muchas puertas, y que si realmente te lo propones podrías lograr grandes cosas, sin embargo a veces es difícil analizarlo cuando al mismo tiempo cuentas las pocas horas que has descansado.

Estar en los veinte es protagonizar una obra de tragicomedia donde las amistades son los únicos personajes que salvan cada acto, y aunque a veces la trama es compleja, es también un acontecimiento que vale la pena disfrutar.

***

Te puede interesar:

10 hábitos para olvidarte de la ansiedad del futuro

10 sencillos pasos para ir de la soltería  al amor de tu vida




Referencias: