PUBLICIDAD

ESTILO DE VIDA

La razón por la que los seres humanos comenzamos a besarnos

La acción más romántica e íntima por excelencia está relacionada a una necesidad que tenemos desde nuestro nacimiento.

Existen muchas prácticas que podemos considerar extrañas y no del todo románticas, sin embargo el beso es una que en la mayoría de las culturas es contemplada como una expresión de amor y deseo.

El origen del beso puede reconocerse simplemente como una declaración de la libertad emocional y el encuentro cercano más íntimo hacia esa persona especial.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Desde una persona de nuestra familia, hasta amigos y nuestra pareja, los besos han existido desde hace millones de años y aquí te contamos más sobre su origen.

¿Cuándo empezaron a besarse los seres humanos?

Existe una teoría que retrata como el tocar nuestros labios con otros es un reflejo natural al estimulo emocional que nos recuerda a uno de los periodos más importante de nuestro desarrollo: el acto de amamantar.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Esto se encuentra como objeto de estudio de ciencias como la psicología y la filematología (ciencia que estudia el beso y sus reacciones).

De acuerdo con estudios científicos, la transferencia ancestral observada en chimpancés, quienes masticaban los alimentos de sus hijos antes de dárselos directamente y generaban así una especie de vínculo labio a labio, también es un antecedente del beso.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Las emociones que se transmiten con los besos

El antropólogo William Jankowiak, investigador y escritor de las reflexiones sobre el amor romántico, el sexo y la intimidad explicó a la BBC las distintas formas de deseo que surgen antes de besar.

“Entre más ropa vistas, la frecuencia de besar es mayor, entre menos ropa uses, disminuye esa frecuencia”, reveló a dicho medio.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Jankowiak resaltó que en lugares como el círculo polar ártico, su único recurso de sensualidad disponible es el rostro humano y esto les permite crear una conexión intima que va más allá del cuerpo desnudo.

Razón por la que el beso de esquimal no es un simple roce de narices, sino que es más un acto de proximidad emocional.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO


La sensibilidad detrás del beso

En otras teorías sobre por qué los seres humanos nos besamos, cabe la razón acerca del propósito evolutivo hacia la transición de primate a lo que hoy somos como especie y nuestra condición con el ambiente en cuestión biológica y cultural.

Aunque en realidad hay muchos más humanos besándose que animales.

Se dice que el aroma nos ayuda a percibir enfermedades, estados de ánimo y afinidades, esto hace que acercar nuestras caras nos sirva de refuerzo para el uso de nuestro olfato como herramienta de recepción y transferencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Lo que hace sentido porque los animales tienen mejor desarrolladas sus habilidades olfativas y no requieren de esa proximidad para averiguar sobre otras especies.

Darwin y su relación con el beso

El padre de la teoría de la evolución sostiene que el olfato es sin duda una forma de acercarse al otro e incluso describe como las mujeres en Malasia se colocaban en cuclillas en el suelo y los hombres se inclinaban sobre ellas para olfatearse mutuamente, y así reconocerse como pareja.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Cabe destacar que la evidencia más antigua que existe de un comportamiento parecido al beso se remonta a unos textos hindúes que tienen 3.500 años de antigüedad.

Por otra parte, es importante mencionar que aunque parece una acción natural, en muchas culturas no se besan, ya que no consideran necesario cometer este acto para demostrar intimidad, amor, deseo o amistad con las personas que interactúan con frecuencia.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO




Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD