10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios
Estilo de vida

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios

Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

6 de julio, 2017

Estilo de vida 10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios
Avatar of Carolina Romero

Por: Carolina Romero

6 de julio, 2017

Ser ateo se ha convertido en un accesorio de moda que, además, puede relacionarse con la sobra o falta de criterio personal. Sobre el pedestal del pensamiento científico se alzan los que no creen para criticar a diestra y siniestra cualquier opinión distinta a la suya. Dan por hecho que quienes creen en Dios lo hacen por ignorancia o debilidad y asumen que los intelectuales tienen todos los argumentos para derribar la existencia de algo superior.

Por otro lado, ser creyente ha sido –desde siempre– un escudo que justifica acciones inhumanas e irresponsables. Con golpes de pecho cada domingo se conmiseran de sí mismos y se eximen de toda culpa al rezar 10 Padres Nuestros y 30 Aves Marías. Aseguran que la verdad de la vida está contenida en un grueso libro al que califican como sagrado. Son sus dogmas –y no su criterio– el que guía sus días.

¿Quién tiene la razón? Probablemente ninguno. Ambas partes ignoran que en el mundo existen 4 mil 200 religiones (sin contar las que ya están extintas). Ni ateos ni creyentes aceptan que, probablemente, están equivocados.

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 0

Más allá de una cuestión religiosa o ateísta, lo cierto es que en ambos casos se trata de seres humanos con experiencias similares; a fin de cuentas, comparten el mismo mundo y todos, alguna vez, se han tambaleado al dudar sobre la realidad. Por ello, creer en algo (Dios, la energía, la meditación, tu propia respiración, la suerte, el karma, un amuleto o cualquier ser divino) se ha convertido en una necesidad, sino de tiempo completo, sí como una forma de sobrellevar la existencia.

Entonces, ¿en qué momentos hemos tenido la necesidad de creer en Dios?

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 1

-

Cuando todo va mal

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 2

De vez en vez, el mundo suele convertirse un lugar hostil y violento. Nos parece, por momentos, que las cosas se ordenan de tal manera que deliberadamente buscan hacernos daño: perdemos un empleo, un amigo se aleja inesperadamente, nuestra pareja nos abandona, un familiar enferma, etcétera. Abrir los ojos y dar un paso fuera de la cama se vuelve una odisea para la que necesitamos valor. Entonces, creer se convierte en ese bálsamo para confiar en que lo que sucede, por más doloroso que sea, tendrá sentido en algún momento y, por lo tanto, las cosas mejorarán.

-

Cuando todo va bien

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 3

Sucede lo mismo en el caso contrario, cuando de un momento a otro todo va bien: gozamos de una salud envidiable, amamos lo que hacemos, encontramos el amor verdadero, nuestros seres queridos cumplen sus propósitos, nos enteramos que la guerra al otro lado del mundo terminó y todo parece ser demasiado bueno como para no creer que "alguien" o "algo" nos ha ayudado a conseguir tanta paz y tanto éxito.

-

Cuando no encontramos una respuesta mejor

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 4

Hemos leído hasta el vómito la teoría del Big Bang, conocemos hasta el hartazgo que todo tiene una explicación lógica y científica y dominamos la relación entre acción y reacción. Sin embargo, algo aún no nos queda muy claro; hay ciertos aspectos del Universo y de nuestra propia vida que no tienen, aparentemente, ninguna explicación. Entonces, descubrimos que ese vacío teórico puede llenarse a través de una convicción religiosa y listo, nos ahorramos todo el trabajo.

-

Cuando le tememos al futuro

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 5

El futuro nos asusta, pues no tenemos manera de anticiparlo. No sabemos si mañana volverá a salir el Sol, si una crisis económica se llevará todos nuestros ahorros, si todo se desmoronará poco a poco. Creer en Dios o en un orden cósmico nos hace sentir más seguros, protegidos y sin la incertidumbre de que algo saldrá mal; pensar en la existencia de una fuerza superior nos ayuda a dejar de temer.

-

Cuando la muerte nos sorprende

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 6

La muerte siempre es un tema incómodo. Nos asusta demasiado y quizá no tanto por lo que implica en sí misma, sino porque la desconocemos por completo. Cuando alguien está cerca de ella, o bien, cuando se sufre una pérdida, es imposible sobrellevar la idea de que esa persona se ha ido para siempre. Entonces es mejor pensar que su alma está en algún lugar con alguien más, alguien que tiene el poder de conservar la esencia de quien ya no está a nuestro lado.

-

Cuando necesitas soluciones

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 7

Cuando no sabemos o podemos arreglar los problemas a los que nos enfrentamos todos los días, nos sentimos en pequeños veleros en medio de un mar turbulento, por lo que nos es preciso pensar en un faro de luz que guíe nuestras decisiones hasta tocar tierra. Creer en Dios, a veces, es la única respuesta aparente, pues esta fe incierta funciona como un colchón para deshacernos de nuestras responsabilidades cuando no sabemos cómo afrontarlas.

-

Cuando no quieres hacerte cargo de los problemas

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 8

En consonancia con el punto anterior, a veces queremos o necesitamos dejar los problemas en manos de alguien más. Nos negamos a enfrentar nuestras dificultades y recurrimos a una fuerza "inexplicable" en la que depositamos nuestra angustia, pero también nuestra confianza. A algunos les funciona como un motor para continuar intentándolo, otros más bien se desentienden de sus actos.

-

Cuando necesitas enfrentarte al miedo

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 9

Una situación límite donde nuestra vida corre peligro, de cualquier índole, es casi siempre uno de los motivos más recurrentes por los que alguien comienza a buscar la fe. Cuando estamos en momentos realmente críticos y nos vemos amenazados por algún hecho abrupto, buscamos un refugio, tangible o divino, que nos libre de la situación.

-

Cuando te sientes solo

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 10

Existen dos tipos de soledades: la física y la que sólo percibimos en esencia. La última nos hace sentirnos emocionalmente incomunicados con el resto del mundo, por lo que muchos optan por buscar a Dios para llenar ese vacío y volver a sentirse conectado con algo o alguien. De hecho –y aunque esto ha sido objeto de discusión entre estudiosos de la lengua– "religión" encuentra su etimología en el sustantivo de "religare" que significa "unión" o "vínculo".

-

Cuando crees que algo más poderoso que tú te puede proteger

10 momentos en los que todos hemos tenido la necesidad de creer en Dios 11

Un rayo, un luchador de sumo, un huracán o una roca gigante son más poderosos que nosotros en distintos sentidos. Pero cuando se trata de una fuerza superior positiva que no depende de nosotros sino de la que decidimos depender, el confort de sentirnos protegidos es sumamente atractivo.

-

Discutir sobre la existencia de Dios resulta inútil; tanto quienes sostienen que existe, como los que no creen en él, no son capaces de llegar a una conclusión objetiva. Todo se reduce a argumentos trillados que ambas partes saben de memoria y no por comprensión.

Dios no es lo mismo que religión y una religión no es equivalente a las prácticas de quienes la sostienen. Podría ser verdad que, como Nietzsche pensaba, Dios ha sido uno de las mentiras más perjudiciales para la humanidad. Sin embargo, a falta de soluciones mayores, ¿podríamos juzgar a quienes creen en algo o alguien que les da esperanzas? Por otro lado, quienes creen, ¿podrían condenar al que duda de un ser supremo y bueno, dadas las fatídicas circunstancias diarias de este mundo?

**

Si quieres leer más sobre las acciones y reacciones del ser humano, conoce qué es el Kittenfishing: el engaño que todos cometen para conquistar a alguien en la primera cita . Además, descubre las habilidades sociales que hemos perdido a través del tiempo.

*
Referencias

El País
Curiositi



Referencias: