7 cosas que solamente puedes aprender cuando te mudas a otro país

Miércoles, 16 de mayo de 2018 13:12

|Kate Nateras
viajes

Mudarte de casa siempre es una decisión complicada, más si tu casa nueva está en otro país

Esta es una de las decisiones más difíciles en tu vida, pero sin duda alguna es emocionante y está llena de incertidumbre. Mudarte a otro país significa empezar desde cero: nueva casa, nuevos amigos, nuevo trabajo o nueva escuela, nuevas costumbres, etcétera. Te invadirán emociones en todo momento: miedo, tristeza y al mismo tiempo felicidad y emoción; dejar el país donde creciste, a tu familia, la comida, siempre será un cambio brusco. Pero esta decisión ayudará en tu madurez, a crecer como persona y sobre todo a conocer facetas de ti que no sabías que tenías.

No hay marcha atrás. Es un gran paso para experimentar, pues te haces dueño de tu propia casa y sobre todo aprendes a tomar con más consciencia las decisiones más importantes.


viajes 1


Adaptarte a un lugar nuevo siempre es complicado. Algunas veces sentirás que no te gustan ciertas cosas, pero poco a poco encontrarás el lado bueno que tuvo la decisión de mudarte. En algunas ocasiones te sentirás como sumido en una profunda soledad. Sin embargo, es cuestión de tiempo que te acostumbres. No te desesperes, debes ser paciente y verás que con el tiempo esa soledad terminará y te acostumbrarás a tu nuevo hogar. Crearás nuevos lazos y esta aventura ya será parte de ti. Y aunque esta experiencia te hará cambiar, no significa que te olvidarás de tus raíces, pues siempre las llevarás contigo. A continuación un resumen de cosas que aprenderás cuando vivas en otro país.


Entiendes la libertad


viajes 2


Eres capaz de controlar tus decisiones. Esto no quiere decir que llegas a la hora que quieras a casa, pero sí que eres más consciente y eso te hace más libre. Tomas tus propias decisiones con mayor responsabilidad, vives bajo tus propias reglas, aprendes a respetarlas y a llevarlas a cabo. Eres más libre que antes, te sientes capaz de hacer cualquier cosa, eres dueño de ti y vives plenamente.


Adoptas una nueva cultura


viajes 3


Aprenderás mucho de nuevas costumbres y conocerás tradiciones muy diferentes a las tuyas. Esto al principio puede que te asuste o te sorprenda, pero al final terminarás por aceptarlas y adoptarlas como parte de ti. Recuerda que al llegar a un nuevo país eres tú quien debe adaptarse a la sociedad, no ellos a ti. Será difícil, pero sin duda encontrarás a personas que sepan aceptarte y a considerarte como uno de ellos.


Un nuevo idioma


viajes 4


Si te mudaste a un país donde no hablan castellano, tendrás que aprender el idioma nativo sin excusa. Probablemente te salgan una o dos palabras en el tuyo, pero te acostumbrarás y cuando menos te des cuenta lo dominarás con gran facilidad. Las personas con las que te desenvuelvas te ayudarán mucho, te enseñarán palabras nuevas y auxiliarán para pedir indicaciones. Leer en el idioma del país que adoptes también será de gran apoyo.


Te vuelves completamente independiente


viajes 5


Ya nadie te llevará sopa cuando tengas temperatura alta. Sabes que ahora sólo dependes de ti y tienes que valerte por ti mismo. Automáticamente sabes que estás lleno de responsabilidades y que debes cumplir cada una de ellas. Todos los problemas que se te presenten tendrás que resolverlos por tu cuenta. Al principio pensarás que es el fin del mundo, pero con el tiempo te darás cuenta que todo tiene solución.


Valoras tu vida anterior


viajes 6


Ahora que estás lejos de tu antigua casa, te das cuenta de todas las virtudes que tenía tu ciudad, tu hogar, tu familia y tu entorno en general. Reconoces que todos tus recuerdos pertenecen a ese lugar y extrañarás cada momento que pasaste. Seguramente recordarás más los buenos que los malos y sentirás la felicidad como si estuvieras allí. Rememorarás con detalle cada característica que tenía tu colonia, tu calle, el parque donde paseabas a tu perro, los columpios y sabrás que cada minuto valió la pena.


Eres valiente


viajes 7


Para empezar, tomar la decisión de irte a vivir a otro país es un gran acto de valentía y es el mayor paso y el más difícil. Te armas de valor para enfrentarte a todo y no le tienes miedo a lo que venga. Te vuelves capaz de buscar una solución para cada situación que se complique. No hay tiempo para temer, así que lo mejor es resolverlo rápido y con audacia. Eres una persona que está lista para superar todos tus miedos.


Te desprendes


viajes 8


Definitivamente te haces más fuerte y te haces capaz de despegarte de todo a lo que creías que pertenecías o creías que te pertenecía. Al principio es doloroso, pero con el tiempo aprendes a controlarlo mejor. Entiendes que todo está de paso en tu vida y no debes quedarte con nada. En el camino aprenderás a soltar cosas, personas y momentos que te hicieron ser quien eres, pero que no se quedarán por siempre a tu lado.


❀❀❀


Al principio la mayoría del tiempo la pasarás triste porque ya no irás a las reuniones con tus amigos, ni a las fiestas familiares de cada fin de semana, a la boda de tu prima favorita y lo más cerca que estarás de ellos será por videollamada y desearás que los viajes en el tiempo se vuelvan posibles. Estás en un nuevo lugar y la mayoría de las veces totalmente desconocido, con personas y costumbres nuevas. Pero no es el final. Al contrario, es el comienzo de una gran aventura y una grata experiencia.

REFERENCIAS:
Kate Nateras

Kate Nateras


  COMENTARIOS