Las fotografías de las memorias olvidadas
Fotografía

Las fotografías de las memorias olvidadas

Avatar of Casa Coyoacan

Por: Casa Coyoacan

11 de febrero, 2016

Fotografía Las fotografías de las memorias olvidadas
Avatar of Casa Coyoacan

Por: Casa Coyoacan

11 de febrero, 2016

Texto de Guillermina Saldaña Huesca

“Toda la humanidad es de un volumen”.

John Donne

Que tire la primera piedra quien no se ha apropiado de algo. La apropiación nace en las vanguardias del siglo XX; no obstante, en nuestra época sigue vigente, y con la tecnología cobra nuevos matices y también lo hace con el remix. Ambos movimientos artísticos permiten la convergencia de diversos materiales: desde imágenes, hasta conceptos. Esto otorga a la obra múltiples miradas y una exploración profunda a ésta. Comienza con el exterior hasta fundirse con el aura del concepto del artista.

Es por esta razón que la línea entre obra y creador está borrosa, ya que no vemos a la obra de arte como única e irrepetible, la re-significamos. “En un mundo que suma imágenes a un ritmo extraordinario, y donde cada imagen puede ser desechable, la apropiación les reconoce la capacidad por cobrar nuevos sentidos y enriquecerse con significados más amplios”, Alejandro Malo.

Un ejemplo de apropiación es, “La fuente” de Marcel Duchamp —creador del Ready made— se apropió del mingitorio y lo colocó en otro contexto, en un museo. Esa acción le otorgó otro discurso al objeto.

“La fuente” Marcel Duchamp

El apropiacionismo en la fotografía provoca el diálogo con la intervención y con el espectador. El contexto, las problemáticas de la sociedad y las inquietudes del fotógrafo, van a bordo. Ahora un ejemplo, de apropiación en la fotografía pertenece a la serie de Bruno Bresani: “Los hijos que nunca tuve”.

“Los hijos que nunca tuve" es la invisibilización de la preocupación de no ser padre, es la materialización de eso que no se habla, es el hecho que no se ve, es cuestionar la masculinidad a los 40”, Bruno Bresani.

las fotografías

“Yo me materializo en esos hombres perdidos de esas imágenes de las memorias olvidadas, de los álbumes familiares alterados. Soy ese que destruye la memoria familiar para construir la fantasía de lo no vivido”, Bruno Bresani.

las fotografías

La apropiación y el remix son una convergencia no sólo de imágenes y repeticiones, sino de discursos que replantean una nueva forma de dialogar con el pasado y construir a partir de éste, nuevos caminos en donde transite nuestro presente. No obstante, la ética del fotógrafo está en entre dicho en la obra apropiada.

De hecho, el artista mexicano, Rubén Ochoa mencionó en una charla sobre “Apropiación y remix” que tuvo lugar en Casa Coyoacán –cede sur de Fundación Pedro Meyer-, que el artista no sólo se apropia de la obra, sino del concepto, ya que es importante re-significar éste, para iniciar el diálogo con su entorno.

Platica “Apropiación y remix” en Casa Coyoacán. Foto por: Martín Gorostiola

Platica “Apropiación y remix” en Casa Coyoacán. Foto por: Martín Gorostiola

 

La apropiación y el remix seguirán siendo los consentidos de varios artistas, pues ambos movimientos artísticos se adecúan a la tecnología y permiten que su recorrido sea más atrayente.

Si estás interesado en el tema de “Apropiación y remix”, no te pierdas la nueva edición de Zone Zero.


Referencias: