El hombre que murió, conoció a Jesucristo y resucitó al tercer día

Jueves, 8 de febrero de 2018 12:03

|Rodrigo Ayala Cárdenas
george rodonaia

George Rodonaia es uno de los hombres que han vuelto de la muerte para compartir su fascinante experiencia con el resto del mundo.


Era una eminencia en el campo de la neurología y sus ideales liberales se contraponían al rígido estado comunista de su natal Rusia. Como hombre de ciencia y amplio raciocinio, el doctor George Rodonaia jamás hubiera esperado que su destino desafiaría precisamente a la razón, una guía que siempre le ayudó a lo largo de su trayectoria.

 

En 1976, en pleno apogeo de su carrera, Rodonaia fue arrollado aparatosamente por un automóvil. Sus allegados no tardaron en sospechar que había sido un acto de venganza de la KGB debido a su deslealtad al estado ruso y sus ideales liberales. Esta policía secreta de la Unión Soviética solía deshacerse de sus enemigos a través de atropellamientos. Su cadáver fue transportado a la morgue para ser conservado en uno de los refrigeradores especiales en espera de la autopsia.


george rodonaia 1

 

Tres días después, los forenses sacaron el cuerpo del doctor, pues había llegado la hora de hacer un informe sobre su muerte. Lo colocaron sobre una camilla especial y en el momento que la punta del bisturí rozó el abdomen de Rodonaia para practicar una incisión, éste comenzó a parpadear levemente, abrió los ojos y, lleno de consternación, dio señales de haber resucitado milagrosamente. Al inicio los médicos sintieron miedo, pero reaccionaron pronto para practicarle los primeros auxilios.


Nueve meses más tarde, tras diversas terapias y revisiones minuciosas, no se sabía cómo se había producido el milagro, Rodonaia salió del hospital y comenzó a hacer su vida de manera normal. Recuperó la movilidad, el habla y la agilidad mental de antes. Científicos, periodistas y todo tipo de curiosos se mostraron interesados en la historia de este hombre que había regresado de la muerte.


george rodonaia 2

 

Rodoania mismo se mostraba consternado ante lo ocurrido. Como hombre de ciencia siempre había tenido la certeza de que la conciencia y el cerebro eran dos cosas unidas de manera irresoluble. Una no podía ser sin la presencia de la otra. Su EMC (Experiencia Cercana a la Muerte) lo obligaba a replantear sus creencias, ya que en los tres días que estuvo “muerto” experimentó visiones y viajes en el espacio-tiempo que le habían dejado valiosas lecciones.

 

Según su experiencia relatada a diversos investigadores, lo primero que experimentó fue una oscuridad absoluta que lo rodeaba por todos lados, provocando en su ser un miedo enorme. «Estaba horrorizado. No estaba preparado para esto en absoluto. Estaba traumatizado al ver que yo aún existía, pero no sabía donde estaba. El pensamiento que se repetía en mi mente era: ¿cómo puedo existir si ya no estoy? Eso es lo que me preocupaba».


george rodonaia 3

 

Paulatinamente sus ser comenzó a tranquilizarse cuando se percató de que tan sólo se hallaba en otro estado de vida y conciencia, uno más puro que la vida material. «Todo en esta experiencia se fusionó, así que es difícil para mí hacer una secuencia de los acontecimientos. El tiempo como lo he conocido se detuvo. Pasado, presente y futuro de alguna manera se fundieron en uno para mí, en la unidad intemporal de la vida».

 

Su mente estuvo en lugares distantes en el tiempo como el Imperio Romano, la remota Babilonia e incluso en las mentes mismas de Jesucristo y sus discípulos. A través de su conciencia probó los mismos alimentos y bebidas que ellos, además de escuchar sus conversaciones y experimentar sus sensaciones mientras oraban o predicaban.


george rodonaia 4

 

Con tan sólo pensar en un lugar, George Rodonaia podía estar de inmediato en él, como si a través de su mente pudiera desplazarse en cuestión de segundos hasta allí. Afirmaba que los demás no se percataban de su presencia pero que los niños sí podían hacerlo, como si su mente estuviera mucho más abierta o fuera más receptiva a ciertos fenómenos calificados como extraños o sobrenaturales. Igualmente los objetos sólidos no eran una barrera para él, ya que podía pasar a través de ellos sin problema alguno. Enfocando su atención en los otros, su mente podía leer sus pensamientos. 


george rodonaia 5

 

«Me di cuenta de que la realidad está en todos sitios. Que no es simplemente la vida terrenal sino la vida infinita. Todo no sólo está interconectado, sino que es también sólo uno. Así que sentí una plenitud con la luz, una sensación de que todo está en orden conmigo y el Universo», afirmó Rodonaia emocionado.

 

Tras su experiencia, en 1989 se mudó a los Estados Unidos y estudió psicología de la religión y teología. Asimismo dirigió un discurso a las Naciones Unidas titulado “La Espiritualidad Global Emergente”, donde compartió su vivencia de ECM con los asistentes. Rodonaia había cambiado sustancialmente en su parte espiritual tras este acercamiento a los misterios de la muerte.



«Poco a poco fui recuperando mi salud. Pero nunca sería el mismo, porque lo único que quería hacer el resto de mi vida era estudiar la sabiduría. Este nuevo interés me llevó a asistir a la Universidad de Georgia, donde hice mi segundo doctorado sobre Psicología de la Religión. Entonces me hice sacerdote de la Iglesia Ortodoxa».

 

George Rodonaia era un estudioso del funcionamiento de la mente. Tras su experiencia dejó a un lado sus rígidas convicciones para abrir su fe hacia la creencia de una energía superior y quedó convencido de que la conciencia puede funcionar de manera independiente del cerebro. ¿Qué vio en realidad este hombre? Rodonaia no tenía motivo alguno para inventar una historia que le hiciera ganar notoriedad, puesto que no la quería ni la necesitaba.


george rodonaia 6


Epílogo

 

El caso de George Rodonaia es sólo una ventana que nos permite asomarnos a ese otro lado acerca del cual lo ignoramos todo. La liberación de conciencia sufrida por este hombre originario de Rusia no es el único caso registrado por la historia, pero tal vez sí el más cercano a la realidad debido a que fue contado por un hombre de amplio rigor científico. Además falta agregar un dato más a esta historia: Rodonaia afirmó que durante su viaje de conciencia visitó la casa de unos vecinos y pudo percatarse de que su bebé sufría un inmenso dolor en uno de sus brazos que lo hacía llorar descontroladamente y mantenía preocupados a sus padres. Cuando Rodonaia despertó, una de las primeras cosas que hizo fue solicitar a los padres del bebé que llevaran a éste con un médico. Al momento de evaluarlo, su pediatra se percató que el niño tenía una fractura en el brazo debido a una negligencia médica al momento del parto.


Bibliografía: Weisher, David D. Mysteries of Consciousness: In Defense of the Mysteries. X Libris Corporation. 2005


-


Si esta historia te gustó, también te puede interesar:


5 teorías filosóficas que intentan explicar la vida después de la muerte


El misterio de la muerte: ¿Por qué el corazón de algunos cadáveres sigue latiendo?

Rodrigo Ayala Cárdenas

Rodrigo Ayala Cárdenas


Articulista
  COMENTARIOS