Hija de perra, la transformista que escandalizó a toda una sociedad conservadora

Viernes, 23 de diciembre de 2016 5:00

|Rafael Vargas

Nacido en los barrios bajos de Santiago como Víctor Hugo Perez Peñalosa, la Hija de Perra conocería de primera mano la exclusión social; lugares de la capital chilena donde se experimenta el hacinamiento humano, la delincuencia y la pobreza, donde las calles son sucias y las personas no tan felices como lo dice la propaganda neoliberal de la nación más larga y angosta del mundo. Ignorada y casi ninguneada tanto por la prensa como por la escena artística de su país, esta transformista no sólo fue cantante, también se desempeñó como actriz, modelo, diseñadora de moda y artista escénica.

ija-de-perra-chile

En sus shows se hablaba y criticaba la hipocresía y el machismo de la sociedad chilena, y se visualizaba lo más repulsivo del sexo con exhibiciones de deshechos y fluidos, también con un humor grotesco, así como los temas más tabú; sin embargo, también fue una activista social preocupada por problemáticas de violencia, sexualidad y de la libertad de elección (aborto, identidad, género).

hija-de-perra

transformista

Icono de la diversidad sexual, interpretó películas de culto en el underground sudamericano como "Empaná de pino", una cinta de terror sexual bizarro; también estelarizó su propio documental "Perdida Hija de Perra", pero lo que la llevó a ser medianamente conocida fue su canción Reggaeton Venereo, la cual buscaba, a través de una broma, crear consciencia sobre las enfermedades de transmisión sexual que afectan a millones de personas alrededor del mundo.

Hace dos años La Hija de Perra, ese símbolo de la comunidad diversa, se encontraba muy enferma, por una encefalitis bacteriana provocada por una infección pulmonar. Y finalmente Wally, como se le conocía de cariño, murió el 25 de agosto de 2014, no sin antes dejar un importante legado de sus obras, look y comportamiento, el cual sigue escandalizando al conservadurismo de su natal Chile.

hija-de-perra-cantante

Gracias a esta sucia, censurada, diversa y rebelde artista, quien luchó tanto por un arte como por una sociedad más inclusiva, las miradas se dirigieron hacia un estrato social y hacia una temática importante para todos: la educación sexual. A pesar de que algunas personas viven poco tiempo, logran crear consciencia en aquellos que las rodean, haciéndonos ver la vida de manera distinta, más cercana a la realidad. El legado de La hija de perra es visible y auténtico, y nos muestra que el medio para la transformación somos nosotros, nuestra voz y nuestras acciones. 



**
En todo el mundo, y a través del tiempo, las personas con preferencias sexuales distintas a las hetero han sido tachadas, segregadas e incluso, violentadas; te compartimos El exilio de la homosexualidad en el Porfiriato para comprender que la sociedad no a¡ha cambiado tanto como parece. 

 

REFERENCIAS:
Rafael Vargas

Rafael Vargas


  COMENTARIOS