Obdulio Varela: el hombre irreverente y odioso que se convirtió en el mejor jugador de futbol de la Historia

Miércoles, 6 de junio de 2018 14:05

|Ignacio Bustos
la historia del futbolista obdulio varela

En las puertas del mundial de Rusia 2018, recordamos a Obdulio Varela, líder de aquel histórico equipo de Uruguay del “Maracanazo” de 1950. Dueño de una personalidad muy particular.

Texto escrito por Ignacio Bustos


Obdulio Varela no tuvo la habilidad de un genio, pero le sobró fuego sagrado. Dueño de un liderazgo que le abundaba firmeza en las difíciles, pensaba cada movimiento con cuidado y con perseverancia. Cuando Brasil anotó el primer gol en la final del mundial de 1950, Uruguay estaba por completo desorientado, Obdulio agarró la pelota y fue hacia la mitad de la cancha para enfriar el partido. Las 200 mil personas en ese minuto pasaron de la euforia al silencio. Cuando llegó a la mitad de cancha pidió un traductor, y ahí se hizo otro minuto mientras la protesta enfriaba el partido.


El equipo uruguayo entendió a la perfección la estrategia de su capital, ejecutada con la frialdad de un ajedrecista. Antes del partido, Obdulio les recomendó que no miraran al público con una frase legendaria: "Los de afuera son de palo". Tras el 1-0 de Brasil, Uruguay salió al ataque como tiburones, percibió el miedo brasileño como la sangre. El empate de Shiaffino no se hizo esperar; silencio el Maracana. Fue Giggia con un derechazo que pasó por debajo del cuerpo de Barbosa —tratado como un criminal tras esa acción—, quien firmó la página más gloriosa de la historia del fútbol.


la historia del futbolista obdulio varela 1


El mismo día de la hazaña épica Varela se fue a tomar unas copas con el masajista del equipo; no soportaba el nivel de hipocresía de los dirigentes. Brasil había preparado carnaval para festejar el primer campeonato del mundo, vivía su "Tragedia Griega". El diario O Globo se había animado a titular antes del partido: "Brasil Campeao del Mundo 1950". Cuando los tristes derrotados lo reconocieron, como buenos perdedores lo felicitaron y llevaron a dar vueltas por los bares de Río de Janeiro. Se sintió culpable de generar esa infinita tristeza; Brasil, luego de esa trágica derrota, estuvo dos años sin jugar, y hasta dejó de usar la indumentaria blanca. Gracias a un sorteo del diario O globo, nació la camiseta que ganaría los cinco mundiales: La clásica "verdeamarella".


Tal era su bronca con los dirigentes —se repartieron medallas de oro y a los jugadores le dieron de plata—, que al día siguiente bajó a un importante dirigente del avión al grito: "Si este no baja, no viajo", y la persona no tuvo otra opción más que bajarse. Siempre mantuvo un enfrentamiento abierto con la dirigencia del fútbol uruguayo, a la que culpó de todos los males del fútbol "charrua".


El triunfo histórico fue utilizado por dirigentes y políticos, a pesar de que antes del partido le habían dicho que estaban conformes con que perdieran por cuatro goles. Obdulio Varela escapó a toda parafernalia del exitismo muchas veces durante el resto de su vida. En 1994 fue reconocido por la FIFA: a su mujer y a sus amigos les costó mucho convencerlo de viajar a Estados Unidos, y cuando subió al estrado el presidente de la Federación Uruguaya a saludarlo, se quiso morir, apenas le dio un incómodo y frío abrazo de cortesía.


la historia del futbolista obdulio varela 2


En el mundial del 50 Obdulio Varela convirtió un gol fundamental en una oportunidad, gracias a ese gol sobre la hora en España, Uruguay llegó con ventaja al último partido. Ese mundial se jugó con un particular formato de "Rueda final" entre Brasil, Uruguay, España y Suecia. Varela también jugó el mundial de Suiza 54, en el que marcó un gol decisivo ante Inglaterra por los cuartos de final. Se fue lesionado: se perdió la semifinal ante la Hungría de Puskás. Se retiró invicto de los mundiales.


Obdulio Jacinto Varela nació el 20 de septiembre de 1917 en Montevideo. De origen humilde, tuvo que salir a trabajar desde muy joven; él siempre decía que la calle le enseñó todo: el respeto, la mentira y, sobre todo, sus valores. Fue la cabeza de una histórica huelga en 1948, que lo llevó a conseguir mejoras para los jugadores. Todo el tiempo estuvo enfrentado a la prensa, al punto de no salir en la foto grupal del equipo Peñarol; fue el único que no se puso publicidad en su camiseta. Jugó en tres equipos: Deportivo Juventud —debutó a los 19 años—, Wanders y Peñarol, en el que jugó hasta su retiro en 1955.


la historia del futbolista obdulio varela 3


Los últimos años los vivió ajeno al mundo del fútbol. Estaba cansado de la magnitud del “Maracanazo”. Huía de todo homenaje. Aunque no quiso negarse a uno de los homenajes más lindos en vida: la creación de "Obdulio Varela Fútbol Club" fundado en 1987, que hoy milita en las divisiones de ascenso del fútbol uruguayo. Se fue un 2 de agosto de 1996, su querido Montevideo salió a las calles a despedir el cortejo de su gran líder. Hace 100 años nacía el querido Negro Jefe.



**


Descubre la historia que hay detrás de uno de los países más pobres que patrocina a uno de los equipos más millonarios de futbol.



REFERENCIAS:
Ignacio Bustos

Ignacio Bustos


Colaborador
  COMENTARIOS