Crímenes que la Iglesia comete todos los días y nunca serán castigados

Domingo, 13 de noviembre de 2016 13:23

|Hugo Viveros




Desde que el continente americano fue ocupado por los europeos, la religión, y en concreto la iglesia, ha promulgado salvar la moral de los pueblos hispanoamericanos; sin embargo, en su momento tales ideologías fueron un ataque directo a sus ideales y costumbres. En el caso mexicano, el imperio azteca fue dominado a través de dogmas que los mexicas no compartían, la conquista fue el efecto catastrófico de su identidad y las catedrales construidas encima de sus templos la confirmación de una supremacía que aún en nuestro días sigue afectando los actos en la sociedad.

crimedelaiglesia

Rebelarse ante tal acoso parece en el presente algo imposible e irrealizable. Más cuando los estudios de población indican que 8 de cada 10 mexicanos dicen ser católicos en un contexto donde surge el lema “quien no conoce su pasado, está condenado a repetirlo” y el símbolo de la Virgen de Guadalupe resplandece cada 12 de diciembre; el mismo que en épocas pasadas sustituyó a Tonantzin, diosa madre de los mexicas y de todo lo que existe en el mundo.

La culpa no la tienen las personas, se ha demostrado por generaciones que una de las cosas que más mueve al mexicano en situaciones adversas es la fe, no por nada miles de feligreses marchan cada diciembre hacia la Basílica de Guadalupe o aglutinan Semana Santa con representaciones de la pasión de Cristo. Ése no es el problema, las ideas que vienen atrás y que promulga la iglesia católica sí, pues se han empeñado en construir un discurso doble moralista que fija como objetivo mover a millones de mexicanos, manipularlos y dejar una semilla de conciencia falsa mientras sus altos mandos cometen crímenes a diestra y siniestra.


-

Pederastia 

Un problema que ha inundado las primeras planas de diarios, opiniones, memes e incluso salas de cine con la reciente película “Spotlight”. Los curas abusan sexualmente de los niños no sólo en México, sino en todo el mundo. No se trata de algo regional ni esporádico, la magnitud del asunto confiere a todos los padres que confían en dejar a sus hijos a solas con cualquiera que ahora se ha ganado fama de violador infantil. Lamentablemente, a costa de otros, todos los curas deben pagar; injusto para quienes siguen los estatutos religiosos al pie de la letra.

curaspederastas

Aún así, muchas veces no es la práctica nefasta y la maldad que esto conlleva, simplemente todo recae en el líder católico –el Papa–, quien en un afán por darse a mostrar como una personalidad fuerte y regia, promulga leyes o estatutos que condenan el abuso sexual. Sin embargo, existen miembros de la comisión del Vaticano contra la pederastia que despotrican sus iniciativas y no comparten su lucha. Como Peter Saunders dice: "él es parte del problema ... Y cada día escuchamos de casos de abusos por parte de curas. Es terrible".


-

"Sobornar a Dios"

"Sobornar a Dios", así remataba una de sus columnas el periodista Ricardo Alemán para El Universal en febrero. Justo cuando el Papa Francisco visitaba la capital mexicana, en el título no sólo aparecía esa retórica, sino otras dos palabras clave: Iglesia y narcotráfico. La sociedad mexicana vivía un ambiente de gloria, pues el máximo líder de la Iglesia se presentaba y las personas lo recibían con risas, ilusión, plegarias y miles de bendiciones que al unísono clamaban fe y esperanza ante los problemas de México, entre ellos el crimen organizado.

El Papa se reunía con los obispos y anunciaba que no se dejaran "corromper por el materialismo trivial ni por las ilusiones seductoras de los acuerdos debajo de la mesa. No tengan miedo a la transparencia. La Iglesia no necesita de la oscuridad para trabajar". Sin embargo, las palabras en este país no sanan las heridas de miles de personas que, ante sus ojos, han visto cómo obispos, sacerdotes y curas reciben limosnas por parte del narco con el afán de mantener uno de los tesoros más preciados de la humanidad: el silencio. 


crimenesdeiglesia


Es un secreto a voces que la Iglesia acepte sobornos por parte del crimen y pocos han sido quienes lo han admitido. Uno de ellos fue el obispo Ramón Godínez, quien aseguró que la Iglesia no tiene la obligación de investigar el origen de los recursos que recibe, "el dinero se puede purificar cuando la persona tiene una buena intención ... no porque el origen del dinero sea malo hay que quemarlo; hay que transformarlo". Habrá que analizar si el dinero puede cambiar de moral cuando éste carga el peso de miles de asesinatos, desapariciones e incontables toneladas de estupefacientes. 


-

Control político

Es una realidad que desde hace mucho tiempo la Iglesia no puede interferir en las decisiones políticas del país, pues el Estado laico es uno de los pilares que las leyes de reforma le dieron a México, pero, así como en esa época existían grupos ultraconservadores, en el presente ciertos colectivos siguen manifestando su descontento y poderío ante iniciativas como el matrimonio entre personas del mismo sexo o la adopción en familias homoparentales. 

De hecho, a mediados de este año, la arquidiócesis católica tildó de "irresponsable y "profundamente inmoral" el plan de reformar el Código Civil Federal para que se reconozca al matrimonio gay y su derecho a la adopción. De acuerdo al semanario "Desde la fe", la promulgación de esta ley es injusta para los niños, pues los convierte en "víctimas inocentes". 

gaymarchaiglesia

El debate y la postura eclesiástica se hizo presente en muchos grupos de acción política y a raíz de la llamada marcha por la familia, colectivos extremos como "El yunque" se han colgado de miles de personas que apoyan las ideas de la Iglesia. Hay que recordar que este grupo ha tenido injerencia en España y otras partes del mundo, además, muchos de sus miembros pertenecen al Partido Acción Nacional (PAN), por lo cual no se descarta la posibilidad de que las movilizaciones y el constante acoso a la comunidad LGBTTTI sea sólo un trampolín para aquellos líderes que se postularán en las elecciones del 2018. 

-


Los crímenes que comete la Iglesia van más allá de las leyes porque implican una carga moral en los mexicanos. Aún existen creencias muy arraigadas y los sectores en la población son fieles a los estatutos y normas eclesiásticas. La responsabilidad ética tal vez nunca se logre desprender y tampoco está mal ser religioso, lo único seguro aquí es que la Iglesia promueve un discurso doble moralista donde el control de las ideas predomina y es de alta influencia para las opiniones y acciones de todos los mexicanos. 


***

Fuentes: BBC, El Universal, La Jornada, Proceso.






REFERENCIAS:
Hugo Viveros

Hugo Viveros


  COMENTARIOS