Estilo de vida

"Orgasmos cerebrales", el método que debes probar si necesitas relajarte

Estilo de vida "Orgasmos cerebrales", el método que debes probar si necesitas relajarte





Todos buscamos un momento de serenidad que contraste con nuestras ajetreadas vidas urbanas, esas de las que habla Charles Bukowski en "Factotum" (1975): “¿cómo puede un ser humano disfrutar que un reloj de alarma lo despierte a las 5:30 am para brincar de la cama, sentarse en el excusado, bañarse y vestirse, comer a la fuerza, cepillarse los dientes y el cabello, y encima luchar con el tráfico para llegar a un lugar donde usted, esencialmente, hace montañas de dinero para alguien más, y encima si le preguntan, debe mostrarse agradecido de poder hacer eso?”.

Por lo general, buscamos salidas en falso que nos permitan olvidar o, cuando menos, aletargar esa ansiedad constante del “algo por hacer”. ¿En qué momento llega la calma, la paz, el cese de la mente inquieta y rumiante? Hacemos uso de distracciones que nos alivien de manera temporal de sentirnos oprimidos, llámense compras innecesarias, fiesta o sexo casual. Después, el inicio de semana llega y el ciclo se repite, pues es difícil encontrar un lugar y momento adecuado para relajarse, o tiempo para descansar, ya no hablemos de salir de vacaciones o asistir a un SPA. 


método de orgasmos cerebrales

Sólo nos queda encontrar paz en esos breves instantes que suceden en nuestra vida cotidiana; observar cómo gira el aspersor que riega el jardín frente a la oficina; disfrutar el ruido de las bolsas cuando empacan las compras en el supermercado; observar detenidamente la boca de quien expone una conferencia y olvidarse de lo que está hablando; cerrar los ojos al estar en la silla de la barbería, sentir esa sensación de hormigueo en la cabeza al contacto de las tijeras con el cabello...

¿Sabías que existe una tendencia en Internet que recrea las sensaciones de todos estos y muchos otros pequeños momentos?

Susurros, sonidos de papel, juegos de luces, masajes de cuero cabelludo, sonidos de boca, y mucho más es lo que los artistas de ASMR de Youtube realizan con la finalidad de relajarnos y generar esa extraña sensación de “hormigueo” o “cosquillas”, que recorren desde la nuca y el cuero cabelludo  hasta la espalda. Respuesta Sensorial Meridiana Autónoma es como oficialmente se le conoce a este fenómeno; algunos lo llaman “orgasmo cerebral”.




Puede que en algunas ocasiones te suceda esta sensación al escuchar a alguien leer, comer, o al desenvolver una envoltura de papel. Nadie sabe a ciencia cierta qué es lo que la desencadena ni si todos son capaces de experimentarla.

El termino ASMR fue usado por primera vez en 2010, en el grupo de Facebook "Autonomous Sensory Meridian Response Group", tras ser acuñado por Jennifer Allen, creadora del grupo. Allen explica que "Autónomo" se refiere a la idiosincrasia en torno a las personas que experimentan ASMR, ya que la naturaleza de la reacción es diversa de una persona a otra.




Hasta el momento esta sensación carece de explicación oficial por parte de la comunidad científica, pues no se han dado a conocer investigaciones realizadas al respecto; “Puede ser un fenómeno real, pero es inherentemente difícil de investigar. La experiencia interna es la clave de gran parte de la investigación psicológica, pero cuando te encuentras con algo como esto, lo cual no puedes ver ni sentir, y ni siquiera le pasa a todo el mundo, cae en un punto ciego”, declaró Tom Stafford, profesor de Psicología y Ciencias Cognitivas de la Universidad de Sheffield.

Si no has experimentado aún el “orgasmo cerebral”, puedes descubrirlo por medio de los videos y probar si este tipo de relajación te funciona. No olvides llevar puestos los auriculares y abstente de probarlo en el tráfico, podrías quedarte dormido.




**

Otros métodos que puedes probar para desconectar tu mente y darle descanso, es a través de los 12 datos que no sabías sobre la masturbación femenina y el nuevo método de masturbación masculina mediante la sonoridad.

**

Para más videos, visita su canal oficial:
Maple ASMR






Referencias: