PUBLICIDAD

HISTORIA

La razón por la que los gobernantes prehispánicos se quitaban la vida

Existían distintos rituales y concepciones en torno a este hecho sagrado.

Antes de la llegada de los españoles, los pobladores de México tenían una tradición y una cosmogonía completamente diferentes a las que se practicaban en occidente, los aztecas vinculaban fuertemente el cuerpo, la sangre y su sacrificio con la divinidad.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Los sacrificios

Existen muchos estudios en torno al sacrificio prehispánico, pero aún no se comprende del todo. Se sabe que los prehispánicos contemplaban la vida como un ciclo compuesto con la fertilidad y la muerte, sin principio ni fin y la sangre era un elemento sacro de este ciclo. Pero existía una diferencia brutal entre los métodos de obtener esta sangre como sacrificio, ya sea como sacrificio de esclavos, de enemigos, de niños, de ancianos o incluso, como suicidio.

Foto: Wikimedia Commons

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En general, la sangre como sacrificio era un tributo que pretendía calmar y nutrir a la naturaleza, para invocar la fertilidad, un intercambio de vida para generar más vida, dar para recibir. Por lo tanto el suicidio, en algunos casos, era parte de un ritual de sacrificio que llamada a la prosperidad de la naturaleza.

Los suicidios

Según los Estudios de cultura náhuatl del investigador de la lengua en la UNAM, el doctor Patrick Johansson, el suicidio tenía diferentes significados en la cultura náhuatl, por ejemplo: nonemictiloca, ‘mi muerte voluntaria’; momictia, ‘matarse a sí mismo’; mopoloa, ‘destruirse’, ‘borrarse’ o ‘perderse’; nemihmictiliztli, ‘matarse mutuamente’, una especie de suicidio colectivo; motlahuelpoloa, ‘matarse por desesperación’, de mala manera y moxochimictia, que significa ‘matarse a sí mismo de manera florida’, un suicidio auto sacrificial y solemne en guerra. Es evidente que esta acción era vista con un alto grado de sacralidad, con un origen ancestral.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Wikimedia Commons

El suicidio y los tlatoanis

Las leyes espirituales dictaban que cuando los tlatoanis, dirigentes políticos aztecas, alcanzaban los 52 años, debían sacrificarse con plena aceptación para abrir espacio al gobierno de su dios Quetzalcoatl. En este nivel, el suicidio también era una forma de imitar a los dioses, para engendrar al Sol y a la Luna, pero también al Ollin, el movimiento perpetuo del cosmos.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

Foto: Perso RolJohansson escribe en El suicidio auto sacrificial de los dioses en Teotihuacán: un modelo ejemplar, algunos de los dioses teotihuacanos que se arrojaron al fuego para «efectuar su transformación en soles», o el suicidio del mismo Quetzalcoatl, antiguo rey de Tula, quien «después de haber tomado conciencia de la finitud de su existencia, decidió prenderse fuego».

El sacrificio y el autosacrificio en México prehispánico fueron algunas de las prácticas más simbólicas que remiten a la dualidad omnipresente de la cosmogonía azteca, la metáfora sobre el renacimiento a partir de la muerte y viceversa, muy lejana a la visión euro occidental en la cual se concibe la vida de manera lineal y el suicidio es una ofensa hacia el creador.

PUBLICIDAD - SIGUE LEYENDO ABAJO

En portada: Wikimedia Commons

Te podría interesar: 

9 dioses de la mitología maya que debes conocer
El siniestro inframundo maya a donde los muertos viajaban
Camazotz: el dios maya que inspiró la creación de Batman

Podría interesarte
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD