Razones por las que todos queremos un papá como Luisito Rey

Jueves, 14 de junio de 2018 18:43

|Olympia Villagrán
razones por las que todos queremos un papa como luisito rey

Gracias al él Luis Miguel se convirtió en el "Sol de México"...



Olvidando la parte en la que Luisito Rey es el responsable de las adicciones del cantante, de la desaparición de su madre, de la separación entre Luismi y su familia, de los problemas psicológicos y emocionales del puertorriqueño, de los problemas económicos y legales que tuvo, de las enfermedades que ha sufrido por agotamiento crónico y estrés, y –en general– de las crisis que lo han agobiado desde que era un niño... olvidando todo eso ¿quién no quisiera tener un papá como Luisito Rey?


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 1


El compositor español hizo cosas que pocos padres hacen por sus hijos, pues Luisito Rey fue:


-

Un padre con devoción que todos quisiéramos para poder convertirnos en estrellas


Luisito Rey fue el maestro que le enseñó a Luis Miguel a ser disciplinado y entregado a su público. Gracias a él, el "Sol" se convirtió en uno de los artistas más populares de la historia de América Latina, pues desde los 11 años aprendió –obviamente de su padre– lo importante que es ensayar, dedicarle tiempo y esfuerzo a una carrera musical.


Claro que tanto éxito tiene un precio y en ciertos momentos –aproximadamente desde que la carrera de Luis Miguel comenzó– Luisito Rey –por amor a su hijo y jamás porque quisiera aprovecharse de su gloria y fortuna– explotó monumentalmente el talento de su propia sangre hasta que el cantante se lo permitió.


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 2


-

Un papá muy inteligente que todos quisiéramos para aprender de él


Fueron varios los hábitos que Lusito Rey inculcó en el "Sol de México", desde trabajar 24/7 hasta ser agradecido con sus fans fueron algunas de las cosas que el español sembró en Luismi. La astucia y audacia del cantautor fueron la clave para que su hijo estuviera siempre en el lugar y momento correcto para despuntar como una estrella.


No todos somos perfectos y además de levantarse temprano y ser constante, Luisito Rey también le enseño otras cosas –no del todo buenas– a la expareja de Araceli Arámbula. Por ejemplo, a consumir drogas como una alternativa para recuperar energía y soportar las insanas jornadas laborales a las que Luis Miguel se acostumbró. Por supuesto, el tener una copa en la mano frente a su hijo mañana, tarde y noche no es algo que Luis Gallego hiciera de manera intencional y consciente (o tal vez sí y realmente le importaba un carajo); lamentablemente, el beber alcohol fue el mayor ejemplo a seguir con el que el famoso creció.


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 3


-

Un padre con iniciativa que todos quisiéramos para jamás perder una oportunidad de oro


El esposo de Marcela Basteri, madre de Luis Miguel, siempre tuvo un ojo clínico para identificar el potencial de quienes lo rodeaban y las oportunidades perfectas para ellos. Gracias a Luisito Rey, el ídolo de muchos mexicanos tocó las puertas correctas para grabar su primer disco, para debutar como actor de cine, para ser el rostro de una marca millonaria, para participar en duetos irrepetibles y para volverse un artista de talla internacional.


Así como Rey lo ayudó a trazar su camino profesional, también lo impulsó a forjar su vida personal. De hecho, Luis Miguel le debe a su propio padre el haber perdido la virginidad a una edad que tal vez no era la mejor, con una mujer que ni siquiera conocía, en una situación psicológica y físicamente inestable, y sin haberle preguntado antes si estaba de acuerdo o no con hacerlo; es decir, en contra de su voluntad... Pero de que se lo debe, se lo debe.


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 4


-

Un papá valiente que todos quisiéramos para que nos protegiera de cualquiera


Luisito Rey se peleó con una disquera completa y con incontables e importantes personas del gremio musical sólo por defender a su hijo para impedir que ellos abusaran de él, su trabajo y talento.


No obstante, el padre de Luismi tenía un carácter impulsivo, explosivo e irremediable que lo llevó a proteger a su hijo de su propia familia y todas las personas que lo querían. En pocas palabras, el artista se quedó completamente solo; Rey primero se encargó de destrozar la relación que tuvo con su primer amor –Mariana Yazbek–, después logró ponerlo en contra de las personas que lo apoyaban –por ejemplo su manager Hugo López–, luego lo apartó sigilosamente de sus hermanos y finalmente le arrebató (realmente no sabemos cómo, cuándo ni por qué) lo que hasta hoy sigue hiriendo de manera profunda al "Sol de México", a su madre, Marcela Basteri.


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 5


-

Un papá con aspiraciones que todos quisiéramos para alcanzar nuestros sueños


Salir adelante y cumplir sus metas fue algo que Luisito Rey tuvo claro desde que era un niño. Esa misma convicción fue la que le heredó a Luis Miguel y por ello es que el intérprete de "La incondicional" pudo alcanzar sus objetivos también. La fama, el dinero, el glamur, los reconocimientos y lujos de Luismi son el resultado de mucho trabajo, mismo que su padre siempre lo motivó –de buena o mala manera– a terminar.


Las aspiraciones de Rey pasaron de ser inspiradoras a tortuosas, pues –a pesar del daño causado al cantante y a toda su familia– él nunca se detuvo. La ambición y codicia lo convirtieron en un mitómano que manipuló, explotó y presionó al hijo que tuvo con Marcela de forma que todos sus sueños terminaron convirtiéndose en pesadillas.


razones por las que todos queremos un papa como luisito rey 6


Alcohol, drogas y fiesta es lo que un papá como Luisito Rey llamaría tiempo de calidad con su hijo, ¿quién no quisiera un padre así? Quien además de ser divertido es capaz de matar a quien él opina que obstaculiza el camino de su primogénito, es capaz de envenenarle la cabeza al mundo entero con tal de sacarle ventaja y provecho a todo y a todos, es capaz de traicionar y defraudar a quien confió plenamente en él –irónicamente– sin importar si se trata de ese hijo a quien "le ha dedicado todos sus esfuerzos".


Olympia Villagrán

Olympia Villagrán


Editora de Estilo de Vida y Diseño
  COMENTARIOS