Historia

La enigmática adivina que enamoró a Porfirio Díaz

Historia La enigmática adivina que enamoró a Porfirio Díaz


Cualquiera podría creer, erróneamente, que la persona detrás de la implementación de la ley del talión a ladrones y bandidos decimonónicos mexicanos, no tendría sentimientos; pero la verdad es que Don Porfirio entregó su corazón perdidamente a una mujer del Istmo de Tehuantepec, Oaxaca, antes de volverse presidente por más de 30 años.

juana cata juntos

Su nombre: Juana Catalino Romero, mejor conocida como  Juana Cata,  aristócrata oaxaqueña de origen zapoteco, que conoció a Porfirio Díaz a los 22 años.

Ese primer encuentro lo retrató la telenovela histórica ‘El Vuelo del Águila’ transmitida entre el 94 y el 95 por señal abierta. Debo admitir que la primera vez que escuché hablar del caudillo que llegó presidente en 1876, fue en esta telenovela y años después en mi clase de Historia de México en la primaria.

“Tenga cuidado, señor. Dicen que esa mujer hace hechizos, que platica en el monte con los nahuales, que se trata con el meritito Diablo […] Dicen que esa mujer embruja a los hombres”, le dice el cabo Remigio Toledo al comandante Porfirio y él mira de una manera un tanto provocativa a Juana Cata, interpretada por Salma Hayek.

La idea de que esta mujer era adivina-chamana, se originó después del comentario que Charles Brasseur hizo de ella tras su viaje a México: “Algunos la consideraban loca; pero la mayor parte, sobre todo entre las clases bajas, la temían teniéndola por bruja y en comunicación con los naguales o espíritus del monte Ruyadeja. Además del conocimiento profundo de las hierbas medicinales y de sus combinaciones, se le atribuía un sinnúmero de conocimientos de los que hacía uso, y hasta la destreza en el billar era considerada como parte de su magia”.

En una época en la que las mujeres estaban destinadas a casarse, educar una familia y ser parte de la dote en los casamientos de los pueblos, Juana Cata destacaba en su comunidad por su sobrada independencia. Si bien aprendió a leer y escribir a una edad mayor, desde muy corta edad sabía usar armas, jugar a los naipes, el cubilete y el billar.

juana cata pulqueria

Después de su corta pero intensa relación con Don Porfirio, Juana Cata se dedicó a servir a su comunidad: fundó una escuela para varones y una para mujeres, ayudó a que médicos de la capital del país viajaran a Oaxaca para apoyar en los hospitales, mandó a construir el muro que bordea el panteón; además, fue una gran comerciante, tuvo una finca con mucho éxito internacional. Nunca se casó ni tuvo hijos.

juana cata imagenes

Este artículo, originalmente, se iba a llamar “Orden y progreso en el corazón de Don Porfirio”, pero era demasiado cursi para el amor desbordante y caótico que el caudillo tuvo por Juana Cata. Tanto que dicen que Don Porfirio, cuando llego al poder, mandó construir vías ferroviarias afuera dela casa de Juana Cata, para recordarle que su amor eran tan vehemente como aquellas máquinas de vapor que al pasar hacían vibrar los cimientos de la casa, la mampostería, las ventanas, y finalmente, su corazón.
-

juana cata ferrocarril

A pesar de esto, Díaz nunca mencionó a la mujer que le robó el corazón en sus memorias ni en su correspondencia ni en ningún texto biográfico. Algo que nunca fue registrado y fue causa de esa ruptura hace pensar que en el amor como en la justicia: ojo por ojo, diente por diente.

juana cata cartas

***

Las figuras históricas son más que el legado detrás de sus estampitas monográficas de contorno azul; el rescate de la figura de Don Porfirio es un claro ejemplo. Lee este artículo para conocer más: 'El legado de Porfirio Díaz, un héroe que creímos villano'. ¿Sabías que una parte importante de la Ciudad de México fue construida en el período presidencial de Díaz?; descubre 'Lugares que debes visitar en la Roma para sentir que estás en otra época'.

***

Fuentes:

The Mexican Times

La Jornada

***


Referencias: