5 cosas que debes entender si te interesa la equidad de género

Viernes, 19 de enero de 2018 0:05

|Abril Romero
equidad de genero


Todas son feministas, hasta que aparece el garrafón con agua. - me dijo un amigo cuando le pedí que me ayudara con ese monstruo de plástico de 20 kilos.

-Entonces, el día en que todas las mujeres pongamos filtros en nuestras llaves, ¿ya no necesitaremos hombres?


Mi respuesta desató una discusión de dos horas que acabó con la reunión y por poco acaba también con una bonita amistad. La única conclusión que sacamos ese día es que ninguno de nosotros tenía muy claro qué estaba defendiendo.


equidad de genero 1


Si bien existen muchos enfoques para abordar esta temática, todos coinciden en que la equidad de género se trata de crear las condiciones sociales, culturales, sexuales y económicas para que hombres y mujeres tengan la misma posibilidad de ejercer plenamente sus derechos. Para lograrlo, es indispensable abolir los estereotipos y roles que nos han impuesto y los privilegios y desventajas que vienen con ellos. Por supuesto, la equidad de género es mucho más complejo que eso, sin embargo, hay algunos principios que podemos entender para lograr que el camino hacia la equidad esté menos intrincado.


-



No, no es asunto de hombres vs mujeres


Esto no es (o no debería ser) una competencia por el poder ni por los privilegios. Mientras haya desigualdad, no habrá ganadores, al contrario, todos estaremos oprimidos de una u otra manera.


equidad de genero 2


-


Somos diferentes y eso es bonito y está bien


Cada persona tiene distintas habilidades, independientemente de su género. Estas diferencias nos enriquecen y fortalecen como sociedad; por ejemplo, volviendo al ejemplo del garrafón, el hecho de que para muchos hombres sea más fácil cargar cosas pesadas no los hace mejores, simplemente más aptos para una tarea que una mujer podría resolver de manera diferente.


equidad de genero 3


-


Los privilegios son cuestionables


Que ganes más que tus compañeras o que en las citas siempre te paguen la cuenta, son privilegios surgidos de estereotipos de género que nos limitan y violentan. Cada que dudes de una situación en la que saliste ganando, pregúntate: ¿habría obtenido el mismo resultado si fuera del sexo opuesto? Si tu respuesta es “no”, entonces tendrás muchas otras preguntas que hacerte. Cuestionar lleva a la reflexión y ésta, es la antesala de las acciones.


equidad de genero 4


-



Hablar es hacer


No sirve de mucho que marches en favor de la equidad de género si criticas a otras mujeres por cómo se comportan o visten. Tampoco abonas a la causa cuando dices que “eres un buen hombre”, pero te enojas si la que te gusta dice que sólo quiere ser tu amiga. Opinar es llevar nuestro pensamiento a la vida pública, la realidad se construye desde el discurso.


equidad de genero 5


-



Entiéndelo ¡no todo se trata de ti!


Cuando escuchas a mujeres externar su preocupación ante los feminicidios, ¿alguna vez has dicho “a los hombres también nos matan”? Cuando te enteras que a un hombre lo acosaron sexualmente, ¿contestas “a nosotras nos pasa diario”? Competir para demostrar quién está en mayor desventaja no es una forma de apoyar al otro, al contrario, es evidencia de nuestra incapacidad para ponernos en sus zapatos. Sin empatía, ¿cómo podríamos construir un mundo más justo para todos?


equidad de genero 6


Lo más importante que tenemos que entender sobre la equidad de género es que no está dada por sentado, sino que se construye día a día con cuestionamientos críticos, con una toma de postura empática y respetuosa y, sobre todo, con discursos que se conviertan en acciones. Cuando tomamos una decisión a nivel personal, por ejemplo, cómo vestimos, pensamos o qué hacemos con nuestro cuerpo, se convierte en una cuestión política con repercusiones colectivas. Si quieres una sociedad con equidad de género, reflexiona, exprésate y actúa como si ya estuvieras viviendo en ella.


REFERENCIAS:
Abril Romero

Abril Romero


  COMENTARIOS